Conocé el hotel sueco que flota sobre un río congelado

Conocé el hotel sueco que flota sobre un río congelado

Más allá de su diseño y arquitectura, el Arctic Bath Hotel impacta por estar flotando en las aguas del río Lule, donde queda congelado durante el invierno.

En el corazón del área perteneciente a Suecia, en la región de Laponia, este año se inaugurará un hotel que dará que hablar entre los amantes del diseño y la arquitectura: Arctic Bath Hotel. Es posible referirse a este establecimiento como una cabaña en medio del bosque, un eco-hotel o un hotel flotante; todas las opciones son correctas ya que se trata de un alojamiento que flota en las aguas del río Lule y queda atrapado en ellas cuando se congelan durante el invierno. Por su diseño y ubicación, propone a los huéspedes una experiencia única en el mundo

La construcción fue diseñada por los arquitectos Bertil Harström y Johan Kauppi, creadores del Treehotel, un alojamiento con varias cabañas colgadas en los árboles del bosque del valle del río Lule. La estructura de forma circular, que recuerda a un nido de pájaros, cuenta con seis habitaciones de aberturas amplias cubiertas con techos de troncos de madera local que rodean una piscina central. En el interior hay una chimenea, un sauna y un cálido spa para relajar el cuerpo y la mente con vistas hacia el río. La decoración de las habitaciones y espacios comunes es minimalista y sencilla, pero con un buen gusto sobresaliente. La propuesta se completará con una tienda, un salón para eventos, un restaurante y diversas actividades acuáticas para disfrutar del hotel y su entorno natural.

El peculiar Arctic Bath Hotel
El peculiar Arctic Bath Hotel

En invierno, cuando la temperatura alcanza los -30°C, el Arctic Bath Hotel permanecerá congelado entre las placas de hielo del río Lule, mientras que en primavera y verano queda flotando, anclado a un sistema que evita que la estructura se pierda río abajo. En la temporada estival, el hotel constituye un mirador en medio de la naturaleza salvaje desde el que se pueden contemplar las auroras boreales, uno de los motivos principales para visitar las zonas escandinavas de Europa.

Este refugio mágico se inaugurará a fines de 2018 y se estima que alojarse en una de sus exclusivas habitaciones costará 5500 coronas suecas, que equivalen a u$s 650. Sin duda, la apertura del Arctic Bath Hotel revolucionará el mundo de la arquitectura y del diseño hotelero.