Red propia y compromiso con el cliente, los pilares por los cuales SIMPA elige el servicio de Metrotel

Hoy la conectividad es esencial para cualquier industria. El grupo SIMPA, cuyo eje es la manufactura e importación de motos y vehículos, confía en la compañía líder en telecomunicaciones corporativas como su principal proveedor de internet.

"No podemos operar si no tenemos conectividad, para nosotros es fundamental" afirma Sebastián Peña, gerente superior de sistemas grupo SIMPA y comenta que tanto en la casa matriz como en las plantas, es vital para ellos la conexión de internet.

SIMPA es un grupo de empresas cuyas operaciones están dedicadas en un 50 % a la manufactura de motos. En dos de sus plantas industriales se ensamblan 5 líneas de estos vehículos. Se trata de tres unidades de negocios grandes. La más conocida, es la representación de 15 marcas de moto vehículos, algunas de las cuales son importadas y otras se ensamblan en las plantas locales.

Adicionalmente son dueños de la empresa GAMA de hidrolavadoras, y otras Gamma Herramientas. Su sede central está en zona norte y las demás se reparten en Garín, Campana y Pilar. La conectividad de todos estos puntos está en manos de la empresa líder en telecomunicaciones corporativas Metrotel, con enlaces de Internet y RPV.

Sebastián Peña, gerente superior de sistemas grupo SIMPA 

"En la empresa tenemos todo conectado con un sistema de gestión que, al momento de crear el número de chasis, que es el instante anterior a que nazca la moto debemos ingresarlo. Este sistema está basado en un modelo de cliente servidor donde hay en la casa matriz y en las plantas que están a 40 km de distancia. Por eso, es fundamental la conexión que nos brinda Metrotel para empezar a ensamblar y una vez que terminamos este proceso nos conectamos con el NDRPA (Registro Nacional de Automotores) para declarar esa unidad así después, el cliente final la puede registrar y patentar", detalla Peña y agrega que en el medio están todos los sistemas de controles y validaciones entre las plantas y el sistema que son esenciales para que el proceso funcione.

El ejecutivo destaca: "La decisión de pasar del anterior carrier a Metrotel fue mía. Hace 6 años busqué una compañía con red propia en el punto a punto, ya que por experiencias anteriores en que las últimas millas estaban tercerizadas no fue lo ideal. Cuando surgían inconvenientes la resolución demoraba y había mucha burocracia en el medio".

"La experiencia con Metrotel es muy buena y la atención al cliente siempre fue espectacular. No menor es que el precio estaba acorde a las necesidades que teníamos y las plantas estaban necesitando tener una conexión profesional: ahí decidimos integrarnos y hacer una red completa con Metrotel".

Para destacar, "Me ha pasado con otros proveedores que he tenido cortes de conectividad, los llamaba y no me atendían. Es tan grave que no te atiendan y no te den una respuesta como el problema que surge. Tener un seguimiento del otro lado da la tranquilidad de que el inconveniente no es solamente mío sino es también del proveedor, que está haciéndose cargo y por eso encontramos que hay un compromiso total entre Metrotel y nosotros", finaliza Sebastián Peña.