Tras el Mundial de Rusia, Moscú sale a la conquista del turismo argentino

Tras el Mundial de Rusia, Moscú sale a la conquista del turismo argentino

En 2018, 41 mil argentinos viajaron al campeonato de fútbol. Una delegación moscovita de hoteleros y operadores turísticos visitó Buenos Aires para reavivar el interés en el destino

El último Mundial de Fútbol resultó un récord para Rusia en términos turísticos: 4,5 millones de turistas visitaron la ciudad de Moscú durante la Copa del Mundo y 23,5 millones de personas lo hicieron durante todo el 2018.

Pero lejos de achicarse, para 2019 esperan recibir más turistas: por eso, aprovechando el gran interés que vieron por parte de argentinos el año pasado, una comitiva de empresarios privados -la mayoría de hoteles y operadores turísticos- viajó a la Argentina para promocionar el atractivo de su ciudad bajo la premisa 'Moscú nunca duerme'.

“El año pasado se vieron a muchos turistas de a Argentina y de Sudamérica en Moscú, en gran parte por el interés que tienen en el fútbol”, resaltó Ksenya Boykova, representante del Comité de Turismo de Moscú, en diálogo con Clase Ejecutiva durante un desayuno de trabajo organizado en Buenos Aires. 

La Plaza Roja, uno de sus principales atractivos

Ente los países latinoamericanos, resaltaron que México, Argentina y Brasil lideraron el número de llegadas a Moscú en 2018; mientras que a nivel global lo hicieron China, Alemania, Francia y Estados Unidos. 

A pesar del costo y la distancia que implica llegar al país báltico, el año pasado unos 41.000 argentinos viajaron a Moscú, y esta es una de las razones por las cuales se decidió enviar una delegación de expertos a promocionar el destino en nuestro país.

“Queremos romper el estereotipo de que Moscú es algo muy lejano y caro. No es tan lejos en comparación con el resto de los destinos europeos y es relativamente barato teniendo en cuenta todos los puntos de interés que ofrece”, afirma Ksenya.

La comitiva que viajó a Buenos Aires

En concreto unas 18,5 horas separan a Buenos Aires de la capital rusa, una de las 10 ciudades más pobladas del mundo -con más de 12,5 millones de habitantes- y el centro de negocios más importante del país gobernado por Vladimir Putin.

"Notamos que los argentinos que viajan a Moscú lo hacen con toda la familia, y no es que hacen una visita breve, sino que vienen para ver y probar todo”, explica, y agrega que por la gran distancia que supone los argentinos se quedan allí entre 5 y 7 noches.

“Los turistas sudamericanos son curiosos y se muestran dispuestos a compartir y explorar. Se crea una situación de comunicación muy buena con los moscovitas. No vienen con una lista de cosas para ver, sino que quieren indagar y llegar hasta el fondo de la cultura rusa”, destaca Boykova.

Los espacios verdes en Moscú ocupan la mitad de la ciudad

Y si bien reconocen que los números del año pasado tienen mucho que ver con el Mundial, explican que sirven de base para construir los nuevos objetivos para este año y el próximo.

¿Cuándo conviene viajar?

Consultada al respecto, Boykova asegura que la temporada de invierno puede resultar más atractiva para los argentinos, “a pesar de que piensen que hace mucho frío”, porque se celebra el festival 'Viaje en la Navidad' y porque los precios son un poco más bajos que en el verano.

Las temporadas de Moscú son eventos que se celebran en cada estación del año y que movilizan a millones de turistas que llegan para celebrar festividades y eventos culturales. Mientras en el invierno se festeja el 'Viaje a la Navidad', durante el verano se vive la 'Mermelada Floral'.

"Buenos Aires es como Moscú, pero con nieve", bromeó uno de los empresarios, alentando la llegada de más argentinos a la ciudad durante esa época del año.