Colaboración global en la investigación

Sebastien Delarive, Country Lead de Sanofi para el Cono Sur, explica la estrategia de la compañía farmacéutica

La posibilidad de encontrar una vacuna que ponga freno a la pandemia del coronavirus es la preocupación central –y la esperanza- de las personas y gobiernos en este complicado escenario. Un actor importante en ese trabajo es la compañía farmacéutica Sanofi, tanto en la identificación de posibles tratamientos como en la investigación de vacunas.

La empresa anunció la colaboración con la start-up Luminostics para el desarrollo de un auto test rápido que podría ser de venta libre en un futuro cercano. "Estamos trabajando en paralelo en varias líneas, por una parte, estamos estudiando algunos de nuestros productos como potenciales tratamientos para COVID-19 y además estamos aprovechando toda nuestra experiencia para desarrollar una vacuna. Estamos colaborando con las autoridades sanitarias y con estudios clínicos a gran escala en todo el mundo", explicó Sebastien Delarive, Country Lead de Sanofi para el Cono Sur.

La situación llevó también a tomar las medidas de prevención para el cuidado de los colaboradores y sus familias, manteniendo como foco de Sanofi al paciente y la necesidad de garantizar que los tratamientos lleguen a tiempo a las personas que los necesitan. "Tenemos un comité de crisis enfocado en la continuidad de las operaciones que analiza todos los eslabones de nuestra cadena de suministros", describió Delarive.

En cuanto a la investigación en vacunas, actualmente Sanofi tiene dos modelos candidatos. El punto de partida fue la experiencia de trabajo adquirida por la compañía en el desarrollo de una vacuna contra el SARS. Además, aprovechará una plataforma de otra vacuna recombinante: la vacuna antigripal que se produce anualmente. En febrero de este año Sanofi firmó un acuerdo de colaboración con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA) para promover un nuevo candidato a la vacuna COVID-19. Estipula que la compañía inicie una vacuna recombinante basada en proteínas candidatas. La visión es unir esfuerzos, por lo cual Sanofi firmó también un acuerdo con GSK, en el cual proveerá el antígeno producido mediante tecnología recombinante, lo que ayudaría a encontrar un rápido camino para desarrollar una vacuna contra el COVID-19. "Tenemos una trayectoria muy sólida en el desarrollo de vacunas. Confiamos en poder colaborar para encontrar una 
vacuna eficaz
y que sea accesible para toda la población", concluyó Delarive.

Tags relacionados

Noticias del día