Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La sinfonía saludable y gourmet de Juliana López May

“Las Cuatro estaciones” de Editorial Sudamericana reúne más de 150 recetas de la cocinera nacida en Buenos Aires.

La sinfonía saludable y gourmet de Juliana López May

Juliana López May creció en una familia en la que todo giraba en torno de los aromas y los sabores. Comenzó su carrera a los 19, de la mano de Francis Mallmann, con quien trabajó durante siete años.

Viajó por el mundo para ampliar su cultura gastronómica, y desarrolló su oficio en Argentina, Reino Unido, Francia, Brasil, Canadá, Chile y Uruguay. 

“Las Cuatro estaciones”, novedad editorial de Sudamericana, es el resultado de su experiencia y producción para la revista OHLALÁ! donde la cocinera trabaja desde hace 8 años. 

En sus casi 400 páginas hay recetas para todos los gustos y habilidades gastronómicas tanto para lo dulce o salado. Hay Tartas, pastas, ensaladas, bruschettas, risottos, tortas, muffins y postres, más un especial de tragos.

Sobresalen, por nombrar algunas recetas, la de Crema de la pasión con ganache de chocolate, una terrina de queso azul o la provoleta de queso de cabra y chutney de tomates. 

A través de la primavera, el verano, el otoño y el invierno, Lopez May brinda una experiencia gourmet que propone productos frescos y recetas que van a despabilar tu cocina.

“Para este libro elegimos algunos platos que pueden ser extremadamente simples y otros un poco más complejos, pero siempre con el fin de alegrar, y de que la cocina vuelva a ser el lugar más importante de la casa y al que todos quieren entrar”, afirma López May y concluye “Es un libro para usar. Lo imagino marcado con papelitos de colores, lleno de dedos con chocolate y harina entre las hojas.”