U$D

JUEVES 23/05/2019

Innovación en la escuela: los chicos que diseñan y construyen autos eléctricos

Se presentó la segunda edición del Desafío ECO YPF en el que participan unos mil alumnos de todo el país. Educación, sustentabilidad, pero sobre todo una gran experiencia.

Se preparan para competir en una carrera, pero en realidad ya la comenzaron. Más bien, ya la ganaron. Más de mil alumnos de 70 escuelas técnicas de todo el país participan de una nueva edición de Desafío ECO YPF, un proyecto de innovación educativa que impulsa a los chicos a construir autos eléctricos de emisión cero.

La iniciativa fue presentada este miércoles en la sede de YPF con la presencia del propio presidente de la compañía petrolera, Miguel Gutiérrez, y la participación del grupo de estudiantes que ganó la edición anterior, perteneciente a una escuela técnica de Junín, en la provincia de Buenos Aires. Aunque los aplausos no fueron solo para ellos: la novedad fue la presentación del primer equipo femenino en el Desafío.

Desde hace 90 días, los alumnos trabajan en equipo y preparan sus autos para presentarlos durante los próximos 17 y 18 de noviembre en el Autódromo de Buenos Aires. El 95% de las escuelas que participan son públicas y se suma en esta ocasión un establecimiento de Uruguay.

Cada grupo de chicos recibió un kit homologado por el ACA, con materiales y herramientas para crear los vehículos que mostrarán en la pista. Pusieron su esfuerzo para trabajar en los diseños y logran cumplir un sueño: en la edición anterior, los ganadores viajaron al Reino Unido, visitaron Liverpool, y en solo 11 días se prepararon para una competencia internacional en la que obtuvieron nada menos que el segundo puesto.

El proyecto de YPF

“Este es el futuro y no podemos estar ausentes del futuro”, remarcó Gutiérrez en el acto en el que estuvieron también representantes dela FIA (Federación Internacional de Automovilismo), el ministerio de Educación, el Gobierno de la Ciudad, la Fundación YPF y la empresa Garbarino, sponsor del proyecto. El escenario estuvo conducido por Iván de Pineda.

Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, junto a los ganadores de la edición anterior.

Al hablar del proyecto y del futuro, Gutiérrez dejó una clara señal sobre, precisamente, el futuro de la compañía y la razón de esta apuesta. “No somos sólo petróleo y gas. También trabajamos en renovables. El mundo va hacia la energía eléctrica”, comentó.

Tras destacar que con Desafío ECO la compañía trabaja “mancomunadamente con los jóvenes”, el directivo recordó que YPF es una empresa pionera e insistió -con las presencia de los chicos protagonistas en el escenario-, en la necesidad de la innovación: “Hay que abrir la olla y dejar que las cosas ocurran”, confió.

Anticipó además que YPF está trabajando en el desarrollo de su proyecto 2040, con su estrategia para lo que viene en temas como litio, movilidad eléctrica y transporte, y recordó que el rubro de generación eléctrica está en marcha a través de YPF Luz, con la provisión de 1800 megas más otros 600 en construcción.

El valor de la integración

La Argentina es un país con mucha cultura automovilística, aunque el proyecto Desafío ECO envuelve además otras cuestiones sensibles y valores, como educación, integración y sustentabilidad.

“Estamos desarrollando los nuevos paradigmas junto a los jóvenes”, destacó Carlos Menéndez Behety, Chief Marketing Officer de YPF. “Entre ellos está el futuro Pinanfarina, el futuro disruptor”, sentenció entre aplausos.

Mirá la entrevista a Carlos Menéndez Behety:

Cuando los chicos volvieron a casa después de su experiencia en Reino Unido, Junín fue una fiesta. Y ese clima ya se respira entre los equipos que están trabajando en esta edición, incluyendo el equipo femenino ‘amadrinado’ por Garbarino. “Para muchos fue su primer viaje en avión, no había pisado Ezeiza y allá destacaron su trabajo en equipo”, se emocionó uno de los profesores que trabajaron con los chicos, relatando la experiencia.

“Con este proyecto, estamos integrando educación y empleabilidad”, explicó por su lado Menéndez Behety, haciendo hincapié en el sistema Enseñanza y Aprendizaje Basada en Proyectos (EABP). Y recordó que “los chicos de la escuela querían ser mecánicos, ahora –motivados por el proyecto- quieren ser ingenieros”.

Mirá también la entrevista a Agustín Fabrizio, uno de los ganadores del Desafío:

Mientras avanzaba el mediodía y terminaba el evento, los alumnos -principales protagonista-, no pararon de dar entrevistas y sacarse fotos junto a los autos, a sus propios diseños, que con sus ruedas finas y el esfuerzo puesto en vencer las resistencias del aire llegan hasta 45 o 50 Km por hora, en formato tipo fórmula.

“Desde el inicio fue un orgullo participar”, resumían. Se les notaba en la cara.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping