LIBROS / RECOMENDADO

Días de furia de un Director de Recursos Humanos desempleado

En ‘Recursos inhumanos’ de Pierre Lemaitre (Alfaguara) una empresa petrolera organiza un “secuestro controlado para poner a prueba a sus ejecutivos y elegir al más apto para un ascenso. Por Sebastián Salvador.

Al terminar de leer ‘Recursos Inhumanos’ del francés Pierre Lemaitre lo que persiste aún es un vértigo inusitado.

La novela es de esas que ‘engancha’ y no hay forma de no leerla hasta el final. La frase ‘tengo que saber cómo termina’ aparece en la cabeza del lector más allá de que la trama le cierre del todo o no, pues la habilidad de Lemaitre encierra al lector en la historia hasta la asfixia. 

El autor parisino, ganador con esta novela del Premio de Novela Negra Europea y del Premio SCNF de Novela Negra, se mete de lleno en la vida de las multinacionales, sus desmanejos y perversidades a través del derrotero de Alain Delambre, otrora Director de Recursos Humanos que cayó en desgracia en una reorganización de la compañia donde trabajaba y ahora lo hace como peón para juntar unos pocos Euros que no le sirven para nada.

Los 60 años están cerca y con una hipoteca casi finalizada a cuestas, dos hijas y los gastos de una existencia acomodada, Delambre se siente obligado a apostar todo para recuperar el dinero y también la ‘dignidad perdida’. 

Así pone en riesgo su vida, la familia y hasta el poco dinero que le queda ahorrado en una última y exótica propuesta de trabajo que le hace una afamada consultora en recursos humanos.

Debe participar como interrogador de un secuestro “controlado de unos ejecutivos que nada saben, para elegir a uno de ellos como próximo director de una sucursal. En esa elección, el podría acceder también al deseado puesto de Director de Recursos Humanos.

Lemaitre pone en juego y evidencia los valores empresariales y los de su personaje. Los prueba, revierte, derrumba. Delambre pasa de la deseperación a la racionalidad más absoluta, echando mano a los conceptos que aprendió del management.

En un relato sombrío sobre cómo la crisis laboral no sólo afecta a los asalariados de puestos más bajos, al final, el que quede de pie tampoco será un ganador. Y la pregunta que deja flotando no es tranquilizadora: ¿De qué serías capaz para conseguir un puesto ejecutivo? 

Lo más impactante es saber que su génesis sea un hecho verídico. Según contó el autor al diario La Vanguardia, un día por la mañana estaba escuchando las noticias y oyó que una empresa había secuestrado a los directivos para ponerlos a prueba en un juego de rol violento y cruel. “Enseguida supe que ahi había material para una novela , afirmó Lemaitre.

Tags relacionados
Noticias del día