La otra cara de Puerto Vallarta

La otra cara de Puerto Vallarta

En el estado de Jalisco se encuentra uno de los destinos más visitados de México. Ahora un nuevo hotel de diseño invita a conocerlo de otra manera.

Bañado por las aguas del Pacífico, el barrio Colonia Amapas es uno de los más modernos y sofisticados de Puerto Vallarta. En esta zona de la ciudad, uno de los destinos más turísticos de México, las construcciones lujosas e impolutas respetan la geografía del lugar creando una escenografía perfecta que desencadena en sus extensas playas de arena blanca. Colonia Amapas es la zona "romántica" de esta urbe, donde conviven los típicos restaurantes locales con cafeterías elegantes y tiendas de vanguardia. Justo allí, en el corazón de este lugar privilegiado, se levanta un nuevo alojamiento de diseño que invita a disfrutar Puerto Vallarta de otra manera: el Hotel Amapa

Con vistas hacia el océano y las montañas de la Sierra Madre, este hotel se distingue por su estilo minimalista, moderno y cien por ciento mexicano. Es el primer alojamiento de su tipo en el casco antiguo de la ciudad, ya que en él convergen la cultura tradicional mexicana con una visión contemporánea de la hospitalidad, el servicio y el diseño. Cada habitación es un oasis relajante en tonos neutros que, a través de grandes aberturas y balcones privados, acentúa las vistas del mar y los colores de los paisajes circundantes, principales protagonistas del hotel. 

Además, todos los cuartos son diferentes, ya que están decorados con objetos artesanales elegidos especialmente para habitar un espacio del hotel: lámparas de barro del diseñador oaxaqueño David Pompa, muebles de rattan, tejidos artesanales de la artista textil Mariella Motilla y hamacas artesanales de la península de Yucatán. Cada pieza es clave para la creación de un ambiente en el que la identidad mexicana y la historia de Puerto Vallarta se fusionan con la vanguardia y el lujo. El diseño del hotel estuvo a cargo de Antoine Ratigan, el hombre detrás del prestigioso estudio mexicano Circle Minds, quien combinó a la perfección esquemas de colores neutros con tonalidades pastel, líneas limpias con formas angulares y materiales ásperos y naturales para alcanzar un equilibrio entre el estilo bohemio y contemporáneo. 

La atmósfera de calma y bienestar del hotel continúa en la extensa piscina de la terraza con vistas hacia el Pacífico, las salas de meditación, reflexología y masajes. Además, el alojamiento cuenta con un club de playa privado para huéspedes, El Dorado, situado a solo una cuadra de distancia. Rodeado de restaurantes, bares, tiendas eclécticas y montañas exuberantes, el Hotel Amapa invita a conocer un destino clásico de forma diferente. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar