Desde $ 500.000 de fee

Ofrece una cerveza gratis por día, ya tiene 20.000 suscriptores y quiere expandirse con franquicias

Pinta Libre cumplió cuatro años y cambió su modelo de crecimiento a un formato B2B. Ya desembarcó en Chile, Uruguay y Perú, pronto lo hará en Ecuadro y ya planifica llegar a Europa y EE.UU.

En octubre de 2020, Matías Mindlin anunció el desembarco en Barcelona de Pinta Libre, la plataforma de suscripción cervecera que creó en 2018. Sin embargo, la expansión no salió como esperaban. "Nos dimos cuenta lo poco que sabíamos de ese mercado y todo lo que habías hecho mal. Vimos lo importante de tener a alguien local", asegura. Los precios de las membresías eran muy caros y el perfil artesanal de los locales elegidos para asociarse no condecía con el estilo de consumo. A esto se le sumó un nuevo aislamiento.

El emprendedor aprovechó ese tiempo para analizar el modelo y en 2022 decidió reenfocarlo. La plataforma lanzó un sistema de franquicias digitales para encausar su expansión, con fees de ingreso que van desde los $ 500.000 hasta los $ 2 millones (a octubre 2022). Así, aseguran, ya lograron plantar bandera en Uruguay, Perú y Ecuador y próximamente proyectan desembarcar en México, Colombia e Israel. "En 2024 la idea es tener 250 franquicias activas".

Expansión con obstáculos

Pinta Libre nació hace cuatro años con el mote de "el Netflix de las cervezas". Su modelo era sencillo: el usuario pagaba una suscripción mensual (actualmente de $ 399) y a cambio obtenía una pinta de cerveza gratis por día en los comercios asociados. La única condición para acceder al beneficio era realizar un consumo mínimo en el local por el valor de una pinta. Por su parte, los bares no pagaban ningún tipo de comisión para figurar en la app.

La compañía cuenta con 1000 bares asociados y cerca de 20.000 susciptores.

La compañía primero creció en CABA y Gran Buenos Aires y luego fue sumando ciudades del interior. A comienzos de 2020 se lanzó en Chile y, una vez iniciada la pandemia, sumó Montevideo y el ya mencionado desembarco en España. "El momento clave fue cuando, por el COVID, tuvimos que prescindir de servicios de personas que actuaban como embajadores en el exterior. Cuando volvimos a esas ciudades sin ellos nos sentíamos como ajenos a esos lugares", relata Mindlin, CEO de la firma.

Franquicias digitales

Así fue que optaron por cambiar su estrategia de expansión. Pasaron de llevar adelante ellos mismos el plan a derivarlo en los franquiciados digitales. Estos abonan un fee de ingreso, que varía según el tamaño de la ciudad y el valor de las pintas, y luego se encargan de captar a los comercios locales para que se suban a la plataforma. Una vez que los suscriptores empiezan a llegar, Pinta Libre se queda con un 25% de los ingresos. "El fee es por el servicio que le damos de comunicación, customer support y de atención a los bares", explica.

"Es una franquicia de baja inversión, no precisa empleados, local comercial ni maquinaria. Pero sí necesita mucha estrategia y gestión", apunta el emprendedor. Los franquiciados pueden optar por ser monotributistas o crear una sociedad para canalizar los ingresos por membresías. Antes de salir a la caza de los comercios, agrega Mindlin, estos reciben un entrenamiento intensivo enfocado en la pata comercial.

En los próximos meses espera lanzar un vertical enfocado en helados.

Hace un año la compañía sumó otro vertical: cafeterías. No obstante, por el momento, solo está disponible en Uruguay, Perú y la ciudad de La Plata. "Vemos una tendencia interesante ahí porque hay más recurrencia de consumo en el café que en la cerveza", destaca. A su vez, adelanta, próximamente quiere agregar heladerías con Pinta Libre Gelato.

Proyección

"La idea es cerrar 2022 con 10 franquicias y para las que lanzamos nosotros en el pasado estamos buscándoles franquiciados para cederles la operación y así volcarnos a un modelo B2B", asegura. Actualmente, en todos los países en los que opera, la plataforma cuenta con 20.000 suscriptores y cerca de 1000 bares asociados.

El próximo año esperan alcanzar las 50 franquicias y consolidar el negocio en América latina. Si bien en 2021 planificaba buscar una ronda de inversión, Mindlin señala que, ahora, no es necesaria. "Hoy, con el equipo que tengo, puedo escalar sin inversión externa, somos rentables. Pero la idea para 2024 es entrar con todo en Europa y EE.UU y para eso sí vamos a necesitar inyección de capital para invertir en publicidad y equipo", reconoce.

En tanto, el proyecto piloto en Barcelona se pausó. "Lo lanzamos con cierta ingenuidad y aprendimos que escalar un negocio en otras culturas no es tan fácil. Vamos a volver, pero con franquicias". 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios