Boom turístico

La Costa Atlántica ya está 'casi completa' para el verano: cuánto cuesta el alquiler de una casa

Los precios para enero y febrero aumentaron más del 50% comparado a la anterior temporada. Estiman que la ocupación superará el 95% en las vacaciones 2022. Qué valores se piden en Mar del Plata, Pinamar, Cariló, Villa Gesell y los principales balnearios atlánticos

La Costa Atlántica será uno de los destinos 'ganadores' del verano 2022, al igual que en la temporada anterior. Las inmobiliarias de los principales balnearios empezaron a recibir consultas a mitad de año, una situación que normalmente se da a partir de septiembre y octubre. Aseguran que los teléfonos no paran de sonar desde entonces.

Pese a la reapertura de fronteras y la eliminación de cupos en vuelos al exterior, que alienta a muchos a vacacionar fuera del país, anticipan una de las mejores temporadas desde que el sector tiene registro. Estiman que la ocupación superará el 95 por ciento.

La tendencia se observó en las reservas para el reciente fin de semana extra largo. Mar del Plata lideró las búsquedas de destinos nacionales, según datos de la plataforma Booking.com.

¿Cuánto sale ir a EE.UU., Brasil y Chile estas vacaciones 2022?

Además, el intendente del Partido de la Costa, Cristian Cardozo, aseguró este martes que por los beneficios del Programa PreViaje, enero está "casi completo" en esa zona turística bonaerense, al tiempo que destacó que el récord de visitantes registrado durante el último fin de semana extra largo permite "tener buenas perspectivas".

Con la demanda en alza, los precios en pesos aumentaron más de un 50% comparado al verano pasado en el alquiler de propiedades para enero y febrero. Ya hay puntos turísticos dolarizados. El fenómeno empezó hace años en Cariló y se extendió a Pinamar, como un intento, de parte de los propietarios, de darle pelea a la inflación. Los valores en divisa estadounidense subieron un 15% este año.

Cariló es una de las playas más caras por su exclusividad, con paradores menos concurridos, calles de arena, bosque tupido, casas de vanguardia y un centro comercial con primeras marcas. La quincena en enero ronda, en promedio, los u$s 3500. Los precios ascienden en las proximidades al mar y la zona céntrica, así como también en el caso de los inmuebles con mayores comodidades. 

Cariló tiene los alquileres dolarizados

Puede llegar a costar u$s 7000 ($ casi 694.000 según la cotización del dólar oficial a la fecha) los 15 días en las casas más nuevas cerca de la playa o el Golf, con jardín, piscina, parrilla y garage con espacio para, al menos dos autos, jeep o cuatriciclos, explica Silvia Melgarejo, titular de Constructora del Bosque. Para enero completo, ofrece casas de más antigüedad que parten desde u$s 3500 sin pileta.

"Lo más buscado es equidistante del mar y del centro, aunque al final se alquila todo", señala Melgarejo y agrega que ya se alquilaron 2000 de las 3500 casas que aproximadamente hay en Cariló.

Pinamar es otro clásico. La quincena en una casa de tres dormitorios para seis personas arranca en u$s 1500 y llega a u$s 4500 (que, traducido a moneda local, significa entre u$s 150.000 y $ 445.000), con todos los servicios y gastos incluidos.

En Pinamar, ya casi no queda disponibilidad

"Prácticamente, no queda disponibilidad para enero. Ya alquilamos 220 casas para ese mes. Las zonas más solicitadas son Pinamar Norte por sus playas amplias y menos frecuentadas, y su cercanía a La Frontera, el espacio habilitado para manejar vehículos 4x4. También son demandadas las plazas cerca del mar y las cuadras del centro. Trabajamos con un segmento de clase media y media alta que busca seguridad y máximo confort", afirma Germán Balmoral, dueño de Balmoral Propiedades.

En Costa Esmeralda, el emprendimiento desarrollado en conjunto por Eidico y JPU Desarrollos en el kilómetro 380 de la ruta 11, la quincena en enero cuesta desde u$s 4500, mientras que el mes llega a u$s 8500 para una casa promedio de tres habitaciones con tres baños (entre $ 150.000 y $ 842.000). En febrero, los valores bajan a u$s 3000 y u$s 6500, respectivamente (entre $ 298.000 y $ 644.000).

Mar de las Pampas es otra opción demandada por su tranquilidad y su menor densidad poblacional. Hay que calcular aproximadamente $ 250.000 la quincena en una casa para cinco personas cerca de la playa. Para el mes, el precio se duplica y escala a $ 600.000 en el caso de casonas más grandes, informan en la inmobiliaria Roldic.

En Villa Gesell, se consiguen valores un poco más bajos

En Villa Gesell, se consiguen valores un poco más bajos. La quincena arranca en $ 40.500 en un chalet para cinco personas a 10 cuadras de la playa, por ejemplo. Frente al mar, el precio sube a $ 65.000. El mes parte desde $ 150.000 y llega a $ 400.000 en casas más espaciosas en la zona céntrica, según los valores que maneja Capurro Propiedades.

En Mar del Plata, el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la localidad publica todos los años los precios sugeridos para las propiedades. Para este verano, los precios se ajustaron por encima del 40%. En el caso de los chalets de tres ambientes, sugieren pasar de $ 42.520 a $ 60.000 por quincena. Esto, en el caso de propiedades de menor categoría, con una ubicación cercana a la playa y el centro.

Mar del Plata ajustó por encima del 40% sus precios

La entidad sugirió cotizar las propiedades en alquiler un 30% menos para diciembre y marzo, y, para febrero, un 20% menos de los valores de temporada alta. "Los precios tasados no son de aplicación obligatoria, sino que quedan sujetos al libre juego de la oferta y demanda de bienes y servicios, sirviendo solo como un valor de referencia", expresó el presidente de la organización, Miguel Ángel Donsini. 

En cuanto a las medidas sanitarias por el coronavirus, Donsini precisó que se seguirá poniendo hincapié en garantizar la calidad de la limpieza y desinfección de las unidades que se alquilen.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios