OPORTUNIDADES

Las 3 razones que explican el auge de Pinamar para irse de vacaciones e invertir

En los últimos años, la costa argentina ha tomado un protagonismo en el mundo de las inversiones que hace mucho tiempo no tenía y Pinamar es una de las ciudades más populares.

A la hora de invertir, muchos miran hacia el sector inmobiliario como una posible fuente de ingresos con una buena rentabilidad. A pesar de que en los últimos meses el mercado se ha visto estancado por la pandemia, existen algunas zonas que todavía funcionan como un buen foco de inversión para los interesados.

Este es el caso de la costa argentina, principalmente de Pinamar, en donde la oferta crece cada día más, hay muchos proyectos en curso y se ve un amplio interés por parte de los inversores que desean colocar sus ahorros en el sector inmobiliario de la ciudad.

En los últimos 12 años, Pinamar fue el municipio de la provincia de Buenos Aires que más creció: tuvo un aumento demográfico del 84%, y los 5000 nuevos habitantes que llegaron en 2020 se sumaron a los 45.000 que ya había, lo que resultó en un incremento superior al 10%.

A continuación, las tres razones principales por las que la ciudad costera de Pinamar se transformó en una excelente oportunidad de inversión:

CERCANÍA Y ACCESIBILIDAD

Pinamar está a tan sólo 310 km de Buenos Aires, 1050 km de Córdoba Capital y 656 km de Rosario, por ejemplo: la cercanía de está ciudad costera es algo que atrae a muchos inversores que buscan posicionar su dinero en un inmueble del que también puedan disfrutar sin tener que gastar dinero en un pasaje de avión.

También, hoy en día, el trabajo remoto o "home office" permite que aquellos que tengan la posibilidad se armen un bolso y se vayan a trabajar desde un lugar más sereno y tranquilo que el centro metrópolis como las capitales argentinas. En este sentido, tener una casa en la costa, para poder trabajar con vista al mar y darse un recreo en la playa, se vuelve sumamente tentador.

Con el home-office, una modalidad que llegó para quedarse, muchas familias se animaron a dar el salto y decidieron mudarse lejos de la ciudad. Pinamar fue el balneario costero que más vio crecer su población permanente en 2020 y, por primera vez, se instaló allí un espacio de co-working.

En diálogo con El Cronista, el pasado mes de julio, Juan Ibarguren, Secretario de Turismo de la localidad, dijo: "En Pinamar, estamos trabajando en el desarrollo de una ciudad 'del futuro' y tenemos incentivos por ordenanzas para que se desarrollen estos espacios, que son tan importantes en esta nueva etapa".

El funcionario también resaltó que "en 2020, la construcción creció un 50% y, este año, esa alza ya va por más del 140%. La situación general, con el costo de la construcción accesible y el precio del dólar, hizo que fuera un boom. Además, se sumó el empujón municipal, a través de una ordenanza de exención de derecho de construcción para viviendas unifamiliares y ampliaciones".

Por otro lado, en un contexto epidemiológico en donde la salud puede verse fuertemente afectada, un aspecto positivo de la ciudad de Pinamar es su buena atención médica o su cercanía con el lugar de vivienda, que permite volver rápidamente a casa ante un eventual problema de salud.

AUGE DEL TURISMO LOCAL

La llegada de la pandemia fomentó enormemente el turismo local y esto parece ser una costumbre que, como el home office, llegó para quedarse. Incluso, el Plan Previaje, del Ministerio de Turismo y Deporte, también ayudó a que el sector encuentre su auge.

En este contexto, ahora Pinamar se prepara para una temporada de verano récord: las reservas ya alcanzan la mitad del total de operaciones realizadas en la temporada pasada y para los inmobiliarios la ocupación llegará a los valores más altos de los últimos 20 años.

En diálogo con este medio, Germán Gómez de Balmoral Propiedades, sostuvo: "En números, hoy tenemos 150 carpetas cerradas, y cada día las reservas crecen, históricamente después del 12 de octubre se acelera la demanda. Sin embargo, hoy ya contamos con la mitad de todas las operaciones que realizamos en todo el verano pasado".

Por su parte, Ibarguren también sostuvo que "hoy los paradores funcionan todo el año y realmente hay muy buena ocupación". En este sentido, según explican de la cartera de turismo, hay un 25% más de reservas que en años pre-covid.

Los grandes oleajes de turismo y la increíble temporada de verano 2022 que se pronostica para Pinamar ha suscitado la reapertura de muchos comercios que hace tiempo estaban cerrados y también ha generado que muchos locales históricos apuesten por hacer crecer su negocio.

UN LUGAR CALMO Y SERENO

La Ciudad de Buenos Aires, como muchos otros centros urbanos de la Argentina, es un lugar en donde todos parecen estar corriendo constantemente y las horas del día parecen no alcanzar para cumplir con todas las responsabilidades.

Se vive, sin dudas, inmerso en un mundo acelerado y movido que parece no parar un segundo. Es por esto que la idea de una casita o un departamento en la costa se vuelve seductora y la ciudad de Pinamar tienta un poco más que el resto.

Es el híbrido perfecto entre una ciudad movida pero tranquila: no es tan caótica como Mar del Plata, por ejemplo, ni tan pacífica y silenciosa como Cariló o Mar de las Pampas, lo cual lo vuelve el destino perfecto para quienes buscan relajarse y divertirse al mismo tiempo.

Por otro lado, en términos de paisaje y ecosistemas, la localidad de Pinamar combina dos de los preferidos de muchos: la playa y los bosques. Intercaladas entre el asfalto y las calles arenosas se encuentran algunas de las playas más lindas de la costa argentina, especialmente aquellas de Pinamar Norte - las famosas de "El Límite", "La Frontera" y "El Más Allá" -, y los bosques que se esconden entre los recovecos de las casas son ideales para unos mates de media tarde.

Tags relacionados

Comentarios

  • EV

    Eugenio Vazquez

    15/11/21

    hasta que llegue la patria grande con sus villas , drogas, pungas , manteros . etc.

    0
    0
    Responder