Elegancia y negocios: las reglas para inspirar confianza

El sastre top Nicolás Zaffora, especialista internacional en confección artesanal, brinda sus recomendaciones para mejorar el vestuario.

La confianza en los negocios lo es casi todo. Y para generar confianza, no solo hay que saber, sino también parecer, una prueba en la que la vestimenta sigue siendo, contra algunas suposiciones de moda, un factor clave. Conocedor de estilos y situaciones, Nicolás Zaffora, un prestigioso sastre argentino dedicado a la confección personalizada y artesanal (bespoke), sentencia: “Las personas que tienen mayor éxito son las que combinan su sapiencia profesional con una buena imagen, que además de ser buena sea elegante .

¿Qué significa? “No es solo lo que decís, es como te vestís, cómo combinás las cosas que te ponés de acuerdo con el contexto, explica Zaffora desde su taller con clientes en varios países y círculos top. Asegura que la elegancia potencia la imagen profesional y se aplica en todos lados. “Un ingeniero o un arquitecto que tiene que estar en las obras también puede estar elegante , ejemplifica. Y aclara que no se trata solo de pensar en un traje, sino también en tener en cuenta el outfit más descontracturado.

Con un pie en el verano y con una actividad laboral que se reactiva en lo presencial, las reuniones que vienen obligan entonces a prever ese estilo más liviano y hasta algunas situaciones más sofisticadas.

Pero, ¡cuidado!, que algunas reglas que se dan por asumidas pueden no ser las correctas. Por eso, como consejero de estilo personal, Zaffora revela algunas recomendaciones básicas para no errar en la ocasión y, de paso, rearmar el vestuario postcuarentena.

La primera regla estival es que si uno está trabajando no debe olvidar eso en lugar de pretender vestirse como para ir a la playa o de paseo. “En una situación descontracturada de una reunión de negocios en un café a la tarde, tenés que tener una chaqueta o blazer , aclara Zaffora. Define el manejo de la elegancia como una suerte de ecualizador: “Aunque estemos de jean, con unos zapatos buenos, una camisa y un pañuelo de bolsillo, se sube el nivel. Si a un pantalón chino le agrego zapatos subo el nivel, si es con zapatillas lo bajo , detalla.

Recomienda para esta temporada las telas de lino o lana adecuada al verano, aplicadas en chaquetas sin entretelas ni hombreras.

¿Con traje y sin corbata?

“Cuando uno hace negocios por el mundo hay normas que hay que cumplir , advierte el sastre, haciendo especial hincapié en el mundo de las finanzas y de los abogados. “En Asia, siempre es de traje y corbata. En Estados Unidos, siempre de traje y corbata y zapato con cordón. En el centro de Europa podés relajar el traje y corbata y podés usar mocasines , relata. El arte es “poder conectar con el lugar y el encuentro al que uno va para no desentonar “y que no parezca que perdiste la maleta .

Otro aspecto importante son los colores. Los neutros son los que inspiran más confianza. Azules más claros para el día, con camisa celeste y zapatos marrones. Azul noche o gris oscuro con zapatos negros para la noche. “Si no es smoking, el traje negro es solo para velorio , aclara antes que le pregunten.

Y otra aclaración importante: la transgresión cabe solo para los jóvenes de veinte.

Se trata también de conocerse uno mismo –dice Zaffora- y trabajar su estilo, porque insiste en que su propuesta es que además de estar adecuados para la ocasión ser elegantes. “Es muy importante la prolijidad. Uno cuando va a un lugar tiene que saber cómo están los demás. Es educación, además de imagen profesional , resume.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios