Depósitos urbanos de ‘última milla’: un boom que mueve al Real Estate

Entrevista en video a los especialistas Lucas Desalvo y Santiago Isern de Cushman & Wakefield. ¿A qué se debe esta tendencia y qué perspectivas abre?

La expansión del e-commerce, acelerada a raíz de la pandemia, produjo muchos efectos en los negocios. Y uno de gran importancia para el real estate fue el boom de los depósitos urbanos denominados de 'última milla', por su cercanía al centro de la Ciudad y que son vitales para la logística que rodea a la venta online y sus requerimientos de eficacia y de acortamiento de distancias en las entregas a los clientes.

Sobre esta tendencia y las posibilidades de inversión y crecimiento que se abren, dialogamos con dos especialistas que realizaron un profundo análisis sobre los centros de almacenamiento: Lucas Desalvo, Gerente de Investigación de Mercado de Cushman & Wakefield y Santiago Isern, Broker Senior del Área Industrial de la misma firma.

Los números revelan la dimensión del fenómeno. Los depósitos Premium ubicados más cerca de la ciudad, pasaron de una vacancia de 22,2% antes de la pandemia al 10,5% al cierre del tercer trimestre. Constituye hoy el radio con menor vacancia y donde se llega a pagar el valor locativo más alto del mercado.

¿A qué se debe ese boom? ¿Se mantendrá la tendencia en el tiempo? ¿Qué actitud están tomando los inversores?, son algunas de las preguntas que respondieron Desalvo e Isern de Cushman & Wakefield.

Transformación del comercio

Ciertamente, una actividad tan simple como un click para comprar un producto online moviliza a una industria entera para que un pequeño paquete llegue a la puerta de casa en unas pocas horas. Un servicio que ha crecido enormemente a raíz de las restricciones sanitarias por la pandemia, aunque ya antes representaba una transformación en aumento.

Para que todo ese proceso, desde la venta a la recepción del producto por parte del cliente sea exitoso, es fundamental contar con una cadena de distribución eficiente que cuente con el almacenamiento en grandes centros logísticos y luego otros más pequeños. Esta situación impulsó que varios inmuebles industriales urbanos se adaptaran de manera rápida para atender a las nuevas necesidades surgidas por el boom de esta actividad.

Las nuevas oportunidades

En la Ciudad se abrieron muchas oportunidades para instalar depósitos ubicados en el tramo final del circuito logístico de entregas, que va del kilómetro 0 al 15, con superficies entre 3000 y 5000 metros cuadrados. Y a diferencia de otros más grande ubicados en las afueras de la ciudad, para desarrollar o construir este tipo de inmuebles, el ticket es más accesible, por lo cual empieza a ampliarse el abanico de inversores.

Para finalizar, Santiago Isern comentó que actualmente están trabajando con varias empresas vinculadas a la logística y al e-commerce que están buscando nuevos espacios para relocalizarse o ampliar sus operaciones. Y también reveló que están en contacto con nuevos actores del lado de la oferta: propietarios que vieron la oportunidad y ya están desarrollando este producto, en varios casos a la medida de necesidades de las empresas .

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios