El Cronista Comercial

Real Estate: un nuevo código de edificación impulsa más desarrollos en Vaca Muerta

Añelo aprobó una nueva regulación que permite mayor altura en las edificaciones y les da mayor capacidad constructiva a los terrenos. Se espera que la ciudad tenga 100.000 habitantes dentro de diez años.

Real Estate: un nuevo código de edificación impulsa más desarrollos en Vaca Muerta

Añelo aprobó el mes pasado un nuevo código de edificación que ya empieza a atraer nuevos desarrollos inmobiliarios. La nueva regulación duplica la altura de construcción en el corredor de la ruta provincial 7, con lo que se les da mayor capacidad constructiva a los terrenos.

En la actualidad, la localidad más cercana a Vaca Muerta cuenta con un importante déficit de viviendas. Según indican desarrolladores que trabajan en la zona, si hoy se concluyeran todos los proyectos que están en marcha, apenas se llegaría a cubrir el 52% de la demanda.

Por ello, cerca de 10.000 personas deben recorrer todos los días los más de 100 kilómetros que la separan de la capital provincial. Y es un número que va en aumento al ritmo del incremento de la actividad petrolera.

Este año hay previsto empezar a trabajar en no menos de 50 nuevos pozos. Cada pozo, genera 300 puestos de trabajo, a los que se les debe dar un lugar para vivir. A ello se le deben sumar el empleo indirecto en el sector servicios.

Tras caer hasta un 18% el año pasado, las propiedades seguirán con los precios en baja

Tras haber cerrado uno de los peores años de la historia y con fuertes caídas en los precios, en el sector inmobiliario creen que la tendencia podría seguir este año. El mercado está con escasa demanda y, aunque en las publicaciones las propiedades parecieran mantener su valor, a la hora del cierre de la operación se ven caídas que están en el orden del 15 al 20%.

"Se estima que para 2030 Añelo pasará a ser una ciudad de unos 100.000 habitantes. Era necesario un código que viniera a ordenar el crecimiento que va a tener el lugar. Los desarrolladores lo estábamos pidiendo hace mucho", destacó Sebastián Cantero, socio de Toro Brokers, que en la actualidad está con un desarrollo de 12.000 metros cuadrados en cuatro módulos, en los que habrá viviendas, un hotel, un espacio de coworking y locales comerciales.

Para calcular el costo de construcción en la zona, los desarrolladores hacen la cuenta: "Buenos AIres + un 20%". La rentabilidad promedio de los alquileres está en el 15% y si se vende una unidad un año después de terminada se puede ganar hasta un 30%, explican operadores de la zona.

En general, los desarrolladores trabajan directamente con las petroleras, que son quienes alquilan las unidades terminadas. Un departamento de dos ambientes con servicio de mucama se paga alrededor de $ 3500 por día. Mientras que una casa para dos personas le puede dejar de renta al propietario unos $ 50.000 limpios al mes.

El nuevo código, además, aumentó la cantidad de unidades funcionales que se pueden hacer por terreno. Hasta ahora, para calcularlo se debía dividir la superficie del terreno por 50, a partir de ahora, se divide por 30.

Por la faltra de viviendas en Añelo, cada día cerca de 10.000 personas viajan desde Neuquén para trabajar en la actividad petrolera

"Esa era una de las demandas que teníamos los desarrolladores. Con una mayor capacidad constructiva, se va a poder dar respuesta al déficit habitacional más rápidamente", señaló Cantero y agregó que se espera que ahora empiece a mejorar la calidad de construcción y se vean cada vez más desarrollos en hormigón.

Rodrigo Segovia, de Dax Desarrollos destacó que con este código hay más libertades para construir. Sobre todo con las dos principales limitaciones que tenía la ciudad: el indicador de unidades funcionales por metro del terreno y la cantidad de cocheras.

Sin embargo, se quejó de que se dejaron muchos grises que, seguramente, van a dar lugar a arduas negociaciones con la municipalidad o con el Concejo Deliberante.

"Hay mucha letra chica que todavía falta aclarar. Por ejemplo, nosotros tenemos un terreno de dos hectáreas por el que ahora van a pasar seis calles y un bulevar, y necesitamos que nos clarifiquen qué va a pasar con eso", agregó Segovia.

La falta de infraestrctura es hoy la principal limitación para que la actividad inmobiliaria cobre un impulso definitivo, indicó Dolores Smith, directora de Añelo Housing y destacó que hay una amplia zona de la ciudad que todavía no tiene cloacas.

"El pueblo está creciendo. Y con más oferta de viviendas, las empresas empezarán a alojar a sus empleados acá. Es una gran oportunidad para el sector", concluyó Smith.