El Cronista Comercial

Prevén más compras de oficinas por los controles cambiarios

A raíz de la imposibilidad de las empresas de comprar dólares o girar divisas, pronostican que buscarán adquirir inmuebles como refugio de valor. El antecedente durante el cepo. 

Prevén más compras de oficinas por los controles cambiarios

La vuelta de los controles de cambios a la economía argentina promete reactivar un segmento del real estate  que, hasta antes de las elecciones PASO, estaba prácticamente paralizado.

A raíz de la imposibilidad de las empresas de comprar dólares para atesoramiento o de girar divisas a sus casas matrices, muchas compañías deberán pensar qué harán con el exceso de liquidez y, tal como ocurrió durante el cepo que tuvo la moneda norteamericana entre 2011 y 2015, los brokers del sector corporativo esperan que parte de ese dinero se vuelque a la compra de oficinas, ya sea para sus propias operaciones o para inversión.

En las últimas semanas, dijeron distintos jugadores del sector consultados por El Cronista, se incrementó el número de consultas como para empezar a tantear el mercado. Sin embargo, reconocen que lo más probable es que hasta después de las elecciones de octubre –o de un eventual ballottage– ninguna active los planes.

"Prevemos un escenario como el que hubo entre 2011 y 2015, con exceso de liquidez en el mercado. Como muchas compañías tienen limitada la posibilidad de diversificar los instrumentos para canalizar ese efectivo se volcaron a comprar oficinas, especialmente las de clase A+, que funcionan más como una commodity, contratos de alquiler en dólares y que defienden más el valor que otras de menos categoría", explicó Martín Potito, director de la división de oficinas de LJ Ramos. 

En estos momentos, agregó, hay pocos metros en venta dentro de esta categoría de oficinas, lo que podría empujar los precios al alza. Sobre todo en los edificios ya construidos, porque para las empresas hay mucha restricción en la compra de desarrollos. Aunque, dado el aumento de la demanda, no se descarta que hacia allí se vuelquen otros excedentes de caja de la economía.

Tras las PASO, se duplicaron las consultas para comprar propiedades en el exterior

La devaluación del peso luego de las PASO y el retorno de los controles de capitales dispararon el interés de los argentinos por invertir en real estate en el exterior. Diversos operadores destacaron que en las últimas semanas creció significativamente el número de consultas en relación con meses anteriores y, en algunos casos, llegó a duplicarse.

En el sector estiman que los controles cambiarios se extenderán más allá del 31 de diciembre, plazo fijado en el DNU firmado por el presidente Mauricio Macri, dada la importancia que tiene la estabilidad del tipo de cambio para la macro. De hecho, creen que es posible que se extiendan y se vuelvan más estrictos. Por ello, suponen que gran parte de las consultas que empezaron por estos días terminarán por concretarse.

"Las empresas buscan cubrirse de una eventual devaluación y la historia demuestra que este tipo de activos no se desvaloriza", dijo Eduardo Di Buccio, gerente de Desarrollo de Negocio de CBRE, y destacó que poco antes de las PASO se había concretado una operación en la que la parte compradora buscaba, entre otros objetivos, adelantarse a un control de capitales, un escenario que tenía dentro de sus posibilidades.

La decisión de comprar tardará en llegar. Primero las compañías querrán asegurarse de que los controles llegaron para quedarse. "Son inversiones que tienen altos costos de entrada y de salida", dijo José Viñas, director de Brokerage de Cushman & Wakefield.

El mercado aún está muy "revuelto", destacaron en el sector, porque el cimbronazo de las PASO no estaba en los planes de prácticamente ninguna compañía. Pero ahora, a diferencia del cepo del gobierno anterior, las compañías recorrerán un camino que ya conocen. Por ello, será más fácil explicarles a las casas matrices por qué se debe inmovilizar el dinero en activos inmobiliarios y, en muchos casos, alejarse de la estrategia global de la organización.

Desde las PASO creció el número de consultas de compañías que quieren saber qué hay disponible en el mercado

"Lo esperable es que progresivamente suceda lo mismo que entre 2011 y 2015. Las compañías van a ir acumulando pesos. El desafío será encontrar un propietario dispuesto a vender, porque el mercado de oficinas prémium está concebido como un negocio de largo plazo", afirmó Alejandro Badino, gerente general de Colliers y explicó que una opción será entrar en la preventa de desarrollos que ya estén avanzados.

Para los desarrolladores se presenta una oportunidad de hacerse del dinero que les permita financiar nuevos proyectos. No sería algo nuevo, entre 2011 y 2015 se construyeron miles de metros cuadrados gracias a la liquidez que había en el mercado.

"Veremos florecer torres de oficinas por toda la ciudad", concluyó Badino.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo