Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Novedades y lanzamientos editoriales de agosto

"Anna", de Niccolò Ammaniti; "Muerta de hambre", de Fernanda García Lao" y "Cartagena", de Claudia Amengual son algunas de las novelas destacadas del mes junto a las reimpresiones de los cuentos completos de Julio Cortazar y tres volúmenes de Jack London.

Novedades y lanzamientos editoriales de agosto

cortazar1cortazar2Cuentos completos I y II de, Julio Cortázar (Punto de Lectura)

En esta nueva edición de los Cuentos Completos de Julio Cortazar, los lectores y lectoras encontrarán todas las colecciones de cuentos de Cortázar publicadas entre 1945 y 1966. 

La otra orilla, Bestiario, Final del juego, Las armas secretas, Historias de cronopios y de famas y Todos los fuegos el fuego conforman este primer volumen. 

En el segundo tomo encontrarán las colecciones de cuentos de Cortázar publicadas entre 1969 y 1983 y, como novedad, aquellos relatos aparecidos póstumamente en “Papeles inesperados” (2009) que por título o fecha pudieron pertenecer a ellas. 

Último round, Octaedro, Alguien que anda por ahí, Un tal Lucas, Queremos tanto a Glenda y Deshoras conforman este segundo volumen de los cuentos completos cortazarianos.


 

london2london1london3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuentos del Abismo, Cuentos del Ártico, Cuentos del Trópico, de Jack London (Corregidor)

Jack London, seudónimo de John Griffith Chaney (1876-1916) es uno de los escritores estadounidenses más leídos de inicios del siglo XX. Su obra literaria se enmarca en el naturalismo y surge en un momento en que la literatura norteamericana había alcanzado ya cierta autonomía respecto de sus pares europeos. Conocido por el éxito de sus novelas de aventuras -Colmillo blanco, El llamado de lo salvaje, entre otras- sus cuentos fueron publicados inicialmente en periódicos.

Activista político, London perteneció al Partido Socialista americano y fue un auténtico defensor de las causas de los trabajadores. “Cuentos del abismo” reúne algunos de sus relatos más célebres como ‘Un pedazo de carne‘ o ‘La fuerza de los fuertes‘ donde pone de relieve el mundo del trabajo y la pobreza vinculada a los márgenes de las grandes ciudades. Un recorte de la vida social en los Estados Unidos a comienzos del siglo XX.

Vagabundo, marino, pescador, contrabandista: espíritu insaciable, atraído por la fiebre del oro, London realizó varios viajes a Alaska que inspiraron algunos de sus relatos que aparecen en este “Cuentos del Ártico”. Historias exóticas, situadas en lugares lejanos, que describen los más diversos comportamientos humanos y ahondan en las profundidades del alma.

London formó su carrera literaria en bibliotecas. Autodidacta, abandonó la educación formal muy joven y se dedicó a conocer el ancho mundo. Viajero incansable, sus experiencias nutrieron sus relatos. London captura en “Cuentos del trópico” el comportamiento humano a través de un intenso espíritu aventurero. Relatos entretenidos en los que destacan sus descripciones de la naturaleza y, especialmente, la relación del hombre con ese mundo salvaje.


muertadehambreMuerta de hambre, de Fernanda García Lao (Emecé)

La obesidad se podría considerar un malestar moderno, una enfermedad de nuestros tiempos. Que a las modelos entradas en carnes de Rubens se las llamara mujeres voluptuosas así lo confirma. “Muerta de hambre” aparenta ocuparse de ese tema. Sólo aparenta. En realidad la novela cuenta con ironía y humor, la historia de una chica cuyo cuerpo es el soporte de un discurso injurioso.

Dice Esther Cross : ‘Llega María Bernabé y todo se detiene. El lenguaje se carga, dispara la lectura. Su historia desaforada refleja algo de la nuestra. Reímos y la risa  se transforma en algo más. Muerta de hambre crece como una criatura con vida propia en la cabeza del lector. Y ahí queda para siempre, gracias a la escritura iluminada de Fernanda García Lao.’

Dice Juan Pablo Bertazza: ‘Muerta de hambre está tramada como una novela digestiva y encuentra en el terreno gastronómico un símbolo fértil de temas tan heterogéneos como las luchas sociales, el erotismo, la locura y la muerte. Su protagonista  es una adolescente tardía a quien la vida hizo dura o, más precisamente, gruesa. Y está encerrada en el vicioso círculo de su triángulo existencialista: vive para comer, come para escribir y escribe para vivir. Sus escasos vínculos amorosos o de parentesco están imbuidos de esa metáfora que abarca toda la novela: el vampirismo. Cada personaje tiene el objetivo de devorar a sus contrincantes.‘ 


 

freakHistoria Universal Freak, de Joaquín Barañao (Planeta)

La historia puede ser muy, pero muy aburrida. Insípidas genealogías monárquicas, crónicas tediosas, miles de batallas y cero gracia. Hasta ahora.

Porque ¿sabías que las primeras huellas descubiertas de un homínido caminando sobre sus dos piernas fue durante una guerra de bosta de elefante entre dos paleontólogos? ¿Y alguna vez te contaron que al Big Bang lo llamaron de esa manera por la burla de un escéptico?

Bueno, esta es la misma historia de otros libros, pero aderezada con datos que nunca escuchaste en las aulas. 

Como que el emperador persa Cambises II venció a los egipcios en la batalla de Pelusium (525 a.C.) al usar perros y gatos -animales sagrados para sus enemigos- como escudos vivientes. O que la palabra con la que agradecen los japoneses, arigato, viene del portugués obrigado, lengua de los navegantes que arribaron a tierras niponas en el siglo XVI. 

Que los escoceses intentaron instalar una colonia en Panamá en el siglo XVII, con tan mal ojo comercial que hasta pelucas trajeron para negociar, que el cardenal Richelieu impuso por ley el uso de cuchillos con punta roma en la mesa (muy conveniente para evitar limpiezas dentales y asesinatos a la inoportuna hora de almuerzo) y que en el siglo XIX se traficaban momias egipcias por su supuesto poder curativo al consumirlas molidas son algunos de los datos que entregan estas páginas. 

Y eso también es historia, pero una historia freak. Como saber que George Washington usaba una placa dental hecha de marfil de hipopótamo, con oro, plomo y dientes de humanos y animales. O que fue Robespierre quien impuso la conducción  por la derecha (algo a lo que sus enemigos del Reino Unido nunca se plegaron). En este libro descubrirás que la historia también tiene algo de historieta. Y que es mucho más entretenida de lo que jamás imaginaste.


 

laloIntemperie, de Eduardo Lalo (Corregidor)

Tanto poética de la brevedad textual como del pensamiento, Intemperie de Eduardo Lalo explora un Caribe en el que se han venido abajo los ídolos y los oropeles del canon occidental. Ante esto quedan la práctica discursiva y la ética de la escritura, que con sus labores insustituibles resultan ser tanto formas de estar en el mundo como apuestas por la supervivencia. Literatura y pensamiento elaborados a cielo abierto, en las aceras de la ciudad y en las noches profundas de habitaciones de paso. 

Ganador del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos 2013 por su libro Simone, el puertorriqueño Eduardo Lalo es también fotógrafo y artista plástico, autor de libros en los que reúne su pasión por la palabra y la imagen: La isla silente, Los pies de San Juan, La inutilidad, donde, Los países invisibles. El deseo del lápiz y Necrópolis. Dirigió, además, los mediometrajes donde y La ciudad perdida. Su obra visual se ha reunido en múltiples exposiciones nacionales e internacionales.


 

amengualCartagena, de Claudia Amengual (Alfaguara)

La ciudad caribeña es el marco esplendoroso en el que se desarrolla esta historia que tiene por protagonistas a Franco Rossi -un viejo periodista cargado de amargura- y a su padre casi nonagenario con problemas de memoria, pero también una lucidez sorprendente y un implacable sentido del humor. 

