Tras el peor año de la historia, los corredores inmobiliarios esperan una reactivación en 2021

El presidente del Colegio porteño cree que se tocó un piso y que los inversores volverán al mercado atraído por los precios 

Los registros indican que 2020 cerrará como el peor año de la historia para el mercado inmobiliario. Con un promedio de 1427 escrituras mensuales en primeros 11 meses, el año cerrará incluso por debajo de 2019, que ya había sido malo. Sin embargo, los corredores inmobiliarios esperan que en 2021 empiece la reactivación.

"Fue un año para el olvido, veníamos con una 'pandemia' económica desde junio de 2018, cuando se terminaron los créditos. Tuvimos un 2019 muy malo y un 2020 catastrófico. Este año llevamos 15.699 escrituras en la ciudad de Buenos Aires. En 2017 eran 7000 por mes", dice Armando Pepe, dueño de la inmobiliaria que lleva su nombre y presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba).

Sin embargo, Pepe cree que hay motivos para pensar en una reactivación. Con los números actuales y con precios que, en los hechos, se están acomodando a la baja, hay oportunidades para quienes tienen el dinero en la mano.

El mes pasado, según los datos difundidos por el Colegio de Escribanos porteño (Cecba), se quebró la racha de 29 meses con caídas interanuales en el número de escrituras de compraventa. Con 2512 transacciones, el registro se ubicó un 4,2% por encima de noviembre de 2019. Y, aunque de las escrituras corresponden a unidades nuevas que se pudieron formalizar con la apertura del Registro de la Propiedad, el dato no deja de ser alentador. 

"Todo indicaría que tocamos un piso. Creo que a partir de ahora todo debería empezar a moverse. Los inversores estaban esperando que se acomodaran un poco los precios y eso ya está pasando. Hay muchas oportunidades para el que tiene la plata en la mano", agrega Pepe.

Cuando se busca en los portales inmobiliarios los precios de las propiedades parecerían no haberse visto afectados por esta crisis. Sin embargo, a la hora de cerrar los tratos, los números muestran otra cosa. Un estudio realizado en conjunto por el Cucicba y el Cecba señala que el precio de venta se ubica entre un 20 y un 25% por debajo del de publicación

"En Internet vemos que las propiedades están con los valores de febrero, como si nada hubiera pasado en el medio. Eso es porque los propietarios no están contentos en bajar el precio publicado, pero sí aceptan contraofertas muy por debajo de ese número", agrega.

Alquileres comerciales

Uno de los signos positivos que se vieron en los últimos meses, dice, es el segmento de locales comerciales. En agosto empezó a crecer el número alquileres y ya el mes pasado los nuevos contratos les ganaron a las rescisiones.

"En la cuarentena hubo más de 20.000 locales que cerraron sus puertas para siempre. Sigue habiendo muchos que todavía están vacíos, pero de a poco empiezan a ocuparse. La mayoría reabre con negocios destinados a la alimentación como verdulerías o fast food", señala Pepe.

Otro de los grandes problemas que tuvo que enfrentar el sector, agrega, fue la entrada en vigor de la nueva ley de alquileres, que modificó el plazo de los contratos de dos a tres años y estableció un índice para los incrementos de precio. Desde entonces, muchos inmuebles que estaban a la oferta en el mercado tradicional fueron retiradas o pasadas locación temporaria.

Desde julio, cuando comenzó a regir la nueva norma, los valores de los alquileres crecieron casi un 30%. En el año, en tanto, aumentaron el doble que la inflación.

"Cada vez es más difícil conseguir departamento para alquiler convencional. Y cuando se empiecen a aplicar los aumentos según el índice que dice la ley van a empezar las quejas de los inquilinos. El porcentaje va a ser más alto de lo que se pactaba antes", vaticina Pepe.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios