El Cronista Comercial

Vacaciones 2021: alta demanda de quintas y chacras, más baratas que un country y sin restricciones

Ya se hacen consultas para alquilar casas con pileta desde septiembre y por períodos que llegan a los seis meses. Ante la escasez en la oferta, las inmobiliarias buscan alternativas para ofrecerles a los inquilinos

VACACIONES 2021: alta demanda de quintas y chacras, más baratas que un country y sin restricciones

El cansancio que generó la cuarentena y la sospecha de que las clases no volverán a ser presenciales por el resto del año lograron que este año se adelantara la temporada de alquileres de verano. Como nunca las inmobiliarias que trabajan en el Gran Buenos Aires empezaron a recibir llamados para conseguir casas desde septiembre y por períodos que llegan incluso a los seis meses, más allá de las que se alquilan en countries y barrios cerrados. 

Los interesados buscan espacios con jardín y pileta, con un mínimo de tres dormitorios. Esa es la típica casa para una familia tipo. Algunos, incluso, suman un ambiente extra que sirva como oficina, para poder seguir teletrabajando desde el verde.

"Ya desde hace unas semanas estamos recibiendo muchos llamados para alquiler temporario y nos están pidiendo que les consigamos algo para octubre y noviembre. En un año normal este movimiento lo empezamos a notar a fines de octubre o principios de noviembre", detalla Harry Marples, director de la sucursal Vicente López y San Isidro de L. J. Ramos, pero, por el momento, agrega, es difícil complacerlos. 

Lo poco que se consigue por el momento arranca en $ 200.000 por mes. El precio para una quinta es de alrededor de un 30% menor que para una casa en un barrio privado. Pero hay excepciones: en el corredor Libertador de Olivos a San Fernando puede ser más caro.  

El mercado de alquileres de verano suele alimentarse de propietarios que alquilan durante un mes la casa en la que viven todo el año. El dinero obtenido lo usan para solventar sus vacaciones o para realizar reparaciones y mantenimiento el resto del año. Para ellos, dejar la vivienda más de un mes no es opción. Mucho menos cuando nadie tiene certeza de que este verano podrá ir a algún lado.

Los contratos que se firmaron hasta ahora, explican en el mercado, se corresponden casi en tu totalidad con casas de fin de semana. Pero, por el momento, solo acceden a ofrecerlas las familias que necesitan el dinero. El que puede aguantar prefiere no hacerlo, porque teme que las restriccions a la movilidad la conviertan en la única posibilidad de vacaciones que tenga este año.

"Hoy hay muchas casas vacías en venta. Estamos hablando con los dueños para ver si existe la opción de equiparlas de manera básica para poder ofrecerlas para alquiler temporario", señala Marples.

La falta de casas para poder responder a esta demanda atípica hizo que Haydée Burgueño & Asociados, inmobiliaria que trabaja en la zona de Pilar, pensara en qué alternativas podía ofrecer. Así, empezó a averiguar por la posibilidad de poner en el mercado casas vacías, con mobiliario y equipamiento alquilados.

"Acabo de recibir los presupuestos. Para una casa de tres dormitorios se pagarían u$s 600 por mes. El precio incluye muebles, electrodomésticos e incluso la vajilla. Ese costo extra se compensaría con un precio menor del alquiler de la casa, más parecido al de un contrato tradicional", explica Burgueño, que agrega que, así, el precio total para octubre y noviembre terminaría cerca de los u$s 1400 mensuales.

Con esta opción, la broker espera poder tentar más fácilmente al propietario que tiene su casa en venta. Con un mercado prácticamente paralizado, podrían obtener una renta por unos meses sin necesidad de invertir en equipamiento.

Un poco más al norte, en Exaltación de la Cruz o San Antonio de Areco, aparece la posibilidad de buscar chacras, con casas que suelen ser más espaciosas y terrenos varias veces más grande. Por el momento, señala, la mayoría de estas propiedades están ocupadas por los dueños que, habitualmente, las usaban como casa de fin de semana.

"Por ahora tenemos solo una para esta pretemporada y lo que estamos viendo es que las demás van a estar disponibles solo en el verano", dice.

En la zona sur se ofrecen casas desde $ 7000 por día en Ezeiza. Sin embargo, hay opciones que llegan a los u$s 3500 por mes para una quinta con pileta y 1200 metros cuadrados de parque en Canning.

En el oeste, en tanto, hay casas en Parque Leloir por $ 10.000 por día. Si se está dispuesto a alejarse más de la ciudad, se puede conseguir por $ 150.000 al mes en General Rodríguez-

Por una chacra en Capilla del Señor se puede llegar a pagar u$s 3000 por mes, explica Horacio Benvenuto, de Izratzoff Agentes Inmobiliarios. Se trata de un tipo de propiedades que la inmobiliaria empezó a ofrecer hace relativamente poco tiempo. Y si se busca una propiedad de ese estilo en la zona de Pilar, el precio llega a trepar hasta u$s 4000.

Especializado en casas dentro de barrios cerrados, Benvenuto se muestra confiado en que no habrá problemas para el ingreso de inquilinos temporales. Sin embargo, recomienda que los contratos incluyan una cláusula que permita la devolución del dinero por causas de fuerza mayor.

"El locatario tiene que poder estar cubierto si un barrio decide no permitir ingresos como medida sanitaria o si se vuelve a un esquema de cuarentena dura", concluye.

Shopping