Brand Strategy

Destinos emergentes, el nuevo mapa al que apuesta Turismo

Por la pandemia, se buscan lugares más naturales y con espacios abiertos. El ministerio que encabeza Matías Lammens invertirá $ 2700 millones en obras de infraestructura

Al igual que muchos usos y costumbres, la mirada del viajero también cambió con la pandemia. El espíritu turista se mantiene a flote, incluso con más ansias, pero la búsqueda está cambiando de rumbos y no solo por una necesidad de seguridad sanitaria. El espacio, la naturaleza en estado más puro, el saber descubrir nuevos lugares, son opciones que se han ido revalorizando: llegó el momento de aquellos rincones especiales que los convierte en los "destinos emergentes".

Como ya se vio en la esperada temporada de verano 2020/2021, la actividad turística se reactivó aun nivel que superó las expectativas iniciales, con cerca de 13 millones de argentinos que viajaron por el país. Esto ocurrió gracias a la aplicación de políticas de incentivo al sector y de protocolos sanitarios ante el COVID-19. Y en estos meses se comprobó también que muchos hábitos llegaron para quedarse, invitando a una nueva mirada para pensar el turismo lejos de las grandes aglomeraciones y en espacios abiertos para disfrutar con tranquilidad.

De acuerdo con datos que maneja el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, de a poco los turistas empiezan a mencionar cada vez más los destinos caracterizados por la abundancia de naturaleza, las opciones al aire libre y el campo, y comienzan a asomar entonces los lugares menos conocidos, o menos considerados en la lista de destinos típicos, pero con potencial y atractivos.

Y desde la cartera que dirige Matías Lammens apuntan justamente a consolidar esos destinos emergentes con una serie de medidas, entre las que está el Plan 50 Destinos, para realizar obras a lo largo del país. El Ministerio tiene proyectada una inversión total de 2.700 millones de pesos hacia fines de 2021.

Con eje en el turismo de naturaleza, el objetivo es sumar servicios y facilidades. Se trata de lugares con muchas oportunidades para desarrollar y con gran potencial para ofrecer a los viajeros una opción diferenciada.

El Plan 50 Destinos contempla, por ejemplo, nuevas instalaciones en balnearios y campings; centros de informes para los visitantes y hasta proyectos ambientales de impacto sostenible. Se trata -según afirman en el ministerio de Turismo y Deportes- de una apuesta fuerte en obras para mejorar la experiencia de los turistas que visiten esos destinos, consolidarlos y fortalecer su oferta. Inyectar hoy una dosis de infraestructura con vistas a un crecimiento de la actividad en el futuro.

LAS NUEVAS RUTAS

¿Cuáles son esos destinos emergentes que conviene visitar? Son varios para mencionar, pero entre la exuberancia del Litoral, El Soberbio y los Saltos del Moconá destacan como una perla misionera a explorar; mientras que Reconquista, en la misma Misiones, acerca a Jaaukanigás, un extenso humedal que ofrece una conexión 100% con la naturaleza.

El sol cuyano, en tanto, se puede disfrutar desde la Quebrada del Zonda, en San Juan, hasta Villa La Quebrada, en San Luis.

El Norte sorprende con paisajes que van desde San Javier, en Tucumán, hasta el Dique El Jumeal, en Catamarca, y la cálida San Blas de los Sauces, en La Rioja. El sur por supuesto no se queda atrás, con la propuesta de La Lobería, que despliega un escenario increíble en el mar patagónico, mientras que lugares como El Chocón asombran con historias y restos de dinosaurios.

El caso de Parque Moconá, por ejemplo, es una excelente opción para quienes deseen vivir la experiencia a pleno entre el agua y la selva misionera. Enmarcados por la Reserva Yabotí, en el río Uruguay, esos saltos tienen la particularidad que cortan en forma longitudinal el lecho del río, por una formación geológica, en lugar de hacerlo en forma transversal como otras caídas de aguas. A unos 60 kilómetros se encuentra la localidad de El Soberbio, una alternativa ideal para alojarse.

En Tucumán, con su paisaje ondulado y sus zonas residenciales, San Javier se ubica a unos 25 kilómetros de la ciudad capital y sus panorámicas están entre las mejores vistas de la provincia. La oficina local de turismo recomienda la zona para múltiples actividades como mountain bike, trekking, cabalgatas, tirolesa y paseos en cuatriciclo.

Mirando al sur, La Lobería, a unos 60 kilómetros de Viedma, es un punto de encuentro con el mar cada vez más valorado.En una costa trazada por restingas, cuando baja el mar abre paso a piletones naturales que se forman entre las rocas. A un paso de allí, rodeada de acantilados, se encuentra la Reserva Provincial Punta Bermeja, considerada la colonia más grande de lobos marinos de un pelo de Sudamérica.

Villa El Chocón, hacia el oeste, en la provincia de Neuquén, es la sede de una de las represas hidroeléctricas más grandes del país, con su lago artificial, pero su sello lo ha conseguido a partir de los importantes descubrimientos de los restos más ambrososo de dinosaurios.

Lo cierto es que Argentina tiene cientos de lugares por descubrir y, cada vez más, un nuevo mapa empieza a asomar para marcar el ritmo de los viajes.

Tags relacionados
Noticias del día