Desarrollos

Paso clave para el megaproyecto de IRSA en la ex Ciudad Deportiva de Boca

Se presentó en la Legislatura. Es una inversión de u$s 1800 millones. Tras un acuerdo con el GCBA, el predio de Costanera Sur destinará el 67% de su superficie para un parque público. A cambio, el grupo de Eduardo Elsztain podrá construir el complejo Santa María del Plata.

El Gobierno porteño envió hoy a la Legislatura el convenio urbanístico que firmó con la empresa IRSA para aprobar la construcción del megaproyecto de edificios en la Costanera Sur, en el predio de la ex Ciudad Deportiva Boca Juniors.

El expediente que tendrán que debatir los legisladores contempla un acuerdo entre la administración porteña y  la empresa desarrolladora que preside Eduardo Elsztain, actual dueño del predio de 71 hectáreas. Lo que se busca es cambiar la actual normativa que rige en los terrenos -que solo permite la actividad deportiva- para habilitar nuevos usos del suelo como los de viviendas y comercios.

A modo de contraprestación por la reforma a cargo de la Legislatura, IRSA cederá a la Ciudad 41 hectáreas que serán destinadas a un parque público y cuyo mantenimiento estará a cargo de la empresa por diez años, según se desprende del convenio.

El emprendimiento no es nuevo ya que el proyecto, conocido como "Santa María del Plata", data de 2010, cuando la empresa que preside Elsztain firmó el primero de seis acuerdos con el Gobierno de la Ciudad para lograr un cambio en los usos permitidos del suelo y avanzar con su diseño que inicialmente incluía torres de 50 pisos y un embarcadero.

Sin embargo, durante más de una década, el desarrollo inmobiliario no logró el aval de la Legislatura, para modificar la normativa vigente en los terrenos en la Costanera Sur.

El predio se extiende frente a Puerto Madero, al sur de la Reserva Ecológica y al lado del barrio popular Rodrigo Bueno, y era propiedad del Estado nacional hasta que en la década del '60 fue donado al Club Boca Juniors con la prohibición de que luego fuera vendido a privados.

El por entonces presidente de club xeneize, Alberto J. Armando, comenzó a diagramar un estadio para 140.000 espectadores, un sector de entrenamiento para el plantel, un gran polo deportivo para ser disfrutado por los socios, y una zona de entretenimientos.

No obstante, la prohibición quedó sin efecto tiempo después y en 2007 esas tierras fueron adquiridas por IRSA por u$s 50 millones.

Ahora, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, rubricó el convenio que mandó a la Legislatura. 

Para IRSA, según dijo el ejecutivo en la presentación, este es el proyecto más importante de su historia. "Cuando compramos estas tierras donde se hará el proyecto nos dimos cuenta que Puerto Madero se iba a acabar", sostuvo Elsztain al anunciar el emprendimiento.

El desarrollo urbano de esa zona de la Costanera Sur forma parte de un plan general del gobierno porteño para "potenciar la inversión pública y privada" en "lugares estratégicos y grandes parcelas" de la Ciudad.

Entre estos terrenos están también los ribereños que se corresponden con los complejos de Costa Salguero y Punta Carrasco.

Sobre ese polígono, situado frente a uno de las cabeceras del aeroparque metropolitano, la Ciudad impulsó la venta a través de una ley sancionada en la Legislatura en diciembre del 2019, que fue frenada por un amparo judicial al entender que el proceso legislativo anterior a la aprobación no cumplió con los mandatos constitucionales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios