Historia de acuerdos

Estos son los países que más negociaron con el FMI: está la Argentina, pero no en el podio

La Argentina es uno de los países que más acuerdos firmó con el FMI desde su ingreso en la entidad, en 1956. Y aunque no encabeza la lista, sí tiene una larga relación con el organismo. Además, es el que más tiempo ha estado bajo programa.

"Estoy tocando fondo...Monetario Internacional", cantaban Viudas e Hijas De Roque En Roll en 1985, el año del programa de shock -uno de tantos- bautizado Plan Austral, que tuvo luz verde del organismo. La Argentina había ingresado al FMI 29 años antes y, desde ese momento, la institución se enlazó en su historia política, social y económica de manera tan estrecha que escasas medidas quedaron fuera de su lupa. Sin embargo, pocas veces se había hablado tanto de él como en ese duro periodo de inicio de la democracia. Y hoy permanece incólume en la agenda.

En estos 67 años el país firmó 22 acuerdos con el organismo. "19 stand by y tres de facilidades extendidas, ahora llamados ‘servicio ampliado del FMI'", precisa Noemí Brenta, investigadora y subdirectora del Centro de Investigaciones en Historia Económica, Social y de las Relaciones Internacionales, del Instituto de Estudios Históricos, Económicos, Sociales e Internacionales, Unidad Ejecutora en Red del Conicet, Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, y docente. "Pero hubo otros acuerdos: por el primer tramo de crédito, caída de las exportaciones, aumento de la factura petrolera, además del uso del tramo reservas", añade la autora de la investigación Argentina y el FMI: un enfoque histórico de las condicionalidades y su incidencia en los derechos humanos económicos y sociales, 1956-2020.

En 67 años la Argentina firmó 22 acuerdos con el FMI.

"El período más intenso bajo programas del FMI va de 1982 a 2001, con algunas interrupciones por suspensión de los acuerdos por parte del organismo o del gobierno argentino", agrega Brenta y eso pareciera explicar que su nombre terminara recalando en una canción de rock durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

La Argentina no ha sido el país con más acuerdos con el Fondo, pero sí está entre los punteros. El primero es Haití, que ingresó en 1953 y suscribió 30 acuerdos. Desde 1945, Colombia tuvo 27 acuerdos, iguales año y número que Perú; Honduras, 25 desde 1945; Liberia, 24 desde 1962; Filipinas, 23 desde 1945 y Pakistán, igual cifra, pero desde 1950.

Desde 1946 han firmado 22 acuerdos Panamá, Uruguay y El Salvador. Ecuador lo hizo desde un año antes y Kenya, a partir de 1964.

Pero la cantidad no es el único dato relevante en la relación. Según la investigación de Brenta, "la Argentina es el país de ingresos medios que ha permanecido más tiempo bajo programas del organismo". "Si se consideran solo los acuerdos de mayor condicionalidad -stand by y facilidades extendidas-, 38 de los 50 años corridos entre 1956 y 2006, es decir, desde el ingreso del país al organismo hasta la cancelación total de su deuda con él, transcurrieron bajo programas del FMI", afirma posteriormente.

"Además -dice en otro tramo del trabajo-, es el miembro del FMI que recibió el mayor stand by de la historia del organismo, en junio de 2018, desembolsado en un 80 por ciento en solo 13 meses". El repago del stand by firmado hace ya un lustro requirió una renegociación, porque el cronograma original no podía ser cumplido, y lo pactado a comienzos de 2022 dejó lesiones dentro del Gobierno, antecedente de la intempestiva partida de Martín Guzmán de la cartera de Economía hace un año.

Economistas como Juan Carlos de Pablo pusieron en duda el peso del acuerdo con el FMI firmado por Guzmán y lo atribuyeron al interés del organismo de salir airoso de un incumplimiento por parte de la Argentina que afectaría su propia reputación.

Ahora, el Gobierno y el Fondo están inmersos en una nueva negociación, esta vez liderada por Sergio Massa, quien publicó en sus redes sociales un video en el que alude a la responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri en la toma del crédito. Así, la renegociación transcurre en un clima más político que técnico. Massa apeló a una metáfora para simplificar la explicación: "Es como si el tío de la familia hubiese tomado una hipoteca con el prestamista del barrio. Y entonces, el prestamista cuando te viene a cobrar siempre te pide algo más. Un día te pide una cosa, otro día te pide otra. Eso es el Fondo".

Temas relacionados
Más noticias de FMI

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.