Los favoritos de los jugadores

Dejó el fútbol y hace los mates que la Selección llevó a Qatar: cuestan hasta $ 45.000

Gian Franco Gargini fundó una empresa que hace mates de estilo uruguayo, muy populares entre los futbolistas. Vende unas 1000 unidades por mes y también tiene su propia línea de bombillas y yerba despalada. Su mate más exclusivo cuesta $ 45.000.

Gian Franco Gargini dejó de joven su Chubut natal para perseguir su carrera como futbolista. Primero pasó por Ferro (llegó a entrenarse con el plantel de Primera), luego por Rampla de Uruguay y llegó a competir en el ascenso de Italia. Sin embargo, casi sin buscarlo cambió de profesión e interrumpió su camino futbolero para dedicarse a emprender.

Todo comenzó cuando se venció su contrato italiano y volvió a la Argentina. El calendario indicaba que iba a tener algunos meses libres hasta que se reactivara el mercado de pases, así que decidió embarcarse en una actividad que al principio parecía más un hobbie que un negocio. A donde sea que iba, en el ambiente del fútbol estaba presente el mate, y, en especial, Gargini veía que las costumbres uruguayas se replicaban en esos espacios: desde los tipos de mate hasta las marcas de yerba.

Gian Franco Gargini dejó su carrera como futbolista para desarrollar Matesur.

Pero en la Argentina la oferta era la clásica. Así que se acercó a un artesano que trabajaba los mates tipo imperial que se ven tanto en las tierras charrúas, con el objetivo de replicarlo de este lado del charco.

Así, hace cuatro años y medio, nació Matesur, que hoy se caracteriza por vender mates de tipo "imperial", "camionero" y "torpedo", todos de calabaza brasilera y de boca más ancha a la que se acostumbra en Argentina. Además, le sumaron detalles estéticos como forros de cuero y aplicaciones de plata o alpaca. Incluso, muchos están grabados y personalizados, una tendencia que fue ganando adeptos.

Quienes los hicieron populares fueron, justamente, los propios jugadores de fútbol. Entre los clientes de Matesur hay figuras que van desde el Papu Gómez hasta Cuti Romero. Algunos incluso llegaron a las manos de Marcelo Gallardo o el propio Diego Armando Maradona en su momento. Otros ejemplares incluso atravesaron el océano y llegaron al italiano Donnarumma o el inglés Kieran Trippier.

"Cuti" Romero con su mate en mano.

El éxito y el entusiasmo fueron tales que Gargini decidió dejar definitivamente el fútbol para dedicar toda su energía al emprendimiento. Para esto se formó en administración de empresas y marketing, y hasta hizo cursos de sommelier de yerba. "Siempre tuve una personalidad emprendedora y de querer hacer cosas. Mientras jugaba al fútbol iba a la universidad, porque sabía que uno puede dedicarse a esa carrera por 10 o 15 años, pero después hay que vivir de algo más", comenta el emprendedor en diálogo con APERTURA.

Y aunque no contaba con experiencia, en el camino fue aprendiendo sobre técnicas de fabricación y se fue rodeando de proveedores que lo ayudaron a desarrollar su visión. Hoy la empresa tiene una amplia gama de mates que parten en de los $ 4800 (para el modelo tipo "torpedo" de calabaza con cuero y detalles de aluminio) hasta los $ 45.000 (para los de diseño calados por maestros plateros).

Pero el negocio no termina ahí: también ofrecen bombillas, accesorios como termos y materas, y hasta desarrollaron su propio blend de yerba despalada con la que buscan competir con las importadas desde Uruguay.

"Papu" Gómez y su pareja en Sevilla.

El punto máximo de su popularidad llegó con la Copa América, cuando los mates de Gargini viajaron junto a la Selección Nacional. "El Papu Gómez nos encargó 10 mates para regalar a jugadores como Di María, Ocampo, Otamendi...y luego mandamos otros de regalo nosotros para jugadores como Messi o el Kun Agüero", recuerda el emprendedor. Ahora, algunos mates también pisarán Qatar y estarán acompañando a los jugadores en el Mundial de Fútbol.

La inversión inicial para arrancar en 2018 fueron $ 10.000 que Gargini sacó de su bolsillo para comenzar a producir. Luego vinieron dos años de constante reinversión para hacer crecer el negocio que hoy da trabajo a 8 personas de forma directa y que envía mates argentinos al mundo a través de su e-commerce. Además, tienen un showroom propio en Caballito, un local en Trelew y próximamente abrirán sus puertas en Puerto Madryn.

Con el negocio minorista despachan uno 800 mates al mes, pero también tienen una pata mayorista y corporativa con la que suman otras 500 unidades mensuales.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.