Venture Capital

Hernán Crespo se suma como inversor de este fondo de capital de riesgo: qué empresas busca

Alaya Capital anunció que concretó el primer cierre de su tercer fondo. Ya invirtió en tres compañías y el objetivo es llegar a 25. Además, abrirán oficinas en México.

El fondo Alaya Capital anunció que concretó el primer cierre de su tercer fondo, que contó con inversores de la talla de Roberto Souviron, uno de los fundadores de Despegar, y la incorporación del exfutbolista Hernán Crespo.

También participaron los argentinos Grupo Supervielle y Grupo Murchison, y el chileno Grupo Kawen, además de otros family offices de la región. Hasta ahora recaudaron unos US$ 25 millones, el 31% de su objetivo de US$ 80 millones para financiar empresas latinoamericanas con el fondo Alaya III. Se trata de la apertura formal del fondo, y el proceso de fundraising culminará el 31 de marzo del año próximo.

Luego de un 2021 con números récord de inversión en capital semilla y emprendedor, el 2022 en el sector viene avanzando con cautela. Sin embargo, esto podría resultar en una oportunidad para los inversores que puedan subirse al barco: "La crisis global hace que muchos inversores tengan que desarmar posiciones en otras inversiones para entrar a nuevos fondos, y tal vez no es un buen momento para salir de otras. Lo piensan bastante. Pero, a la vez, los que conocen de Venture Capital (VC) saben que los mejores rendimientos son los que nacen en crisis porque las valuaciones están a la baja, y salís cuando las valuaciones se recuperen", explica Juan Manuel Giner, managing partner de Alaya, en diálogo con APERTURA.

Lorena Suárez, Juan Manuel Giner, Luis Bermejo y Claudio Barahona, parte del team de Alaya Capital.

Para Giner, es una ventaja contar con inversionistas de perfiles diversos, por eso destaca la incorporación de Crespo al fondo: "Es una tendencia, muchos deportistas se están acercando al VC y es bueno, para cualquier persona con ese patrimonio, que diversifiquen sus inversiones. Que puedan incluir al VC en sus inversiones tiene que ver con la madurez que alcanzó el activo en la región", menciona sobre la tendencia que a la que ya se sumaron figuras como Cristiano Ronaldo y Serena Williams a nivel internacional, e incluso tiene a nombres argentinos como Manu Ginobili o David Nalbandian (ambos se sumaron al fondo Newtopia en 2021). 

"Los deportistas ayudan a hacerlo visible: nacieron y vivieron en América latina y está bueno que apoyen a fondos que invierten en la región. Además, el mundo del deporte es un mercado donde también hay muchas posibilidades de disrupción a través de la tecnología y nos interesa tener especialistas en distintos temas a los que podamos consultar el día de mañana si llega una innovación de este tipo. Nos gusta que nos den feedback de negocios: que puedan ser un activo para nosotros por su experiencia en determinado sector, más allá de su patrimonio", agrega Giner.

Este hito les permitirá comenzar el proceso de inversión, que ya tiene a las tres primeras empresas financiadas: la argentina Lemon, la estadounidense SixClovers (que atiende el mercado latinoamericano) y la peruana Megabite. El objetivo es invertir en 25 compañías de hispanoamérica con tickets que estarán entre los US$ 750.000 y US$ 1 millón.

Además, el fondo que cuenta con oficinas en Argentina y Chile, anunció la apertura de una oficina propia en México, que estará a cargo del socio Claudio Barahona. Tienen llegada también en Perú y Colombia, donde operan a través de socios locales. 

 En sus diez años de trayectoria, Alaya ha lanzado tres fondos e invertido en 35 startups, entre las que se encuentra el primer unicornio social de América latina, Betterfly, una plataforma que entrega beneficios y un seguro de vida que crece sin costo para trabajadores latinos. 

Se identifican como agnósticos en cuanto a los sectores donde buscan oportunidades, pero tienen dos grandes pilares de trabajo: transformación digital de PyMEs (que incluye soluciones de SaaS, logística, o e-commerce, por ejemplo) y todo lo que refiere a el nuevo consumidor latinoamericano (con firmas dedicadas a salud, educación o fintech). "Vamos adonde haya una oportunidad para solucionar los grandes problemas de América latina", concluye Giner.

Qué hacen las empresas invertidas

 Lemon, una de las startups cripto del sector fintech con mayor crecimiento en la región. Su principal producto es una billetera virtual que integra operaciones del sistema financiero tradicional con criptomonedas y permite obtener ganancias crypto semanales de forma automática con Lemon Earn. Además, cuenta con su VISA Lemon Card, una tarjeta prepaga internacional que se puede usar en cualquier comercio del mundo y que recompensa con cashbacks en Bitcoin a los usuarios por cada compra. 

Borja Martel Seward y Marcelo Cavazzoli, los fundadores de Lemon.

Sus fundadores entendieron que el mundo cripto se basará en recompensas y de allí viene su gran éxito en el mercado, permitiendo que tanto comercios como usuarios puedan hacer su inmersión a las criptomonedas y web3 de forma fácil, en solo tres clics y de manera 100% segura. De allí se convirtieron en la aplicación más descargada en el top chart del App Store en Argentina, por arriba de WhatsApp o Instagram.

 La segunda fintech es SixClovers, fundada por los ex líderes de tecnología y negocios de PayPal, Jim Nguyen y Nas Kavian, que desarrolló una red de pagos transfronteriza descentralizada que conecta monedas tradicionales y digitales. Con su tecnología, equipan a las instituciones financieras, los proveedores de pagos y los comerciantes con una infraestructura de pago nativa blockchain de pila completa para mover y realizar transacciones en monedas digitales de forma segura y sin problemas en todo el mundo. SixClovers está creando un puente entre las finanzas tradicionales y descentralizadas, ampliando el acceso a la próxima generación de productos y servicios digitales. La red de pago se basa en Algorand, una cadena de bloques avanzada y neutral en carbono.  

Por último, en el mundo foodtech Alaya Capital hizo su tercera inversión con Megabite, una startup peruana que desarrolló un restaurante digital multimarca que opera 100% a través de canales digitales. Se trata de una nueva generación de restaurantes basado en datos, con comida de primera calidad a precios asequibles. Buscan resolver un problema del consumidor y de la industria en sí. 

Hoy los restaurantes no utilizan datos para crear sus menús, optimizar sus operaciones y cocinar sin tener en cuenta los gustos de los clientes. A través de Megabite, los consumidores pueden acceder a una oferta de gran calidad y personalizada (creadas en base a datos) a precios amigables. La inversión de Alaya coincide además con el lanzamiento de la App Android mediante la cual los usuarios podrán hacer pedidos multimarca, a menores precios y de una forma personalizada. Megabite se convierte así en el único restaurante con un desarrollo de tecnología propia en América latina y da un gran paso en su visión de convertirse en el "Spotify de Food delivery".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios