El Cronista Comercial

El Real State "no tiene mercado" y los precios "van a la baja", dicen desde el sector: qué conviene hacer

Se estima que los precios de los inmuebles deberían tender a la baja. Qué diferencias hay con la crisis que golpeó al país en 2001. "La situación de hoy es de no-mercado y al no haber mercado obviamente no hay precio", explicó José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.

El Real State

El sector inmobiliario también fue golpeado por la crisis económica que generó la pandemia por el Covid-19 . Según Reporte Inmobiliario, uno de los analistas más reconocidos del sector de Real Estate, esta crisis es diferente a otras como la del 2001/2002, y estima que el precio de los inmuebles debería ir a la baja.

"¿Alguien compraría algo que entiende que el mes que viene va a valer menos? por lo general uno espera y hoy se ve obligado a esperar. La situación de hoy es de no-mercado y al no haber mercado obviamente no hay precio. La situación de venta es absolutamente marginal, a lo sumo se concretan operaciones muy avanzadas pero el mercado inmobiliario está cerrado", explicó José Rozados, director de la consultora en diálogo radial con el programa "Más de lo esperado", en radio FM 95.5 Concepto.

"La situación venía mejorando de 2008 para acá, de la primera devaluación. Había que debatir la caída del ingreso, del salario real, en términos de dólares. Que el mercado no pierda tanta cantidad de operaciones pero no fue la actitud que se tomó. Gente se resistió, los propietarios, a la baja del precio. Lo mismo los operadores inmobiliarios. Esta situación se arrastró y se especuló, apostando a reanimaciones del mercado y no operando. Si suben los precios hay que admitir que también bajan", consideró el arquitecto. "Quien pretenda vender una propiedad va a tener que ser absolutamente flexible", dijo en relación a la caída de operaciones y el rol de los compradores.



"El mercado está muy atomizado en distintas manos, con distintas personalidad, hay quienes tasan en valores en los cuales se pueda realmente vender una propiedad. Pero se encuentran con que los precios son más bajos". Muchas propiedades están sobrevaluadas y generan una falsa expectativa en los propietarios. "El que opera bien lleva el lastre del que opera mal. Hay valores con los que los inmuebles no se van a vender". Algunos operadores inmobiliarios apuestan a que va a haber una recuperación y acaparan la oferta para que no la tome la competencia. "Los valores de oferta es la primera señal, la vidriera, estoy mirando para comprar", dijo el experto.

Ante la consulta sobre la baja de precios, el experto cree que "no llegará de manera tan abrupta como en 2002. En ese momento había de entrada más gente necesitada de vender porque más gente había comprado más con crédito hipotecario y tenía el tema del pago de las cuotas y había más gente endeudada con los bancos. Hubo una actitud más unidad de poner los precios a los baja, la gran mayoría de la oferta se ajustó. Rápidamente se entendió que hubo una devaluación y también estaba el corralito y había crisis y depresión económica; arrancaba la inflación. Se asumió eso rápidamente y se ajustó".

Rozados calcula que el ajuste sucederá sí o sí, pero que puede ser a una velocidad distinta de otras recesiones. "Se va a empezar a ver el ajuste cuando el mercado empiece a funcionar de nuevo, va a suceder durante la segunda mitad del año". El analista comentó que "va a haber que escuchar al otro lado, a la demanda, y ver cómo va a actuar".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar