MIÉRCOLES 20/11/2019
Varadero, más allá de las playas 

Varadero, más allá de las playas 

Además de balnearios de ensueño y hoteles de lujo, la perla cubana ofrece en sus alrededores sitios de enorme riqueza natural como las cuevas de Bellamar, los cayos y los sitios de buceo.

En el mundo del turismo existen destinos que parecen inmunes al paso del tiempo; los viajeros siguen llegando por decenas de miles, todos los años. Varadero, la meca cubana del turismo, es uno de ellos. No sólo el 40% de los visitantes que llegan a la isla pasan por sus playas, sino que además, sus casi 20.000 habitaciones de hotel se van renovando para brindar cada vez mejores servicios. 

Hace casi 70 años que la península de Hicacos y la Bahía de Cárdenas, ubicadas a 140 kilómetros de La Habana, en la costa noreste de la isla, se convirtieron en un punto de referencia, pero no fue hasta mediados de los '90 que concentró tan fuertemente la inversión hotelera. De hecho hay cadenas hoteleras que llegan a tener cinco o seis establecimientos diferentes de entre cuatro y cinco estrellas.

Como ocurre con otros destinos tan afamados, quien aún no lo conoce puede pensar que sólo encontrará multitudes o playas difíciles de disfrutar. La experiencia marca lo contrario. A las costas perfectas y las aguas cristalinas hay que sumarle atractivos naturales como las cuevas y escarpes, un rosario de cayos vírgenes y de fácil acceso, y las riquezas de un paisaje natural que se conserva en la porción más oriental del territorio. Además, no se puede soslayar el patrimonio cultural, histórico y ambiental de ciudades como Matanzas y Cárdenas, o sitios como la Península de Zapata y el balneario de San Miguel de los Baños.

Parte de estas riquezas se pueden descubrir en el Parque Josone, un área natural de más de 460 hectáreas de bosque en donde las cuevas con arte rupestre y la gran variedad de plantas y animales convocan por su belleza. Por otra parte, a 50 kilómetros de Varadero, las cuevas de Bellamar conforman un espectáculo impresionante: estalactitas y estalagmitas de más de 50.000 años, que crecen a razón de dos centímetros por siglo forman un laberinto de más de tres kilómetros de longitud que desciende 48 metros hasta el nivel de las napas de agua. Si los números abruman, pasearse por ese mundo fantasmagórico y milenario no puede describirse. 

Más cerca de Varadero, a 20 kilómetros, las cuevas de Saturno también esconden secretos, en este caso un pequeño lago de azul intenso, en el que se puede practicar snorkel. 

Por supuesto, en este mar de hoteles, hay también atractivos mucho más terrenales. Como el Campo de Golf Las Américas, que ofrece 64 hectáreas de un recorrido diverso, con vistas de la costa y el glamour del Casa Club. O sitios menos exclusivos, pero con el sabor de lo típico, como la Finca Fiesta Campesina, donde se puede probar la gastronomía local y conocer los secretos de la vida rural en estas tierras. Finalmente, también hay adrenalina disponible si uno está dispuesto a detenerse en el Km. 139 de Vía Blanca para visitar el Centro de Paracaidismo y ver desde Bahamas hasta Florida desde 3000 metros de altura, mientras se vuela con total libertad hacia las aguas de Cuba junto al instructor de salto.

 

Servicios de lujo

Los 22 kilómetros de la península que puebla Varadero están salpicados de hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas. Por eso, encontrar aquí el lugar que uno soñó no debería ser un trabajo difícil. De la cadena Sol Meliá hay varios Meliá, y otros de las arcas Sol, Paradisus y Tryp.

Están los Barceló y los Sandals. El menú es amplio. El Meliá Varadero, por ejemplo, está situado en primera línea de la playa, junto al nuevo Centro Comercial y de Convenciones de Varadero.

Muy cerca, el hotel Gran Caribe Internacional se destaca por la elegancia arquitectónica que aún mantiene el espíritu de los '50, década en que se inauguró. Sus seis niveles contienen a 162 habitaciones, además de bellísimos jardines y restaurantes de alto nivel como el Universal o el cabaret Continental, que remite al pasado de la isla.

Otro punto alto de la oferta local es el Sandals Royal Hicacos Resort & Spa, ubicado en el Km. 15 de la carretera Las Borlas. Justamente este último es el nombre del más recomendado de sus restaurantes, que se especializa en mariscos y pescados. 

Finalmente, el Barceló Solymar, se presenta como el lugar pensado para la familia. Asentado en el Km. 3 de la Carretera de Las Américas, cuenta con 120 bungalows y un gran parque infantil. 

Por supuesto, no importa cuál sea la opción elegida, en todos los casos hay algo seguro: las playas son inmejorables. 

Datos útiles

La manera más racional de contratar servicios en Varadero es a través de paquetes, lo que no significa que uno deberá estar atado a la rutina de un grupo. Simplemente, los precios del combo aéreo-alojamiento en esta modalidad son imbatibles. Luego, cada viajero podrá organizar actividades extra para mantener su independencia. 

 

Un paquete clásico de una semana con vuelos Buenos Aires-Varadero y con alojamiento en hoteles de categoría cinco estrellas se consigue desde $ 38.000.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping