Lecturas

Los 3 libros para leer sí o sí para empezar a hacer buenas inversiones desde cero

Desde consejos de Warren Buffett hasta un best seller con los principios de un inversor de primera línea.

Los modelos mentales son herramientas que la mente puede utilizar para analizar y entender el mundo que nos rodea. Cuando varios de estos modelos trabajan en tándem, forman una gran caja de herramientas para tomar mejores decisiones. La idea se cree que fue originada por Kenneth Craik en su libro publicado en el año 1943 titulado The Nature of Explanation

Lo interesante es que cuanto más modelos se tengan, mejor se podrá resolver el problema en cuestión. En su configuración de serie, el cerebro trabaja contra el razonamiento racional; se apoya en modelos que ya conoce y trata de forzarlos ante cualquier situación. Aumentando los modelos, se disminuyen las posibilidades de que el cerebro se vea sorprendido.

Julián Bender, emprendedor argentino cofundador de empresas como Sirena, ahora parte de Zenvia, compartió en Twitter tres libros ideales para crear modelos mentales que ayuden a formar un perfil inversor

1) Principios, de Ray Dalio

"Significativo... El libro es a la vez instructivo y sorprendentemente conmovedor", dijo el New York Times sobre el libro que ya se convirtió en best seller. 

Ray Dalio, uno de los inversionistas y empresarios más exitosos del mundo, comparte los principios poco convencionales que ha desarrollado, perfeccionado y utilizado durante los últimos cuarenta años para crear resultados únicos tanto en la vida como en los negocios, y que cualquier persona u organización puede adoptar para ayudar a cumplir sus metas. 

En 1975, Dalio fundó una empresa de inversión, Bridgewater Associates, en su departamento de dos habitaciones en la ciudad de Nueva York. Cuarenta años después, Bridgewater ha ganado más dinero para sus clientes que cualquier otro fondo de cobertura en la historia y se ha convertido en la quinta empresa privada más importante de los Estados Unidos, según la revista Fortune. El propio Dalio ha sido incluido en la lista de la revista Time de las 100 personas más influyentes del mundo. 

En el camino, Dalio descubrió un conjunto de principios únicos que han llevado a la cultura excepcionalmente efectiva de Bridgewater, que él describe como "una meritocracia de ideas que se esfuerza por lograr un trabajo significativo y relaciones significativas a través de una transparencia radical". Son estos principios, y no nada especial sobre Dalio, que creció como un niño común en un vecindario de clase media de Long Island, la razón detrás de su éxito

En Principios, Dalio comparte lo que ha aprendido a lo largo de su notable carrera. Argumenta que la vida, la gestión, la economía y la inversión pueden sistematizarse en reglas y entenderse como máquinas. Los cientos de lecciones prácticas del libro, que se basan en sus pilares de "verdad radical" y "transparencia radical", incluyen a Dalio que presenta las formas más efectivas para que las personas y las organizaciones tomen decisiones, aborden desafíos y formen equipos sólidos. 

También describe las herramientas innovadoras que utiliza la empresa para dar vida a la meritocracia de una idea, como la creación de "tarjetas de béisbol" para todos los empleados que destilan sus fortalezas y debilidades, y el empleo de sistemas de toma de decisiones computarizadas para tomar decisiones ponderadas por la credibilidad. Si bien el libro rebosa de ideas novedosas para organizaciones e instituciones, Principios también ofrece un enfoque claro y directo para la toma de decisiones que Dalio cree que cualquiera puede aplicar, sin importar lo que busque lograr. 

2) El cisne negro, de Nassim Nicholas Taleb

¿Qué es un cisne negro? Para empezar, es un suceso improbable, sus consecuencias son importantes y todas las explicaciones que se puedan ofrecer a posteriori no tienen en cuenta el azar y solo buscan encajar lo imprevisible en un modelo perfecto.

El éxito de Google y YouTube, y hasta el 11-S, son "cisnes negros". Para Nassim Nicholas Taleb, los cisnes negros son parte integrante de nuestro mundo, desde el auge de las religiones hasta los acontecimientos de nuestra vida personal.

¿Por qué no podemos identificar este fenómeno hasta que ya ha sucedido? Según el autor, ello se debe a que los humanos nos empeñamos en investigar las cosas ya sabidas, olvidándonos de lo que desconocemos. Ello nos impide reconocer las oportunidades y nos hace demasiado vulnerables al impulso de simplificar, narrar y categorizar, olvidándonos de recompensar a quienes saben imaginar lo "imposible".

Elegante, sorprendente, y con reflexiones de alcance universal, El cisne negro transformará nuestra manera de mirar el mundo. Taleb es un escritor ameno, ingenioso e irreverente, con un profundo conocimiento de temas tan dispares como la ciencia cognitiva, el mundo de los negocios y la teoría de la probabilidad. De hecho, El cisne negro es auténtico cisne negro en sí mismo.

3) La Universidad de Berkshire Hathaway, de Daniel Pecaut y Corey Wrenn

La Universidad de Berkshire Hathaway es un compendio de las lecciones, la sabiduría y las estrategias de inversión que, a lo largo de más de treinta años, Warren Buffett y Charlie Munger transmitieron a los accionistas durante sus reuniones anuales a puerta cerrada.

Gracias a él, se puede ser testigo, desde un asiento de primera fila, de cómo se desarrolló, año a año, uno de los mejores historiales de creación de riqueza de la historia.

A diferencia de otras obras sobre teoría de la inversión, aburridas y trasnochadas, este es un libro de inversión tan personal como revelador, que destila la sabiduría atemporal, generosa y muchas veces hilarante de Buffett y Munger.

Permite comprender el razonamiento crítico que llevaba a Buffett y Munger a comprar una determinada empresa, conocer sus métodos para asignar valor, descubrir los principios de la filosofía de inversión en valor de Buffett o su aversión por las "estrategias comúnmente aceptadas".

Asimismo, en sus páginas se encuentra también el ingenio mordaz de Munger cuando persigue un tema que le ofende, y se puede entender por qué a estas reuniones anuales las llamaban "un MBA de un fin de semana".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios