Cuáles son los tres destinos imprescindibles para todo fanático del ski

Los Alpes representan el destino soñado para todos los verdaderos fanáticos del ski. Esta región no solo resulta atractiva por sus mágicos paisajes sino también por sus increíbles pistas. No es casual que congregue al 43 por ciento de los esquiadores del mundo y concentre más del 80 por ciento de los resorts más importantes a nivel global –aquellos que reciben más de 1 millón de visitantes por año.

Las montañas, el deporte y el relax confluyen de tal manera en los Alpes europeos que se convirtió en uno de los sitios más elegidos por celebridades como George Clooney, David Beckham y hasta el mismísimo príncipe Guillermo de Inglaterra a la hora de disfrutar de la nieve y los deportes de invierno. Uno de los puntos principales de los Alpes, el hub del ski a nivel mundial, es la calidad de sus pistas, que permiten descubrir un nuevo sendero o camino en cada descenso. Ya sea en esquíes o sobre la tabla de snowboard, estas son los destinos que deben figurar como imprescindibles para todo esquiador aficionado o profesional.

Val-Thorens

Uno de los principales protagonistas de todas las temporadas de nieve. Elegido tres veces en cuatro años como el mejor resort de ski en todo el mundo en una votación de la cual participaron más de 1,6 millones de personas de 85 países, Val Thorens es la estación de esquí con mayor altitud de todo el Viejo Continente, rodeada de seis glaciares y seis cumbres.

La estrella máxima de esta locación es el dominio esquiable Les 3 Vallées. Sus 600 kilómetros de pista lo convierten en el más grande del mundo y en uno de los lugares favoritos para estrellas como Madonna y Arnold Schwarzenegger, como así también es una de las pistas predilectas del príncipe Guillermo y su mujer, Kate Middleton.

Si la adrenalina no es suficiente, una de las actividades más interesantes de esta locación es viajar en la mega-tirolesa que une Orelle y Val Thorens. Suspendidos a más 3000 metros de altura, los esquiadores que decidan utilizarla podrán ver el paisaje desde otra perspectiva con este paseo de 1300 metros. Dentro del valle también se ubica el Club Med Val Thorens Sensations que cuenta, dentro de su servicio all inclusive, con forfait de remontes mecánicos durante seis días y clases colectivas de ski para todos los niveles.

Chamonix

Considerado como la meca del ski, ya que en aquella ciudad se llevaron a cabo los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en 1924. Si bien el dominio esquiable Grand Chamonix no es de los más grandes de la región –cuenta con 182 kilómetros de pista–, representa uno de los destinos invernales más míticos a nivel mundial debido a que fue ahí donde nació la modalidad de esquí de fondo.

Uno de los principales atractivos de Chamonix es su ubicación estratégica. A los pies del majestuoso Mont Blanc, esta comuna brinda la posibilidad de esquiar en tres países en tan solo un día. Los recorridos de las montañas francesas, suizas e italianas pueden disfrutarse durante una jornada sin abandonar el dominio esquiable. Algunas de las celebrities que se deslumbraron con este paisaje son David Beckham y la cantante australiana Kylie Minogue.

Para los que buscan una alternativa a los esquíes, el Club Med Chamonix Mont-Blanc ofrece la posibilidad de realizar nordic walking, un deporte de resistencia que cada vez resulta más popular entre los visitantes de los Alpes.

St. Moritz

Uno de los lugares favoritos del jet set internacional que elige esta coqueta comuna suiza para lucir todo su glamour. Las lujosas tiendas de marcas de primer nivel en el barrio St. Moritz-Dorf se transforman en uno de los sectores más visitados por las celebrities que deciden vacacionar en esta ciudad como John Travolta y Robert De Niro.

El deporte es una de las características principales de St. Moritz. Anfitriona en múltiples ocasiones de los Juegos Olímpicos de Invierno y del Campeonato Mundial de Esquí Alpino, también fue sede de un Campeonato Mundial de Polo. El dominio esquiable de Haute-Engadine es uno de los más completos a nivel mundial, con sus 350 kilómetros de pistas de esquí alpino y sus 222 kilómetros de pistas de esquí de fondo.

Asimismo, uno de las paradas obligatorias en esta ciudad es el Bernina Express, un tren panorámico cuyo recorrido de casi cuatro horas entre glaciares, lagos o montañas resulta una de las mejores actividades de la localidad.

A solo 300 metros de los remontes para las pistas se encuentra el Club Med Saint-Moritz Roi Soleil, un alojamiento ideal para vivir la experiencia completa en la nieve con su servicio all inclusive. Este resort ideal para familias dispone también de un club para niños de 4 a 17 años y la exclusiva fórmula multi-esquí para adolescentes.

Tags relacionados