Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

‘La Patria es un verbo’, una muestra para repensar la Independencia

Del 2 de julio al 30 de octubre en el Museo Pueyrredón de San Isidro se podrán ver cartas originales de Pueyrredón, San Martín, Güemes y Chiclana de la época.

‘La Patria es un verbo’, una muestra para repensar la Independencia

La muestra "La patria es un verbo" que abre sus puertas el 2 de julio en el Museo Pueyrredón de San Isidro propone al público reflexionar y repensar sobre el concepto patria a partir de las distintas manifestaciones de la palabra. Frases extraídas de cartas originales de aquellos convulsionados tiempos, pensamientos de poetas y el uso de la tecnología se complementan para dar forma a una experiencia necesaria a 200 años de la independencia. La palabra como medio para reflexionar y repensar la patria.

¿Cómo será la experiencia?

Tres salas están dedicadas a esta muestra. En la primera, tres poetas recitan en sendos videos la poesía Oda escrita en 1966, de Jorge Luis Borges, que además se encuentra reproducida en una de las paredes. Las diferentes voces e ideas detrás de estos poetas articulan de maneras diversas con los conceptos de Oda, cuyo final invita a múltiples reflexiones: (…) Nadie es la patria, pero todos lo somos. Arda en mi pecho y en el vuestro, incesante, ese límpido fuego misterioso.

Cartas originales escritas por Juan Martín de Pueyrredón y San Martín a sus pares en la gesta de la Independencia, Juan Martín de Güemes y Feliciano Chiclana, se exhiben en la segunda sala. Estos escritos políticos, públicos y privados, ponen en evidencia los problemas y las urgencias de aquel momento, y exponen los matices más humanos de estos próceres en declaraciones cargadas de sentimiento o de humor. En todos ellos, la patria, que estaba en construcción, era el objeto de amores y desvelos.

"Las cartas originales que conserva el museo como verdaderos tesoros son prueba irrefutable de lo que dice Sarmiento cuando se refiere a que la poesía para despertarse necesita del espectáculo de lo bello, del poder terrible, de la inmensidad, de sueños que preocupan despierto. Nuestros patriotas -aseguró Jaureguiberry-, frente al peligro, la soledad y la muerte, sin duda también hacían poesía". 

Por último, en la tercera sala, un proyector con sensores atrapa y atraviesa al visitante con frases extraídas de esas cartas y de otras del mismo periodo. Un uso de la tecnología que se pone al estricto servicio del guión, que a partir de distintos formatos propicia la circulación de ideas y emociones, en algunas ocasiones íntimas y en otras colectivas. La exhibición, amigable para todo tipo de público, contará con un programa pensado especialmente para los más chicos teniendo en cuenta las vacaciones de invierno que se avecinan.