El Cronista Comercial

Lo nuevo en Palermo Soho

La zona, reconocida por su circuito comercial y gastronómico, suma emprendimientos en torno a las avenidas. A cuánto cotiza el metro cuadrado. Qué características tienen los proyectos.

Lo nuevo en Palermo Soho

En los últimos años, la zona delimitada entre Godoy Cruz y las avenidas Scalabrini Ortiz, Córdoba y Santa Fé fue mutando su perfil y abrió la oferta a proyectos residenciales con identidad propia. En las calles internas de Palermo Soho ganan terreno los edificios bajos, en sintonía con el barrio, mientras que, en las avenidas, surgen modernas torres que apuntan a un público joven.

Para Elbio Stoler, fundador y director de ADN Developers, con proyectos en la zona, Palermo Soho se distingue con una identidad muy marcada: "En los últimos años, el barrio pasó de ser una zona bohemia a ser cosmopolita. Antes era para el turismo, pero hoy es un paseo obligado también para los porteños. Es un barrio cada vez más orientado a la movilidad sustentable, tanto por los hábitos de sus habitantes como por el fomento que se hizo de esto con la eliminación del cordón cuneta en muchas calles y la cantidad de bicisendas que se instalaron", dice.

En esta línea, ADN Developers destaca con proyectos como Alive, en Scalabrini Ortiz y Costa Rica, y Dome Soho, en los límites del barrio, a una cuadra de Scalabrini Ortiz, sobre la avenida Córdoba. Se trata, dice Stoler, de proyectos residenciales con unidades que apuntan a un público joven. Dome Soho es una torre de 15 pisos, y Alive tiene 14.  

"La transformación en Palermo Soho viene por el lado de las avenidas. Especialmente la que están viviendo Scalabrini Ortiz y Córdoba. Hace unos años la avenida Córdoba era sólo para locales comerciales, y Scalabrini Ortiz no tenía identidad definida. Hoy ambas se han vuelto claves en el crecimiento de Palermo Soho. Antes Cordoba era una zona de outlets y hoy se está transformando en una zona residencial de calidad ya que es un lugar donde convive toda la vida nocturna del barrio con torres premium que difícilmente se pueden desarrollar en las calles internas" dice Stoler.  

Al hablar de tipologías, el director de ADN señala que en general el barrio demanda unidades de uno y dos dormitorios, de entre 40 y 80 metros cuadrados, pero con muchos amenities. "La demanda de alquiler es altísima, incluso en períodos de recesión, por eso hay mucho inversor que se queda la unidad para alquilar. Muchos rentan las unidades por Airbnb, completamente equipadas, para gente de afuera. Hoy el turismo y los estudiantes buscan mucho este barrio", señala.

Nuevos proyectos

"Originalmente, el Soho fue netamente comercial, apuntado a la gastronomía, moda y diseño, pero en los últimos años se fue desarrollando más lo residencial. Hace dos años, vendimos un edificio en Malabia al 1900, a 20 metros de la plaza, con unidades chicas, en menos de un año. Creo que hacia ese lado apunta la oferta de proyectos en el barrio. Aunque con mucha limitación porque es una zona que no permite edificios en altura, sigue siendo muy residencial", dice Hernán Siwacki, socio gerente de Capital Brokers Propiedades, para quien la zona está en permanente evolución y sigue ampliando sus bordes con nuevos desarrollos. 

Entre los destacados de la firma está Los Uriarte Work & Home, un edificio de sólo tres plantas, de viviendas y estudios profesionales, con unidades de un ambiente o estudios a partir de 40 metros cuadrados. Cuenta también con algunas unidades de dos ambientes, y en los últimos pisos, dúplex con terraza propia y parrilla. El titular de Capital Brokers explica que se trata de unidades flexibles que se pueden configurar a pedido, uniendo plantas según las necesidades del comprador.  

 "Lo que tiene el Soho dentro de los sub barrios de Palermo es sin dudas su identidad bien definida. El corazón, delimitado por las calles Malabia, Nicaragua, Godoy Cruz y Gorriti, encierra una oferta de locales de primeras marcas de moda, gastronomía, diseño y arte. Ese corazón es esencialmente comercial, aunque se mezclan también proyectos bajos como el caso de Los Uriarte, muy enfocado en el alquiler temporario a extranjeros, y hoteles boutique. Luego, en las periferias es donde se están empezando a construir proyectos de más altura, seis o siete pisos. Y finalmente, las torres, que también están empezando a sumarse sobre las avenidas", describe el perfil del barrio. 

En cuanto a los valores, sostiene que vienen creciendo en los últimos años, a excepción de fin del 2018 y mediados del 2019, que se mantuvieron o bajaron dependiendo el apuro del caso. A nivel de precios, dice que hoy un proyecto nuevo ronda los u$s 4.000 el metro, y si se trata de una torre de primer nivel puede superar ese precio. Desde el punto de vista de la inversión, para Siwacki el secreto es comprar bien la tierra. "Hoy la incidencia de los terrenos en la zona, para que sea un buen negocio, no debe superar los u$s 1.000, con un costo de u$s 1.600/1.700 de construcción. Con 4.000 de venta se obtiene una buena rentabilidad", concluye.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo