El Cronista Comercial

La pelea legal que paraliza a un proyecto inmobiliario de $ 1000 millones

Los actuales administradores le reclaman u$s 4,5 millones a uno de los cofundadores de Puerto Pampa por haberse quedado con 53 departamentos. En tanto, el emprendimiento sólo finalizó su primera etapa y aún tiene unidades a medio construir.

La pelea legal que paraliza a un proyecto inmobiliario de $ 1000 millones

El proyecto Puerto Pampa parecía destinado a ser uno de los pilares del renacimiento inmobiliario de La Boca allá por 2013. Sin embargo, el emprendimiento, que prometía una inversión total de más de $ 1000 millones y 500 departamentos, hoy, se encuentra paralizado, con dos etapas a construir y cientos de unidades a medio terminar. Un grupo de accionistas, actualmente, a cargo de la sociedad dueña, culpan a los anteriores administradores, quienes habían elaborado el plan, y les reclaman una deuda de más de u$s 4,5 millones.

Marcelo Mindlin compró por u$s 1 millón el Frigorífico La Pampa en 2005, sólo porque la empresa cotizaba en la Bolsa porteña y, al empresario, le interesaba conseguir un lugar en el panel del recinto porteño.

Cuando el empresario decidió canalizar sus negocios energéticos a través de la sociedad, se desprendió del inmueble. En 2009, Estudio Brodschi, desarrollador a cargo del proyecto Roccatagliata, en Coghlan, y KWZ, de Guido Wainstein, se asociaron e iniciaron las negociaciones para quedarse con el predio, el cual adquirieron por u$s 7 millones y escrituraron en 2010

Inicialmente, el plan era construir una ciudad empresarial de 129.000 metros cuadrados. Pero los vaivenes económicos los llevaron a optar por un proyecto de viviendas, el cual sería financiado con las ventas de unidades.

Mirá también

El e-commerce impulsa la transformación del sector logístico

En un encuentro organizado por Cushman & Wakefield y El Cronista, tres especialistas debatieron sobre las nuevas oportunidades que genera en el mercado inmobiliario el avance del comercio electrónico local. Crece la demanda de depósitos para instalar centros de distribución de empresas.

La promesa era la de erigir un complejo de usos mixtos sobre la calle Caboto. Departamentos de entre 44 y 200 metros cuadrados, oficinas, locales comerciales y una galería de arte formaban parte del plan, que inició su primera etapa de desarrollo en 2013.

Las unidades se construyeron, se vendieron y se entregaron. Sin embargo, con la segunda etapa, comenzaron los cortocircuitos entre algunos accionistas y los Brodschi, clan conformado por Ernesto y sus hijos, Damián y Sebastián.

Según la causa, iniciada en marzo de 2019 por Dique Cero Puerto Madero SA contra el Estudio Brodschi, en el Juzgado Nacional en lo Comercial n° 23, los nuevos administradores de la sociedad los acusan de quedarse con 53 unidades de Puerto Pampa, entre agosto de 2013 y septiembre de 2015, de manera irregular.

Aseguran que firmaron estos boletos de compraventa a un precio rebajado y que no realizaron el depósito bancario por la operación. Por eso, les reclaman u$s 2,2 millones por los departamentos adquiridos y luego cedidos a terceros y u$s 2,3 millones por las unidades que aún tienen en su poder, en concepto de su valor y los potenciales ingresos por alquileres perdidos.

Con KWZ, se llegó a un acuerdo de finalización de vínculo, por lo cual la sociedad renunció a demandarlos. Lo mismo sucedió con Qualis Development, constituida en partes iguales por KWZ y Brodschi, aunque estos últimos no formaron parte del arreglo y sus socios utilizaron su poder para rubricar la resolución.

En su respuesta, el demandado señala que el descuento del 37,5% en el valor de las unidades estaba disponible para todos los accionistas y que, de los 188 departamentos disponibles de la primera etapa, 150 fueron adquiridos con esta rebaja. A su vez, durante la Asamblea celebrada el 23 de noviembre, apuntaron que no realizaron la debida transferencia porque lo tomaron como una compensación de honorarios que cobrarían al finalizar el proyecto.

“La actividad de la compañía fue impactada las vicisitudes que atravesó y sigue atravesando nuestro país y por desavenencias internas entre algunos accionistas que se obstinan en ver la realidad y mi actuación desde un punto de vista que entiendo equivocado”, afirmó Ernesto Brodschi, quien continúa siendo accionista de la firma, ante la consulta de este medio.

El Cronista intentó comunicarse con los directores titulares de Dique Cero Puerto Madero pero no obtuvo respuesta.

Los nuevos administradores reclaman la declaración de nulidad de los boletos de compraventa firmados por los ex directores de la empresa y la restitución de las unidades.

Además, de acuerdo a los documentos que figuran en la demanda, aseguran que el proyecto se encuentra totalmente paralizado, con unidades sin terminar y las etapas 2 y 3 aún por realizarse, por la falta de fondos, producto de la gestión Brodschi. Según el informe financiero a diciembre de 2018, incorporado a la causa, el pasivo de la sociedad es de $ 162,3 millones, compuesto por $ 155,7 millones en deudas comerciales. No obstante, las inmobiliarias continúan vendiendo departamentos en Puerto Pampa.

Comentarios1
Juan Marasco
Juan Marasco 28/10/2019 12:38:12

Que giles, si tenian 2 dedos de frente haces como en el Hilton en Ituzaingo y le metes 100 mil dolares a Descalzo y los concejales y lo aprobas por "via de excepecion" violando todas las leyes del municipio y te ahorras este quilombo.

Recomendado para tí


Seguí leyendo