Startups

¿Fin de la magia? Por qué se desploman los unicornios en el mundo y cuántos más pueden aparecer en 2022

Un nuevo informe muestra que el segundo trimestre de 2022 vio 87 nuevos nacimientos de unicornios, aproximadamente 1,4 por día hábil, lo que implica una fuerte caída respecto al 2021. Cuáles son los sectores y países más afectados.

El año pasado hubo una explosión de unicornios en la escena emprendedora tanto local como internacional. Se vio mucho capital fluyendo hacia proyectos innovadores, tickets altísimos y valuaciones fuera de lo común, una anomalía que dio como resultado un número récord de empresas que superaron los US$ 1000 millones de valor de mercado (el requisito para pertenecer a este selecto club de empresas). 

El exuberante entorno de financiación en 2021, impulsado por vientos de cola pandémicos como tasas de interés cercanas a cero y la rápida adopción de tecnologías digitales, llevó los nacimientos de unicornios a niveles anormales. En la Argentina, las inversiones en capital semilla y emprendedor cerraron el año con un récord de US$ 1137,2 millones, según reportó Arcap. Para poner en contexto, en 2019 (un buen año para el sector) ese número había cerrado en US$ 403,3 millones. 

Tras un 2020 silencioso, en 2021 la lista de unicornios argentinos multiplicó su tamaño con la incorporación de seis nuevas startups: Vercel, Aleph Holding, Mural, Bitfarms, Ualá y, por último, Tiendanube que concretó la ronda de inversión privada más importante en una compañía nacional luego del anuncio de su serie E de US$ 500 millones.

En 2021, la inversión en nuevas empresas tecnológicas se disparó a nivel mundial: más del doble año contra año (YoY) y llegó a los US$ 621.000 millones, por lo que la cantidad de unicornios aumentó en consecuencia. Ese año nacieron 537 unicornios, más de 2 por día hábil, según reportó CB Insights.

Ahora, a medida que disminuye la el financiamiento para las nuevas empresas, cada trimestre se acuñan menos unicornios. El segundo trimestre de 2022 vio 87 nuevos nacimientos de unicornios, aproximadamente 1,4 por día hábil.

El tercer trimestre de 2022 ha visto una caída aún más severa hasta ahora. Al ritmo actual, solo nacerán 27 unicornios para fines de este trimestre. Eso es menos de 1 nacimiento de unicornio cada dos días hábiles. En la Argentina, hasta hoy, este año no nació ningún unicornio nuevo.

¿Por qué sucede esto? Según analizó CB Insights, la volatilidad en los mercados públicos, impulsada por un entorno macroeconómico inestable, ha ejercido una presión a la baja sobre las empresas privadas más valiosas, obligando a las valoraciones a contraerse y alejando a los inversores de grandes rondas de última etapa. 

Estados Unidos y Asia fueron los mercados más afectados. Europa, por otro lado, vio aumentar su participación en el total de unicornios trimestre a trimestre (QoQ) en el segundo trimestre de 2022. 

El sector fintech, por su parte, fue de los que más sufrieron, al ver una mayor disminución intertrimestral en nuevos unicornios que cualquier otro sector. Mientras que las empresas de salud (o health tech) fueron las que mejor resistieron.

"Las valuaciones medianas han caído modestamente en la mayoría de las etapas de inversión, pero hay mucho espacio para que caigan aún más.El equilibrio de poder está cambiando de los fundadores a los inversores, que ahora tienen más influencia para invertir a precios más baratos o estructurar acuerdos para obtener una mayor protección contra las caídas", mencionó el informe.

Por qué caen los unicornios

El impulso alcista del año pasado continuó hasta principios de 2022, y la lista de unicornios alcanzó los 1000 por primera vez en febrero. Sin embargo, las tendencias macro como la inflación, el aumento de las tasas de interés y las crisis geopolíticas, como la guerra en Ucrania, surgieron para conmocionar a los mercados públicos. 

La valuaciones de compañías de alto vuelo se desplomaron y muchas empresas retrasaron o cancelaron planes para salir a la bolsa.

Algunas acciones de empresas tecnológicas que anteriormente tenían alto vuelo, como los favoritos de la pandemia Robinhood y Zoom, así como los grandes gigantes tecnológicos, se desplomaron y muchas nuevas empresas en etapa tardía retrasaron o cancelaron planes para salir a bolsa.

Este año, la financiación para este tipo de compañías se redujo trimestre a trimestre, y algunos inversores decidieron retroceder significativamente después de experimentar pérdidas masivas en sus fondos públicos. 

Varias nuevas empresas de alto perfil y en etapa tardía ya vieron recortadas sus valoraciones. Algunos inversores también rebajaron el valor de sus portafolios. Además, la incertidumbre impide que muchas empresas en etapa avanzada busquen una salida a través de OPI o SPAC, especialmente en los EE. UU. 

Pero, según CB Insights, la desaceleración de los unicornios no significa que las empresas no alcanzarán valoraciones de miles de millones de dólares. Simplemente será una cuestión de ver cuáles pueden alcanzar ese hito bajo un mayor escrutinio de los inversores y un entorno monetario restringido. 

Los inversores buscarán nuevas empresas que sean rentables y puedan usar el capital de manera eficiente. Por ahora, es probable que los unicornios eviten recaudar nuevos fondos si pueden sobrevivir con su efectivo actual, para evitar una ronda bajista que reduciría sus valoraciones. 

En efecto, el equilibrio de poder se está desplazando de los fundadores a los inversores. En este entorno, las empresas deberán demostrar que pueden equilibrar el crecimiento sostenible con la rentabilidad para tener la oportunidad de alcanzar, o mantener, la codiciada condición de unicornio.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios