Tendencia

Debutan los alquileres temporarios de locales en la avenida Corrientes

En los últimos días, creció la demanda por la reactivación de los teatros y cines. Los inquilinos buscan contratos flexibles por la incertidumbre que genera el contexto de pandemia. Por qué les será difícil a los pop ups ser las nuevas vedettes de la tradicional calle de los espectáculos

La avenida Corrientes, poco a poco, parece volver a prender sus luces. Con la reapertura de los teatros, cines y a pocos días de las próximas vacaciones de invierno, el mercado locativo comercial comienza a reactivarse. Lo cierto es que quienes buscan alquilar en la calle que nunca duerme intentan acordar contratos flexibles por la incertidumbre que genera el contexto epidemiológico.

"En la zona de teatros desde Callao hasta Suipacha, sobre Corrientes, hay muy poca oferta disponible. Los locales están tomados, negociando bajas de alquileres, pagando rentas muy baratas. Hay mucha oferta en el caso de locales en las calles que cortan. Pero, en general, esos tienen muy poca demanda", explica Diego Cazes, vicepresidente de L.J. Ramos.

"Lo que vemos es que la reactivación de los teatros traccionó la demanda en las zonas cercanas sobre la propia avenida, donde hoy hay poca oferta y se toman los alquileres con valores convencionales para la zona", agrega el especialista.

Desde mediados de junio el Gobierno permitió la apertura de las salas de teatros y de espectáculos con hasta un 50% de aforo, sin expendio de bebidas y comidas. En los cines, se permite un 30% de aforo, con expendio de golosinas y bebidas.

Ahora, se espera que, durante las próximas vacaciones de invierno, la cantidad de visitantes en una de las arterias porteñas más importantes crezca, incluso, más. "Sí evidenciamos mayor demanda de alquileres en los que buscan contratos flexibles, no tanto en tiempo, sino en condiciones", remarca Cazes.

Ya 16 distritos iniciarán sus vacaciones el 12 de julio, tras el feriado largo del viernes 9 por el Día de la Independencia; mientras que otros seis lo harán  a partir del 19 de julio. Entre ellos, la Ciudad y la Provincia de de Buenos Aires.

En general, los locadores buscan que, durante el tiempo que dure el alquiler, "haya diferentes instancias de negociación y que los aumentos pactados se den siempre y cuando el negocio vaya bien. De lo contrario, en general, se negocian los precios y las condiciones", finalizó el especialista.

Para los expertos, el fenómeno que está ocurriendo de locales estilo pop up en la Avenida Santa Fe desembarca en la calle Corrientes. "Sin dudas, es una modalidad que ya está llegando a la zona. Los dueños de los locales están desesperados. Y los comerciantes, también: no hay gente en la zona", remarca Karina Longo, de L.J. Ramos.

Según el último informe elaborado la Cámara Argentina de Comercio y Servicio (CAC) en mayo-junio, la avenida Corrientes ya suma más de 180 negocios en alquiler o venta, con un alza del 144% desde la llegada de la pandemia.

¿De qué se tratan los locales pop up? "Es una forma de evitar contratos de alquiler de largo plazo. Son tiendas diáfanas, preparadas para esto, con muebles básicos, en donde la marca entra, utiliza el espacio y luego se va", ejemplifica Longo.

Si bien, a diferencia de los contratos locativos para unidades de uso habitacional, los alquileres comerciales no tienen un mínimo de tres años, suelen hacerse por un año. "Hoy, se ve que se hacen por periodos más cortos por la incertidumbre de la pandemia".

Pero hay un factor no menor que hace que para muchos instalar el negocio de pop up en la zona de Corrientes sea imposible. "Muchos de los locales de la zona son gastronómicos y, para este tipo de comerciantes, es imposible entrar a un alquiler bajo esta modalidad", distingue Antonio Ginevra, de Aranalfe Inmobiliaria.

Sí se puede ver esta modalidad en las marcas de indumentaria y calzado. "Se evidencia el fenómeno en estas categorías, en donde ingresan para un evento particular, con una inversión muy baja, liquidan el stock y, luego, se retiran", resalta el especialista.

Para muchos comerciantes, la oportunidad está en los negocios pequeños que apuntan al público de los más chicos, ya que por la dificultad para trasladarse por el país o hacia el extranjero, muchas familias decidirán recorrer la Ciudad en vacaciones de invierno con sus hijos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios