U$D

MARTES 23/04/2019

Merck, la compañía familiar de 350 años que apuesta por la innovación

Merck es la compañía química y farmacéutica más antigua del mundo. Está en Argentina desde 1929 y sigue apostando por el país.

Mantener viva la curiosidad es la fórmula de Merck, empresa líder en ciencia y tecnología que trabaja en Cuidado de la Salud, Ciencia de la Vida y Materiales de Alto Rendimiento, para permanecer a lo largo de 350 años. La multinacional, de origen alemán, nació en 1668 cuando Friedrich Jacob Merck compró una farmacia llamada “La botica del Ángel”. Actualmente, la familia fundadora sigue siendo la mayor propietaria del grupo, el cual cotiza en bolsa.

Uno de los principales hitos tuvo lugar en el siglo XIX cuando Heinrich Emmanuel Merck le dio un fuerte giro al negocio: logró reconvertir el negocio familiar y salir de las dimensiones de una farmacia para sentar las bases científicas de lo que sería más tarde, una empresa de ciencia. Uno de los hechos que permitió esto fue el trabajo con alcaloides, sustancias naturales producidas de plantas y altamente eficaces para uso médico. Tuvo éxito en preparar múltiples tipos de alcaloides puros, atrayendo la atención de la comunidad científica, por su eficacia medicinal y fue, siguiendo esta línea, la primera compañía en hacer publicaciones científicas sobre la morfina.

Hoy Merck cuenta con casi 53 mil empleados en el mundo y está presente en 66 países. “Permanecer durante 350 años es un tema de selección natural. Para lograrlo, Merck supo ser flexible, adaptarse a los cambios, innovar constantemente, brindar apoyo a los colaboradores y ganar protagonismo en la industria en distintos momentos. La compañía pasó por dos guerras mundiales, e incluso, le fue expropiada la subsidiaria en Estados Unidos”, relata José Arnaud de Carvalho Coelho, Managing Director de Merck en Argentina.

José Arnaud de Carvalho Coelho.

La empresa tiene los derechos globales para utilizar el nombre y la marca “Merck” excepto en Estados Unidos y en Canadá, donde la compañía opera actualmente como EMD Serono, MilliporeSigma y EMD Performance Materials.

Según el ejecutivo, además de la relevancia que se alcanzó a partir de la síntesis de opioides, la empresa tuvo muchos otros hitos importantes. “Por ejemplo, Merck fue desarrollador de los cristales líquidos, una inversión que comenzó a realizarse en 1888 y explotó como negocio en 1960 con la aplicación en las pantallas.

Otro aspecto destacado fue el hallazgo de la Digitoxina o Digimerck, que se convirtió desde 1949 en un medicamento cardiológico indispensable. Incluso, la compañía trabajó en la producción de pigmentos de efecto perlado desde 1970. Los mismos pueden verse hoy en productos de varias industrias, como en los lápices labiales y pinturas para automóviles por ejemplo”, destaca de Carvalho Coelho.

La innovación atraviesa a las tres áreas de la compañía. En el área de Cuidado de la Salud, la empresa cuenta con medicamentos para tratar enfermedades como cáncer colorrectal, cáncer de cabeza y cuello, carcinoma de células de Merkel (un tipo de cáncer de piel), esclerosis múltiple, infertilidad y desórdenes del crecimiento. En este sentido, Merck tiene el compromiso de lanzar un producto por año desde 2018 hasta 2022.

En el área de Ciencia de la Vida el foco está puesto en tecnologías y servicios innovadores de alta performance para hacer más simple y exitosa la investigación en laboratorio. Cuenta con un portfolio de más de 300.000 productos para abastecer a industrias como la farmacéutica, de alimentos y bebidas, minera, química pesada y petroquímica.

“Aquí, Merck hizo dos inversiones muy importantes en los últimos cinco años. Compramos una compañía, que se llamaba Millipore y también adquirimos Sigma-Aldrich. Por ambas, invertimos u$s 20 mil millones. De este modo, alcanzamos mayor liderazgo en varios segmentos”, comenta el Managing Director de Merck en Argentina.

Por último, la división de Materiales de Alto Rendimiento. Es el segmento mediante el cual desarrollamos productos químicos especializados para tecnología de pantallas -como el cristal líquido-; principios activos y pigmentos de efecto para pinturas -que abastece entre otras las industrias cosmética, farmacéutica, de pintura general y pintura para automóviles, plástica, telas vinílicas y de tintas de impresión; y materiales de alta tecnología para la industria electrónica (semiconductores y materiales funcionales para paneles solares).

El ejecutivo cuenta: “La innovación continua es el ADN de nuestra compañía y genera una ventaja competitiva para Merck, luego con el pasar del tiempo y el ejercicio de las patentes, la empresa busca transferir esa tecnología a socios y otros segmentos locales”.

Merck está presente en Argentina desde 1929 y emplea a 200 personas en el país. “La empresa está acostumbrada a pensar en generaciones. Situaciones difíciles de un par de años como las que se viven en el país no nos da miedo. Queremos traer lo máximo que podamos de innovación para el paciente argentino y la industria local”, enfatiza de Carvalho Coelho.

Comentarios2
Eugenio Vazquez
Eugenio Vazquez 04/12/2018 06:20:51

20 mil millones de d�lares. mmmmmmmmmmmmmmm

Rodrigo Orlandi
Rodrigo Orlandi 04/12/2018 12:02:21

Excelente empresa, tuve la suerte de trabajar 15 a�os en ella. Conozco personalmente a Arnaud y es un excelente profesional y ser humano! �xitos Merck!

Más notas de tu interés