Inmuebles

San Lorenzo vuelve a Boedo: qué pasará con los precios de las propiedades en la zona

El jueves, la Legislatura porteña aprobó la construcción de un estadio en el predio de la avenida La Plata. Fue uno de los últimos pasos para que el "Gasómetro" retorne a su lugar original, donde hubo un supermercado durante décadas. Cómo es el proyecto y cuál será su impacto en el barrio

El 2 de diciembre de 1979, San Lorenzo jugó contra Boca. El clásico terminó sin goles. Pero quedó en la memoria de los hinchas. Y no sólo por el penal que, en el minuto 14, el "Loco" Hugo Orlando Gatti, legendario arquero del xeneize, le atajó a Hugo Coscia e igualó el récord de penas máximas contenidas (21) que, hasta entonces, ostentaba José Alberto "Perico" Pérez, ex arquero de Independiente, en ese entonces, en Chacarita.

Ese día, los Cuervos disputaron el que sería el último encuentro en su estadio de la Avenida La Plata, en el barrio de Boedo. El jueves pasado, más de 40 años después, la Legislatura porteña habilitó que se vuelva a construir allí el recordado "Gasómetro". ¿Qué impacto inmobiliario generará ese megadesarrollo en el centro geográfico de la ciudad? ¿Cuál será el efecto en el valor de las propiedades aledañas, que convivieron cuatro décadas con un hipermercado, ahora que habrá allí un estadio que, si bien será multiuso, fundamentalmente, albergará partidos de fútbol, con todo lo que eso significa en un país como la Argentina?

"No creo que haya debate. Si la Legislatura aprobó el proyecto, es porque, claramente, pone en valor a la Ciudad de Buenos Aires. En esa misma zona, ya hubo un estadio y su impacto había sido positivo. No hay dudas de que ahora sucederá lo mismo", opina Alejandro Ginevra, presidente de la desarrolladora GNV Group.

En el terreno que comprenden las calles Inclán, Avenida La Plata, Las Casas y José Mármol, el estadio de San Lorenzo se inauguró en 1916. Hasta fines de 1979, el club lo utilizó para sus encuentros deportivos. Pero el Gobierno militar decidió expropiar las tierras, los malos manejos de los dirigentes del club generaron la pérdida del terreno y la cancha, finalmente, fue demolida en 1983.

Sólo un año y medio después, el lote, ubicado en el corazón de Boedo, fue vendido a una cadena francesa de supermercados. Allí funcionó el primer hipermercado de Carrefour en el país; estuvo abierto hasta mayo de 2019, por la ley de restitución de los terrenos al club que la Legislatura porteña sancionó en 2012. El último paso en ese sentido se dio la semana pasada, cuando el cuerpo legislativo habilitó el proyecto para volver a edificar allí un estadio.

El Viejo Gasómetro, en el corazón de Boedo

"No se trata de un estadio en donde se jugará sólo al futbol, sino de un proyecto que cumple un rol social para el barrio. Será importante que el Gobierno controle las obras para que potencie a la zona y a la ciudad", agrega Ginevra, quien, además de ser un reconocido empresario de real estate, tiene pública trayectoria dirigencial en Huracán, el clásico rival de San Lorenzo.

"El mercado inmobiliario va a usar el estadio para que haya movimiento y tracción hacia ese barrio y van a subir los precios", asegura Pablo Engelman, arquitecto que formó parte del proyecto que encabeza la Comisión Directiva del club para devolver a San Lorenzo a su lugar de origen.

"Hay que ver si el club logra interactuar al barrio con el estadio. Hay zonas que se activan con la llegada de nuevos desarrollos y es probable que pase lo mismo con Boedo", remarca. "Se va a buscar que estas arterias se conviertan en un nuevo polo como es hoy la zona de Palermo en materia gastronómica", agrega.

San Lorenzo presentó el proyecto del estadio

Según el último informe de Zonaprop, el precio del metro cuadrado (m2) promedio de venta en el barrio de Boedo es de u$s 2136. Los valores se mantuvieron estables en los últimos cinco años. Ahora, para los especialistas, el nuevo estadio revalorizará la zona.

"El precio del m2 en Buenos Aires nunca baja. Los estadios suben la densidad. Lo que ocurrirá es que cambiará el perfil del barrio y muchos vecinos van a trasladarse hacia otras zonas. La avenida La Plata empezará a tener más actividad y eso generará más movimiento de gente", añade Engelman.

Para Norberto Lepore, dueño de la inmobiliaria homónima, con presencia en la zona, la clave será que se trata de un proyecto integral. "Es una zona que necesita levantarse. Un desarrollo que incluya espacios comerciales y sociales será de gran ayuda para poner en valor al barrio", observa.

"Al pensar en una cancha en el barrio, el primer impacto parece negativo. Pero, cuando se evalúa bien el proyecto y quienes están detrás, no hay dudas de que el impacto será positivo. La cancha tiene que integrar al barrio", finaliza.

Fuera del barrio

Hoy, existe una estigmatización en las zonas aledañas a canchas de fútbol, más relacionada con lo que eso, cultural y socialmente, representa en la Argentina. En la ciudad de Buenos Aires, hay un alta densidad de estadios por kilómetro cuadrado. Pero no es la única metrópoli del planeta a la que le pasa esto.

"Hay dos casos muy concretos en el mundo. En Londres, alrededor de Wembley, se están instalando hoteles, proyectos premium de viviendas y comercios. Otro caso, en la misma ciudad, es el estadio del Tottenham, que era una zona abandonada y, a partir de la nueva cancha, que se inauguró en 2019, se revalorizó notablemente", explica José Rozados, de Reporte Inmobiliario y participante en el proyecto del "Nuevo Gasómetro".

El estudio internacional IDOM, que está involucrado y que hizo el proyecto preliminar del estadio multifunción de San Lorenzo, también estuvo a cargo de San Mamés, el estadio del Athletic Bilbao.

Inesperado impasse para IRSA: postergan el proyecto de ley para la ex Ciudad Deportiva de Boca

El masterplan azulgrana contempla no sólo una cancha de futbol, sino espacios verdes, zonas comerciales, sociales y hasta establecimientos educativos y de salud. Tendrá una capacidad de 46.264 espectadores, todos sentados.

Contará con unas 1500 cocheras subterráneas y, en los subsuelos, también se realizarán otras actividades recreativas. El polideportivo Roberto Pando, que funciona hoy en Mármol y Las Casas, modificará su estructura para quedar bajo una tribuna.

El ex supermercado de la avenida La Plata

Además, está previsto la construcción de un edificio habitacional para que el plantel profesional de San Lorenzo lo utilice como concentración.

Tags relacionados

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • MA

    Marcelo Andretti

    09/08/21

    ME CAGO EN ESTE PAIS DE GRONCHOS COMPULSIVOS. GENTE DE MIERDA QUE NO PUEDE PARAR DE ESTIMULAR EL DESARROLLO DE LO MARGINAL.
    METANSE ESTA CANCHA EN EL ORTO, VAYAN A JUGAR A UN DESCAMPANADO Y NO LLENEN LA CIUDAD DE NEGRADA OBLIGANDO A LA GENTE DE BIEN A PADECER.

    0
    1
    Responder