Bodegas Bianchi celebra 90 años de tradición vitivinícola

Bodegas Bianchi celebra 90 años de tradición vitivinícola

Fundada en 1928 por don Valentín Bianchi, la bodega emblemática de San Rafael recientemente inauguró una flamante finca en Valle de Uco, con el objetivo de materializar su filosofía de ‘democratización del vino’.

Profesionalización y gestión para conseguir los mejores talentos posibles, con el objetivo de producir vinos de calidad sin relegar competitividad, esa fórmula resume el presente de Bodegas Bianchi, un caso en el mundo de los negocios ya que es una de las contadas excepciones donde un emprendimiento familiar exitoso ha logrado mantenerse en manos de sus fundadores originales.

De hecho, Bodegas Bianchi acaba de celebrar sus 90 años de historia con un evento en la Residencia del Embajador de Italia, Dr. Giuseppe Manzo, para 250 invitados entre los que asistieron embajadores de los países del G20, funcionarios públicos, miembros del Poder Legislativo y del Poder Judicial de la Nación, empresarios, celebridades y periodistas. Una ocasión para celebrar a la “bodega de grandes vinos”, como definió Manzo, en un escenario que combina la impronta italiana con la argentina, una rasgo esencial de la famiglia Bianchi y que ha mantenido a través de los años –actualmente es la cuarta generación la que está al frente de la bodega– con la proyección del legado de Don Valentín Bianchi, el primero del clan, que fundó la bodega en el año 1928.

Son 90 años de cultura de vino en una zona como San Rafael, donde se ha ido traspasando el know how de generación en generación”, explica el ingeniero Rafael Calderón, Gerente General de Bodegas Bianchi, y agrega: “La familia es el ADN de la marca Bianchi. Hay marcas en el portfolio que llevan el nombre del fundador, de la mujer del fundador o en el caso de la nueva bodega en Valle de Uco, de Enzo Bianchi, que fue el precursor de la viticultura moderna en la Argentina”.

En el contexto de un mercado altamente competitivo –fronteras adentro y afuera del país–, Bodegas Bianchi busca seducir clientes con su concepto de ‘democratización del vino’, una filosofía que se enmarca en la búsqueda constante por ofrecer vinos y espumantes, ubicando al consumidor en el centro , pensando para cada uno de los segmentos de precios para satisfacer a los amantes del vino con variedades adecuadas a su necesidad, gusto y momento de consumo.

Rafael Calderón.

Esa es nuestra propuesta de valor al consumidor –sintetiza Calderón–. Por eso tenemos un portfolio integrado por vinos como un Don Valentín Lacrado, con alto consumo, presente en la mayoría de las mesas de los argentinos, hasta un Enzo Bianchi para ocasiones especiales, icono de la bodega, reconocido en todo el mundo”, explica. Calderón destaca, además, los esfuerzos por desarrollar una oferta que se acerque aún más su público y pueda “hablar el lenguaje del consumidor” con el objetivo de resaltar el ADN de la bodega, entendemos hoy parte del patrimonio argentino.

En este sentido, uno de los más recientes hitos de la bodega es Bodega Enzo Bianchi, la flamante finca ubicada en Valle de Uco con el llamado a convertirse en un centro productivo de alta gama que pueda complementar el legado de su ya célebre bodega en San Rafael.

Sobre la más reciente incorporación a la familia, Calderón afirma: “San Rafael tiene una cantidad limitada de hectáreas plantadas, entonces nosotros ya estábamos trayendo uva de Mendoza para algunas gamas, especialmente del Valle de Uco. Como ya conocíamos la región fue mejor instalarse para capturar toda esa uva y empezar a diversificar nuestra oferta, que es parte de la democratización del vino y de empezar a ofrecer diversidad. En la nueva bodega, al tener tanques más pequeños, está enfocada en hacer netamente alta gama. Y toda la parte más volumétrica o de productividad está enfocada en San Rafael”.

Pero en el marco de una vendimia 2018 que abre un panorama auspicioso, luego de dos años desafiantes para la industria vitivinícola nacional, ¿cómo se prepara Bodegas Bianchi de cara al futuro?

“Para nosotros es importante que sea una marca global, entonces lo primero es unificar el portfolio y que sea la misma visualización en todo el mundo. Además, buscamos innovar con nuevos desarrollos en la alta gama, que es uno de nuestros pilares estratégicos y para eso es la bodega en Valle de Uco, que va a contribuir con nuevas variedades de uvas y estilos de vino. También es importante desarrollar las exportaciones, estar más presentes en los mercados, de nuestros consumidores, eso implica, por ejemplo, más viajes a los Estados Unidos y Canadá que es el 60% de nuestro negocio. En el fondo es una cultura orientada al cliente o al consumidor, donde vamos a captar nuevos imputs del mercado para desarrollar nuevas cosas. Hay que estar más cerca de los mercados, mirar , entender y desarrollar situaciones, esto es muy dinámico: una cosa son los vinos de alta gama, que hay que planificarlos con mucha anticipación –en esa idea se está trabajando–; y otra cosa son las líneas más masivas que son mucho más dinámicas, y por eso hay que estar más cerca del mercado para poder entender las tendencias y actuar rápido”, cierra Calderón.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping