“La legislación laboral y los sindicatos se tienen que transformar”

Entrevista a Ricardo Wachowicz, presidente de Bayton Group, para quien en los próximos cinco años habrá un cambio profundo en la forma de trabajar.

“La legislación laboral y los sindicatos se tienen que transformar”

El debate por la reforma laboral en la Argentina no es nuevo ni está exento de polémica, en el último tiempo volvió a cobrar relevancia a las puertas del inminente cambio de Gobierno, al compás de las fuertes transformaciones que están operando en el país, y a nivel global, en el mundo del trabajo.

Ya desde sus inicios, el gobierno de Mauricio Macri se propuso avanzar con una reforma que atacara el denominado “costo argentino” y si bien no consiguió llevarla a cabo, hubo acuerdos puntuales en algunas áreas, como el de los petroleros en Vaca Muerta o en ciertos espacios de la industria automotriz, aunque sin que esto se tradujera, claro está, en un cambio integral de la legislación.

Para los especialistas, la Argentina debe abrirse de una vez por todas a esta transformación, que tiene a la tecnología como gran protagonista, si no quiere quedar anclada al pasado. La agenda laboral está hoy dominada por temas como la robotización y la inteligencia artificial y, en los próximos años, el impacto del cambio organizacional será profundo.

“En unos cinco años las actividades van a cambiar muchísimo, la forma de trabajo será totalmente distinta. Entonces, la legislación se tiene que aggiornar, los sindicatos se tienen que transformar, saben que eso es lo que viene y que es lo que tienen que hacer”, advierte Ricardo Wachowicz, presidente y fundador de Bayton Group, una organización enfocada en unir a personas y organizaciones en el mundo del trabajo, con fuerte presencia en Argentina y en la región.

Bayton Group provee actualmente soluciones en el área de Recursos Humanos, Marketing y Tecnología, además de tercerización de servicios con valor agregado. Tiene casi 50 filiales en todo el país, emplea a unas 7000 personas y cuenta además con oficinas en Uruguay y Colombia.

En una entrevista, Wachowicz traza un panorama del empleo en el país y explica en detalle por qué la Argentina necesita adecuar su legislación a los tiempos que corren para crear fuentes de trabajo. Entre los principales obstáculos que identifica para la creación de empleo, el presidente de Bayton Group hace hincapié en los costos laborales, pero también en la denominada "industria del juicio", al tiempo que marca la necesidad imperiosa de reducir la litigiosidad laboral.

“Espero que el nuevo gobierno, una vez que asuma, marque líneas claras para que sepamos hacia dónde va a apuntar la economía y cómo será el desarrollo en su conjunto. Es eso lo que nos va a permitir orientarnos para tener claro hacia dónde va el mercado del trabajo”, sostiene Wachowicz.

Y arriesga: "El anterior Gobierno apuntó a la minería, petróleo, gas, metalmecánica. Creo que el nuevo presidente buscará una reactivación de la industria y del consumo”.

Wachowicz también sostiene la necesidad de que la próxima administración atienda la problemática de la pequeña y mediana empresa, generadora del 80% del empleo formal en la República Argentina. “Tiene que haber políticas especiales para que la pyme tenga financiamiento suficiente y costos laborales acordes y para eso necesita una política y una legislación que les permita avanzar con la producción", dice.

También advierte sobre el peligro de un regreso a la doble indemnización, un fantasma que circuló en las últimas semanas, alimentado por la falta de definiciones sobre las medidas que adoptará el gobierno entrante a partir del 10 de diciembre. “Sería contraproducente y las más perjudicadas serían las pymes, pero no creo que lo haga”, señala.

-¿Qué “herencia” deja el gobierno de Mauricio Macri en términos de empleo?

-Depende de los segmentos del mercado, porque cuando inició el gobierno de Macri apuntó a lo que es minería, gas, energía, energías renovables, agroindustria, metalmecánica, y la verdad es que todo eso anduvo muy bien. Ha crecido, se ha desarrollado. Lo que no anduvo bien es la industria de la producción, y un ejemplo es lo que le pasó al conurbano bonaerense, donde está toda la industria instalada. Ahí es donde hubo realmente una caída muy fuerte en la industria y en la pequeña y mediana empresa. Creo que la pyme fue en definitiva la más castigada.

-¿Cuál es la expectativa ante el cambio de Gobierno el próximo 10 de diciembre?

-La única actividad intermediadora en las relaciones laborales son las empresas de trabajo temporario, como es nuestra empresa. Nuestra actividad estaba más orientada antes a la pyme, a su desarrollo, porque es un trabajo formal, decente, es la rápida inserción en el mercado laboral, es donde hay grandes demandas y tienen el apoyo financiero de parte de las empresas de personal temporario. Es lo que ha caído en los últimos tiempos y no ha caído solamente porque no han tenido producción: si bien la tenían, nuestra actividad ha perdido casi el 60% del mercado de relaciones laborales en la pequeña y mediana empresa, que es muchísimo, y eso ha tenido que ver especialmente con los costos laborales y la judicialización de los conflictos. Es decir, la multa, de la multa, de la multa… que hace que se haga imposible tener un trabajador en el mercado formal, entonces,  lo han tenido en el informal. En cambio, todo lo que sea industria metalmecánica, petróleo ha crecido mucho, y nuestra actividad ha crecido en esas áreas, en particular nuestra empresa.

-Esto demandó, imagino, un trabajo fuerte de reconversión de Bayton para atender a las nuevas demandas.

-Totalmente. Cuando Macri anunció hacia dónde iba a apuntar la economía, nosotros abrimos filiales en distintas partes de la Argentina, inclusive en Uruguay, en Colombia, porque hemos regionalizado nuestra organización, y lo seguimos haciendo porque el mercado es global.

-¿Dónde cree que estará puesto el foco en el gobierno de Alberto Fernández?

-Según lo que ha dicho el presidente electo en sus presentaciones, creo que le va a dar un impulso al consumo y un poco más de plata a la sociedad para que pueda consumir y la industria movilizar. Pero no va a modificar lo que hizo el Gobierno anterior, porque es lo que le va a generar fondos. Creo que va a continuar o fortalecer lo que es Vaca Muerta, el gas, las energías renovables… Lo que tiene que impulsar es el consumo, eso tiene que dar más trabajo e integrar más a las pymes.

Ricardo Wachowicz, presidente y fundador de Bayton Group. Fotos: A. García

Obstáculos para la creación del empleo

-Al margen de la crisis, ¿cuáles son las barreras que están obstaculizando hoy la creación de nuevas fuentes de trabajo?

-La legislación argentina está muy atrasada, estamos regidos por la Convención 96 del año 1946, nosotros estamos pidiendo que el país se adhiera a la Convención 181 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y modernizarnos al 97. En cambio, Brasil, nuestro vecino, ya se modernizó de una forma impresionante, es decir, toda la actividad en su conjunto se ha flexibilizado muchísimo.

Sobre la transformación en la forma de trabajar que está operando a gran escala, Wachowicz cita cifras de la OIT que dan cuenta de esos cambios: “Antes el  70% de los empleos eran permanentes y el 30% eran temporarios. Hoy, por la alta rotación y por las nuevas formas de trabajar, la modernización laboral, la transformación digital, la robotización, esa relación se invirtió: el 70% es personal temporario en el mercado mundial”.

-¿Y estamos preparados en la Argentina para adaptarnos a estos cambios?

-En los próximos cinco años las actividades van a cambiar muchísimo, la forma de trabajo será totalmente distinta, entonces, por eso digo que la legislación se tiene que aggiornar, los sindicatos se tienen que transformar, saben que eso es lo que viene y saben que es lo que tienen que hacer. Las industrias están preparadas (para estos cambios), hay muchas empresas que están trabajando con el 4.0, lo que no está pasando es que la legislación esté acompañando estas transformaciones y cambios.

-Macri no logró consensuar una reforma laboral durante su mandato y el presidente electo,  Alberto Fernández, no ha dado señales hasta ahora de querer impulsarla.

-Pero el presidente electo ha hablado de la modificación de los convenios colectivos. Quizá la forma de hacerlo sea cambiar los convenios colectivos, como hizo el petróleo. Los empleados de comercio y servicios, por caso, tienen también que hacer una transformación porque la forma de trabajar no es la misma que tenían hace 40 años, todavía seguimos con esa legislación. La forma de trabajar en una oficina ya cambió, hoy se puede trabajar desde la casa, en un café, se forman equipos de trabajo, es una forma de trabajar mucho más distendida. Esa rigidez que existía es el cambio y la transformación que viene.

-Antes habló de la llamada “industria del juicio” en cuanto a los obstáculos que impiden la creación de empleo. ¿Qué expectativa tienen frente al nuevo gobierno en este tema?

-Macri hizo una gran parte (del cambio) en el tema de los accidentes de trabajo, eso generó mucha disminución del juicio laboral por accidente de trabajo. Pero está el otro juicio laboral, que hace que una indemnización normal que podía costar a lo mejor 50.000 pesos a una Pyme termine transformándose en una de 500.000 pesos por las sucesivas multas, lo que es un disparate. ¿Cómo cambiarlo? Por ejemplo, que las indemnizaciones correspondientes por los conceptos que son los que generan la industria del juicio, si hay multas que las multas vayan para la Anses. Así disminuiría y se terminaría con el gran juicio. Eso es solo un recambio en el articulo 7 de la ley.

El fantasma de la doble indemnización

-Hay cierto temor instalado frente al recambio de Gobierno de una posible vuelta de la doble indeminzación. ¿Qué postura tiene respecto de este tema?

-Nosotros creemos que eso no va a ocurrir, porque lo que hay que hacer es generar muchas más fuentes de trabajo, no expulsarlas. Creo que ante el solo hecho de decir que no lo va a hacer, la industria va a tomar gente nuevamente. Entonces, el temor que puede llegar a generar va a ser menor al daño que puede producir si se toma una medida de esta naturaleza. Sería contraproducente, como lo fue siempre, y generalmente esto le pega a las pymes. Hagamos algo que sea productivo y le dé impulso a las pymes porque son las que generan el 80% del trabajo. Hay más de 400.000 pymes que están en una situación bastante crítica y hay que poner el foco allí.

-Cuando se dice que hoy cierran 40 pymes por día por la complicadísima situación en la que se encuentran la pequeña y mediana empresa, ¿es correcto?

-Sí, es correcto, no solo en el conurbano, en las regiones también. Nuestra empresa está en todo el país, tenemos cerca de 50 filiales en toda la Argentina y eso hace que en cada una de las zonas nosotros tengamos el censo de lo que está pasando y cómo está la actividad. Cuando el PBI cae un 4%, nuestra actividad cae el 8%, porque lo primero que sacan es el personal  temporario. Y si el PBI crece el 4%, nuestra actividad crece el 8%. Nuestra empresa maneja 63 gremios y 300 actividades. Estamos diversificados en todo y somos especialistas en nichos de negocios, eso nos ha permitido crecer y desarrollar la compañía.

Las brecha entre la demanda del mercado y la oferta académica

Desde hace años, las carreras más demandadas por el mercado (ingenierías y tecnicaturas) no coinciden con las más elegidas por los estudiantes (carreras humanísticas y sociales). Y la discusión sobre la necesidad de achicar la brecha entre las demandas del mercado y la oferta académica siempre está presente.

“Para que se dé una idea, la falta de ingenieros es un problema al que hay que buscarle solución. Hay una demanda anual de 20.000 ingenieros y solo tenemos 6000”, apunta Wachowicz. Y agrega: “La problemática que existe en las universidades es que no se apunta a la transformación que está ocurriendo en la industria. Si hablamos de petróleo, de gas, de energías renovables, tenemos que apuntar desde las universidades a las áreas a desarrollar a las que va a apuntar el país. ¿Para qué quiero más psicólogos y contadores si no tengo dónde ubicarlos? Acá hablamos de las carreras duras, de las más difíciles, pero son las que se tienen que apuntalar: más técnicos, más profesionales orientado hacia el lugar donde se va a dirigir la economía”, concluye.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000058,000063,0000
DÓLAR BLUE0,326875,750076,7500
DÓLAR CDO C/LIQ-0,2602-81,4430
EURO0,072066,543766,6397
REAL0,877114,370414,3884
BITCOIN-0,92298.631,60008.637,4300
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000035,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D0,000041,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D0,000042,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000036,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000164,80164,80
CUPÓN PBI EN PESOS-5,21172,913,07
DISC USD NY-3,734082,5085,70
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,338041.485,8600
BOVESPA0,5600117.026,0400
DOW JONES0,380029.196,0400
S&P 500 INDEX0,43273.320,7900
NASDAQ0,63009.370,8070
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,1365337,0317336,5724
TRIGO CHICAGO0,3869214,4914213,6647
MAIZ CHICAGO0,4516153,2419152,5529
SOJA ROSARIO0,0000265,0000265,0000
PETROLEO BRENT-1,981763,310064,5900
PETROLEO WTI-2,175457,110058,3800
ORO-0,15421.554,00001.556,4000