Women Leadership Forum

Cómo emprender en una industria monopolizada por hombres

Silvia Zarraga, directora de Copileidy, contó su experiencia y su secreto para llevar adelante una empresa exitosa

Silvia Zarraga, directora general de Copileidy Servicio Gráfico Integral, participó del 6to Women Leadership Forum en un segmento individual conducido por Walter Brown.

"Hay que tener un objetivo. Comencé desde muy joven y no sentí la diferencia entre ser mujer o varón. Con trabajo y esfuerzo y ganas de hacer las cosas fue fácil el tránsito. En mi rubro durante muchos años no había mujeres y hoy hay varias mujeres exitosas llevando sus empresas adelante pero creo que siempre hubo un objetivo muy claro de a dónde quería llegar", explicó la ejecutiva.

La pandemia de Covid-19 ha provocado un escenario sin precedentes que hasta hoy genera una multitud de desafíos en todas las esferas de la sociedad. A pesar de ello, también ha brindado oportunidades para la innovación, y el sector de la pequeña y mediana empresa en muchos casos ha sabido estar a la altura de las circunstancias.

"Fue un aprendizaje. Si antes de la pandemia me decían que se podía trabajar desde casa hubiese dicho que no era posible. Salvo la parte que produce el resto de los colaboradores se manejó desde su casa. Sirvió para darnos cuenta que lo que importa es el objetivo y a dónde querés llegar con todo eso. Fue duro porque tuvimos la empresa cerrada algunos meses, pero el argentino tiene la capacidad de reinventarse todo el tiempo, hicimos el esfuerzo y pudimos salir adelante y con aprendizajes", aclaró Zarraga.

Consultada sobre cómo generar sentido de pertenencia en una compañía, la empresaria afirmó que "en Copileidy somos como una pequeña familia porque somos una pyme. Tenemos gente muy joven y otras personas que están desde el inicio de la empresa. La parte emocional es la prioridad".

Zarraga llegó a la industria gráfica según sus palabras "un poco por necesidad y otro poco por un sueño". Con el tiempo fue emprendiendo desde la experiencia y afirma que nunca sintió la mirada masculina en el sector. "Siempre recibió buenas críticas y siempre fueron para bien. Creo haber abierto un camino porque realmente amo lo que hago. Muchas mujeres se animaron a entrar al rubro y les está yendo bien también. Nunca hay que pararse en un lugar de debilidad por ser mujer y no hay que tenerle miedo a las cosas que un hombre puede resolver y que pueden resultar normales. Hay que estar convencidos de lo que se hace y siempre esperar más de uno y del grupo con el que trabajás".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios