COSTA ATLÁNTICA

Los mejores surfistas de Argentina revelan los consejos y los secretos que les enseñó el mar

¿Cuáles son las características del mar en Chapadmalal, Mar del Plata y Pinamar? Hablamos con instructores de surf para entender qué hay que tener en cuenta antes de zambullirse entre las olas/Acantilados, dos corrientes, bancos de arena, y olas en todas las direcciones/Además: ¿cuál es el horario más lindo para meterse? ¿Por qué el mar es como «un animal»?

Cada porción de agua tiene su secreto, su mística, su forma y su color. No es una masa de agua inmutable. En el marco de una ola de calor sin precedentes, MALEVA conversó con expertos acuáticos, para entender cómo es este cuerpo, en cada uno de lugares costeros preferidos del verano. Y los afortunados...¡A zambullirse!

1. Chapadmalal: una vida alrededor de las olas. ¿Por qué la mañana es un momento mágico? La clave: observar al resto de los surfistas.

Este balneario, ubicado a unos treinta kilómetros al sur de Mar del Plata, es uno de los lugares más cool de la costa. Sus playas de acantilados al estilo irlandés, son una joyita nacional. Cuando le pregunté a Marcos Huergo, creador de Swell (organizan un montón de actividades alrededor del surf) por la particularidad de Chapa respecto a otros lugares, me dijo: "nuclea a un tipo de gente que viene a entrar en contacto con la naturaleza y nada más. En los lugares de verano se hace mucho énfasis en la vida nocturna, y si bien acá hay lugares para ir a tomar una cerveza y escuchar música, no hay boliches ni el foco está puesto ahí. La prioridad es el surf, la vida que se arma alrededor de las olas". Según él, es un Byron Bay argentino.

El agua en Chapa y en la mayoría de la zona costera argentina es muy fría. En invierno suele estar a diez grados, pero en febrero, post primavera y verano, llega a los veintiún grados. De todas formas, si uno va a entrar a surfear, lo ideal es meterse con traje para tener más aguante. Para quienes se estén adentrando en el surf, lo ideal es prestar atención a los que están adentro: "Si yo aprendí a surfear hace un año, veo una ola enorme y surfers pro, tengo que darme cuenta de que ese no es mi lugar. Siempre en esos casos es recomendable ir al "inside", donde están las buenas olas, pero un poco más abajo, agarrando el hombro de la ola", explica Marcos, amante del agua y surfista nato.

Respecto al tema de las corrientes, si bien en los meses veraniegos suele haber menos correntadas, siempre hay que tener cuidado y consultar con los bañeros, sobre dónde están los "tirones". "Hay corrientes buenas y malas", amplía Marcos, "están las que te ayudan a entrar casi sin remar, y otras que te agarran y no te dejan salir. Hay que estar atento, y consultar con el bañero. Si uno empieza a venir mucho y a mirar el mar, las empieza a ver".

Entrar a surfear o nadar a la mañana, definitivamente es un momento mágico. Marcos lo describe de una manera tan poética, que emociona: "yo digo que es un momento eléctrico. Te metés de noche, está todo calmo, en general no hay viento, ni ruido, sale el sol y el mundo y el mar se empiezan a prender a medida que va subiendo la pelota de fuego. Es como si prendiesen la térmica, y empezara a correr electricidad por tu cuerpo y el mar".

Las mejores playas, sobre todo para principiantes de surf, son Luna roja y Siempre Verde, ambas tienen una ola gorda, lenta y con recorrido. Las playas más pro son Cruz del Sur y Hoteles, con olas más oceánicas, más fuerza y con una pared más vertical.

2) Mar del Plata: «el mar es un animal». ¿Por qué siempre hay que entrar con energía?

La costa de «Mdq» es una punta, y el resultado de un accidente geográfico que por ende, recibe olas de muchas direcciones. Esta punta también hace que repare vientos. Nadar o surfear de noche no es recomendable, pero si uno lo va a hacer, lo ideal es que sea con amigos, iluminación, linternas de agua, y con mucho cuidado. Para Maxi Prenski, director de la Escuela de Surf de Mar del Plata y campeón de surf en todas las categorías, "el mar es un organismo vivo, muy grande y difícil de entender. Todos dicen que es un montón de agua que está ahí, pero el mar es un animal. Es increíble poder deslizarse entre las olas".

Según Maxi, siempre antes de entrar al agua hay que desayunar, porque uno gasta mucha energía en el mar. Otro punto que resalta es que en el mar viven muchos animales, y que uno puede asustarse si se encuentra con uno, pero según él, no son violentos. Para Matías Merlo, célebre bartender y surfista marplatense, la mejor playa y la cuna del surf en la ciudad es Waikiki.

Playa de Cariló, al sur de Pinamar

«Para Maxi Prenski, director de la Escuela de Surf de Mar del Plata y campeón de surf en todas las categorías, "el mar es un organismo vivo, muy grande y difícil de entender. Todos dicen que es un montón de agua que está ahí, pero el mar es un animal. Es increíble poder deslizarse entre las olas...»

3) Pinamar: pura arena, dos rompientes y olas que no siempre rompen en el mismo lugar.

Pinamar es una playa abierta, de veinticuatro kilómetros de arena y mar. "No hay escollera ni ninguna característica geográfica que frene ese mar; es una costa que tiene canaleta ni bien entrás, que es como "el pozo" y después, más profundo, hay un banco de arena donde rompen las olas", explica Gisela, la directora de la Escuela de Surf "La Delfina". Entonces, este pedazo de mar, tiene la particularidad de dos rompientes y fondo de arena, mientras que en otras partes del mundo ese fondo puede ser de roca, de arrecife, de coral, de barro, o una combinación de varios.

El momento ideal para entrar a bañarse o surfear, es definitivamente la mañana: "suele estar bien calmo el viento, el viento de tierra, pero también influye como estuvo soplando los días anteriores, porque nuestra ola funciona así", amplía Gise. Es decir, que cuanta más intensidad, mayor ondulación de la ola, y mayor tamaño de las mismas. De todas formas, por lo general, es una ola de tamaño chica-mediana. "Al no tener una rompiente con fondo de arena, no tenemos lo que se denomina "point break", que sería cuando la ola rompe siempre en el mismo exacto lugar. Acá va rompiendo en distintos lugares, según cómo esté el banco", explica la surfista.

Los peligros para principiantes o quienes no saben nadar, son los chupones o pozos que generan reflujos de agua. Cuando el banco de arena se rompe, indefectiblemente uno puede terminar tirado hacia adentro. Para quienes quieran iniciarse en el surf, es fundamental meterse con el equipo adecuado, una tabla que flote bien como un "softboard", y correr menos riesgo de golpes. "Un consejo importante que daría es el de preguntar cómo está la marea, si está alta, o baja, y observar el mar", pide Gise.

En el mar pinamarense, se puede observar una fauna fascinante: "Acá podemos divisar toninas o franciscanas, que son delfines, algún lobito o elefante marino, y este año tuvimos ballenas de octubre hasta diciembre, inclusive. También hemos visto orcas".
Las playas más lindas de Pinamar son La Delfina, calle del Jilguero y playa, las de Pinamar Norte y las ideales para surfear, Cariló, La Rambla, El muelle.

///

Fotos: gentileza Unsplash (foto destacada PH Silas Baisch, foto Cariló Fermín Rodríguez Penelas).


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios