After office en altura: whisky, habanos y vinos en las nuevas terrazas porteñas

After office en altura: whisky, habanos y vinos en las nuevas terrazas porteñas

En los últimos meses abrieron tres nuevos bares en altura que, por sus vistas y su ubicación, vale la pena visitar a la hora del after office. 

Como en muchas grandes ciudades del mundo, los rooftops son tendencia desde hace ya algunos años en Buenos Aires. La oferta de porteña de bares en las alturas es cada vez más grande y a clásicos ya instalados, como las terrazas de los hoteles Pulitzer y Alvear, se fueron sumando nuevas propuestas innovadoras.

En los últimos meses, de diciembre a la fecha, desembarcaron tres nuevos bares que, por sus vistas y su ubicación, sin dudas vale la pena visitar a la hora del after office. 

Atardeceres en una terraza parlemitana

En pleno corazón de Palermo Soho, en diciembre pasado abrió sus puertas Selina -la cadena hotelera para nómades- con una innovadora terraza abierta a todo el público perfecta para disfrutar de los atardeceres porteños sin edificios que molesten alrededor.

Selina refaccionó las instalaciones del ex Hotel Esplendor, sobre la calle Guatemala, y reconvirtió el espacio en un hotel moderno que combina un alojamiento boutique con espacios de coworking, recreación, bienestar y experiencias locales.

Su terraza, en el piso 9, fue pensada bajo el concepto de ‘Inner City Garden’ y rinde homenaje a la vida de Carlos Thays, responsable de la creación de la mayoría de los espacios verdes de la Ciudad de Buenos Aires, como los Bosques de Palermo y el Jardín Botánico.

La carta, a cargo del bartender Matías Granata, está inspirada en recetas de tragos clásicos pero con combinaciones de ingredientes más atrevidos y exóticos. “Hay tragos secos, de estilo tiki, de autor, con reversiones de clásicos, pero siempre con una estructura que le permita a los consumidores amoldarse de a poco al concepto de coctelería", explica Granata a Clase Ejecutiva.

Además, en la terraza todos los días hay una actividad diferente. En un ambiente descontracturado y con mucha onda, por las tardes se realizan workshops, charlas, sets de DJs en vivo, degustaciones de la mano de expertos y shows acústicos.

Dónde y cuándo: Guatemala 4931. Se puede ir todos los días. En su página de Facebook publican los eventos y actividades de la semana. 

Whiskies y puros en el Microcentro 

En el piso 15 del edificio Comega, ubicado en el microcentro porteño, abrió un nuevo espacio especialmente diseñado para los amantes del buen vivir: Vuelta Abajo Social Club, donde se pueden saborear puros, cócteles, whiskies, vinos y pequeños platos con una vista única de Puerto Madero y el Río de la Plata.

Sobre la Avenida Corrientes, el lugar cuenta con dos imponentes terrazas con techos corredizos: una inspirada en los años '60, con sillones de cuero y mesas de madera, y la otra con una larga barra de mármol y amplios ventanales.

El nombre del lugar, que empezó siendo una tabaquería, se debe a una importante zona tabaquera de Cuba. Con locales en Belgrano y Recoleta, la apertura de Microcentro suma una nueva opción para quienes buscan adquirir y disfrutar de puros de distintos orígenes, tabacos para pipa, bebidas y accesorios para el fumador, además de tomar un cóctel en un entorno inigualable.

Vuelta Abajo Social Club cuenta también con un elegante living y un humidor, diseñado para la comercialización de 100.000 puros de diversas marcas y orígenes, que mantiene el clima y la temperatura idónea para conservar sus aromas y texturas.

La propuesta incluye además cuatro dispensers de whiskies  y vinos con variedades de alta gama, a los que cada uno puede acceder mediante una tarjeta especial para servirse desde un cuarto de copa hasta una entera.

Dónde y cuándo: Edificio Comega (Corrientes 222), piso 15. De lunes a viernes de 9 a 1 de la mañana; sábados de 17 a 1 de la mañana y domingos, cerrado.

After office de verano: 6 bares para disfrutar el atardecer en Buenos Aires

Al final del día laboral, el after office es una excusa para encontrarse con amigos y distenderse entre colegas. Con la ciudad repleta de propuestas, la elección puede encaminarse según los gustos del grupo. Con música en vivo o un DJ, mesas comunales o espacios más íntimos, el jardín de un hotel o un pequeño bar de mercado.

Entre cúpulas e historia

En el piso 16 del mítico Palacio Barolo hace pocos meses abrió Salón 1923: un bar con vista a las grandes cúpulas de Avenida de Mayo y el Congreso de la Nación. El restaurante abre desde la mañana, pero la mejor hora para visitarlo es cuando cae el sol y se encienden las luces de la ciudad.

El edificio fue inaugurado en el año 1923 (por eso el nombre del bar) y llama la atención tanto de turistas como de locales por su arquitectura gótico-veneciana y por estar inspirado en la Divina Comedia del poeta Dante Alighieri.

Con esta inauguración, ahora las tantas visitas guiadas que se realizan en el edificio pueden terminarse con un cóctel en su impresionante terraza. Vale mencionar que para visitarlo el ascensor llega hasta el piso 14, y luego hay que subir dos pisos por escaleras.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Noche de rooftop! #pizza #buenosaires #imperdible #rooftop #drinks #tragos #vermouth

Una publicación compartida de Salón 1923 (@salon_1923) el

Dónde y cuándo: Palacio Barolo (Avenida de Mayo 1370), piso 16. Se puede ir de lunes a sábados de 9 a 21.