En su periplo se cruzarán con una mujer que no ha olvidado, con un hombre que cree ser un personaje de García Márquez y con el propio Nobel colombiano ya en la última etapa de su vida. 

Entre todos construirán una trama que difumina los límites de la realidad y la fantasía y que nos plantea preguntas acerca del valor de la originalidad en el arte, el poder destructivo de la culpa y la posibilidad de redención. Sin eludir las asperezas de la vida, Cartagena es una historia de amor, de piedad y de esperanza.


mongeLas tierras arrasadas, de Emiliano Monge (Literatura Random House)

en lo profundo de la selva y de la noche se encienden varios reflectores, y un grupo de inmigrantes es sorprendido y atacado por otro grupo de hombres y mujeres, como presas de la patria en la que viven y de sus propias historias.

Así arranca esta road novel que atraviesa una nación en la que las personas son reducidas a mercancía, y donde la violencia es el escenario de todos los sucesos.

Emiliano Monge vuelve a destilar la esencia de una Latinoamérica salvaje y -a través de los protagonistas y de la masa de inmigrantes cuya individualidad se desmorona poco a poco- desnuda el horror y la soledad, pero además la lealtad y la esperanza que combaten en el corazón del ser humano.

Las tierras arrasadas cuenta el holocausto del siglo XXI pero también una historia de amor: la de Estela y Epitafio, jefes de la banda de secuestradores. Con altísimo voltaje estilístico, ritmo trepidante y testimonios de inmigrantes, la ficción y la realidad entretejen un mosaico conmovedor, perturbador y memorable.


 

sofiaSofía o el origen de todas las historias, de Rafik Schami (Salamandra)

Que la vida es un constante alejarse y regresar a aquellos años tempranos en los que la conciencia es incapaz de abarcar toda la complejidad del mundo lo corrobora la rica trayectoria literaria del escritor alemán de origen sirio Rafik Schami. 

Nacido en Damasco y exiliado desde hace más de cuarenta años en Alemania, donde se ha granjeado una enorme legión de fieles lectores, Schami ha sabido utilizar como pocos la fuerza evocadora de los recuerdos para plasmar con maestría los ásperos contornos del presente. 

Como ya hizo en “El lado oscuro del amor” y “El secreto del calígrafo”, Schami dibuja un colorido retrato de la convivencia de judíos, cristianos y musulmanes por las calles del Damasco de su juventud, recreando escenas, olores y sabores de una ciudad viva y radiante, en la que la legendaria hospitalidad del pueblo sirio contrastaba con la ciega brutalidad del sistema, que ya exhibía sus mortíferas garras. 

Instalado en Roma, casado con una farmacóloga italiana y padre de un niño, Salman, álter ego de Schami, regresa a su país empujado por la añoranza. Pero el emocionante reencuentro con la familia y los amigos, y los paseos por los barrios de su infancia, por los zocos y los cafés de su juventud, enmascaran una realidad amenazante. 

Los acontecimientos se precipitarán y el azaroso encuentro de Salman con el septuagenario Karim, antiguo gran amor de Sofía, su madre, le dejará una lección inolvidable para el resto de sus días.

Singular mezcla de la vivacidad de los cuentos orientales con el rigor formal de la prosa europea, el estilo de Rafik Schami nos ofrece una singular perspectiva de una sociedad tan lejana y próxima a la vez. Basculando entre la bondad y la maldad, el amor y el odio, la lealtad y la traición, esta novela es un oportuno recordatorio de que el entendimiento y la reconciliación entre todos los seres humanos es un sueño realizable.


 piano

El piano oriental, de Zeina Abirached (Salamandra Graphic)

En esta nueva obra de corte autobiográfico ambientada en el Beirut de los años sesenta, Zeina Abirached se inspira en los desvelos de su bisabuelo por crear un piano ½bilingüe” que le permita tocar con el instrumento occidental los cuartos de tono de
las melodías orientales. 

Abirached, una de las dibujantes de cómic más relevantes del panorama internacional, vuelve a explorar con lucidez, humor y ternura las afinidades culturales entre Oriente y Occidente.

 

 


 

 annaAnna, de Niccolò Ammaniti (Anagrama)

Un virus, que empezó a manifestarse en Bélgica, se ha extendido por el mundo como una epidemia. Tiene una particularidad: sólo mata a los adultos. Los niños lo incuban, pero no les afecta hasta que crecen. Sicilia en un futuro próximo. Todo está en ruinas. A la enfermedad que el virus produce la llaman La Roja, y circulan extrañas teorías sobre supuestos modos de inmunizarse. 

Anna, que tiene trece años, debe rescatar a su hermano pequeño Astor y emprender con él un viaje que los llevará hasta Palermo y después hasta Messina. El objetivo: cruzar el estrecho y alcanzar el continente, donde acaso Anna, a la que por edad la muerte ya acecha, encuentre el modo de salvarse. 

Les acompaña un perro, y cuentan como bitácora con un cuaderno de tapas marrones que les dejó su madre antes de fallecer. Lo tituló “LAS COSAS IMPORTANTES” y anotó en él algunas instrucciones útiles para sobrevivir.

Niccolò Ammaniti, que ya había abordado la infancia y la adolescencia en varias excelentes novelas anteriores, insiste en el tema, y lo hace combinando la ciencia ficción distópica, la narración de aventuras y la novela de iniciación. 

Podríamos encontrar aquí ecos de El señor de las moscas de Golding, o de Walkabout, aquella película de 1971 de Nicolas Roeg sobre una adolescente y su hermano pequeño perdidos en el desierto australiano. 

En todos los casos tenemos un universo poblado exclusivamente por niños. ¿Cómo sobreviven? ¿Cómo se interrelacionan sin la presencia dominante y represora de los adultos? ¿Cómo afrontan los miedos y las incertidumbres?


goticoAlguien llama a la ventana, Antología del cuento gótico, de Cristina Bajo (Edhasa)

No es tanto miedo como inquietud lo que estos cuentos provocan. El miedo, aun cuando sea indeterminado, es un sentimiento preciso y localizable. La inquietud, más sutil, más peligrosa, es algo que nos altera sin que podamos detectar su origen, la sombra de una sombra que nos persigue y que hace vacilar nuestras certezas.

Los exquisitos cuentos góticos que Cristina Bajo eligió para ‘Alguien llama a la ventana’ son ejemplos virtuosos de ese arte, hecho de misterio y sugestión, de oscuridad y temblor. De resignación lúcida ante la fatalidad. 

Los textos de Henry James, Edith Warthon, Leopoldo Lugones, Gustavo Adolfo Bécquer, Howard P. Lovecraft, Emily Dickinson y Saki, entre otros, son obras mayores del género, de esa literatura que saca a la luz lo extraño, lo inexpresable, los enigmas que ninguna razón despeja. 

Inquietantes en su trama, perfectos en su concepción y ejecución, dan forma a un libro que conviene leer en la quietud de la noche, en ese silencio solo alterado por la zozobra y la admiración del lector.


 

 

japonLa muerte voluntaria en Japón, de Maurice Pinguet (Adriana Hidalgo)

¿Qué puede hacernos entender sobre la sociedad japonesa del presente la muerte voluntaria, inscripta dentro del rumor de las estadísticas y considerada como síntoma? La investigación sociológica traza el punto de partida de una genealogía. 

De un siglo al otro, se trata por consiguiente de recorrer ese país del cual habla Nietzsche, “el enorme, el lejano y muy misterioso país de la moral ­de la moral que verdaderamente existió y que fue auténticamente vivida­”, explorando en sus documentos las diversas prácticas de la muerte voluntaria en Japón: como apoteosis de la carrera del guerrero, como horizonte del distanciamiento budista, como eje del sistema feudal, como prueba de la fuerza del amor, como exaltación sacrificial, como culminación de la desesperación y del desarraigo. 

En cada circunstancia, la muerte voluntaria ilumina el ámbito humano del cual proviene su sentido, y paulatinamente es todo el pasado japonés el que se manifiesta con sus contradicciones, extravíos y desgarramientos. El ensayista francés Maurice Pinguet (1921-1991), reconocido por sus escritos de antropología cultural y por su amistad con Roland Barthes, vivió largamente en Japón, donde elaboró este libro fundamental sobre la cultura japonesa, que permanecía inédito en castellano.


 

lispectorRevelación de un mundo, de Clarice Lispector (Adriana Hidalgo)

Muchos críticos quedaron perplejos cuando en 1944 se publicó la primera novela de Clarice Lispector Perto do coracao selvagem (Cerca del corazón salvaje). El texto, lleno de impresiones, como empañado espejo de estados mentales donde destellan momentos epifánicos, era algo nuevo en el panorama de la literatura brasileña.

Cansada del trabajo periodístico pero necesitada de dinero, como con franqueza reconocía, Clarice Lispectors acepta escribir crónicas para el Jornal do Brasil. Lo hace durante siete años, entre 1967 y 1973. Escritura suelta, sobre los más variados asuntos: fragmentos de textos en borrador borrador, viajes, la infancia y la adolescencia; empleadas domésticas, taxistas, encuentros, amigos, hijos... los sentimientos confesados a un público vasto e imprevisible.

Absoluta libertad de temas con que llenar esa columna semanal de los sábados.
Imprevistas y fascinantes, las crónicas de Revelación de un mundo, publicadas por primera vez en español, atrapan a la escritora como personaje.
Sorteando todos los riesgos, el estilo Lispector aparece con su efecto hipnótico.


 

 

criemerSus voces, mis voces, de Ricardo Creimer (Vuelta a la Página)

Solo aquellos que han conseguido alguna vez que nada les impidiera sentir la espectacularidad del sexo entenderán de qué se está hablando en estas páginas. Los otros, los que padecieron una educación dentro de compartimentos inviolables de una dudosa y malintencionada subcultura y que nunca se permitieron espiar siquiera fuera de ellos, no podrán comprender de qué se trata todo esto. 

Casi, casi convendría que interrumpieran la lectura ya para evitar que sus callos auditivos y sus brumas visuales conformen un suplicio allí donde esperaban encontrar y disfrutar una lectura entretenida. En estas líneas solo se puede buscar eso; entretenimiento. Nada más  que eso. Ingresar en un reducido mundo de relatos que nos sitúen en la evocación de sublimes momentos disfrutados o, por el contrario, descubrir situaciones que nos han pasado desapercibidas pero que quizás aún puedan transcurrirse. 

El entretenimiento del lector en estas pocas páginas es la ambiciosa aspiración para una ópera prima de quien no sabe cantar. Se dice desde una posición egoísta que persigue evitar críticas que se posicionen, desde el arranque, en la parte mollar del argumento. 


 

morirMorir en occidente, de Philippe Aries (Adriana Hidalgo)

Después de estudiar la historia de la vida privada y la institución familiar a lo largo de distintas épocas, Philippe Ariés, uno de los más grandes historiadores del siglo veinte, consagró sus investigaciones a las actitudes del hombre occidental frente a la muerte.

El libro da cuenta de las distintas y cambiantes concepciones de la muerte en este hemisferio, a través del tiempo; sitúa los cambios en un contexto y señala cómo cada concepción fue configurando sucesivas formas de convivencia social. 

“Morir en Occidente” reúne la parte esencial de los hallazgos de Aries: cómo se ha pasado lenta, progresivamente, de la muerte familiar y ’domesticada’ de la Edad Media, a la muerte inhibida, maldita, interdicta de nuestros días. Huir de la muerte es la tentación de Occidente.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar