Qué proponen

Constructoras presionan para reactivar obras frenadas

El próximo lunes, las cámaras le entregarán al Gobierno porteño un nuevo protocolo, en el que se vuelven a comprometer a encargarse del traslado de su personal. Esperan que, de aprobarse, el lunes 17 estén habilitadas para funcionar

Hace una semana, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohibió las obras de más de 2500 metros, en medio de la avanzada de la segunda ola de Covid. Pero la industria de la construcción no se quedó quieta y tras reunirse con las autoridades porteñas están ultimando detalles para, en 10 días, tener las habilitaciones para volver a trabajar.

"Sin lugar a dudas, el daño ya está hecho. Se trató de una medida arbitraria. Pero mantuvimos reuniones durante la semana con Juan José Méndez (Secretario de Transporte porteño) y José Luis Giusti (Ministro de Producción), y buscamos una forma de seguir operando con controles", explicó Carlos Spina, presidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina (AEV).

Las restricciones recaen en las obras con más de 2500 m2, que hoy son cerca del 30% del total en la Ciudad de Buenos Aires pero que emplean a más del 70% del personal de la construcción. 

Desde el sector, se comprometieron a hacerse cargo del traslado del personal -algo que la mayoría de las constructoras ya venía llevando adelante- y pidieron que se revean los horarios en los que se puede trabajar.

"Continuaremos trasladando de forma particular a nuestro personal, con combis y colectivos designados para eso. Además, desde la Ciudad nos adelantaron que habrá controles y multas para quienes no cumplan con esta condición", resaltó Spina.

Hoy la medida rige para las obras de más de 2500 m2

Las fuentes consultadas aseguran que la prohibición para trabajar es arbitraria porque se da, justamente, en las obras grandes, que son las que cumplen con los protocolos y se respeta el distanciamiento social.

"Sin lugar a dudas, las obras grandes tienen atrás a importantes constructoras, que han invertido mucho dinero para contar con las condiciones necesarias para poder operar. Hoy, todos trabajan con barbijo, se les toma la temperatura y la empresa es la encargada de transportar al personal", indicó Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos de la República Argentina (CEDU).

Lo que hace el sector es reasumir el compromiso de cumplir con las normativas ya existentes. Se seguirá tomando la temperatura al personal, generando espacios amplios para la hora del almuerzo y respetando el distanciamiento social.

Cabe aclarar que el Gobierno porteño ya les permitió operar a aquellas obras mayores de 2500 m2 pero que están en la etapa de excavación con peligro de derrumbe.

"El diálogo está abierto con la Ciudad. Creemos que esta instancia debería haber sido antes del anuncio de  Horacio Rodríguez Larreta. Pero creemos que, de estar todo en condiciones, el próximo lunes presentaríamos los protocolos y el lunes 17 volveríamos a estar habilitados para operar", finalizó Tabakman.

Desde el Gobierno de la Ciudad, aseguraron que está todo listo para volver a habilitar las obras en la Capital con más de 2500 m2 siempre y cuando se respeten los protocolos.

Según datos de la Superintendencia del Riesgos de Trabajo (SRT), desde agosto, cuando fueron habilitadas a trabajar las obras mayores de 5000 m2, hasta abril sólo se registraron 7000 casos de Covid positivo en un total de 300.000 operarios.

"Hicimos grandes inversiones para poder volver a operar en un contexto de pandemia", resaltó Alejandro Ginevra, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi). "No se trata sólo de los puestos de trabajo de la construcción, sino de todas las industrias que dependen de este sector", explicó.

Uno de los puntos que se está negociando con la Ciudad de Buenos Aires es el horario de funcionamiento de las obras. Hoy, en el contexto de pandemia, pueden trabajar de 10 a 19 horas. Pero, desde las cámaras, piden volver al horario convencional, de 7 a 17 horas.

Esperan poder volver a estar operativas el lunes 17 de mayo

"Nos parece conveniente volver a los horarios tradicionales, sobre todo, por la estación del año en la que estamos. Teniendo en cuenta que no habrá movimiento en el transporte público, ya que cada constructora se hará cargo de trasladar al personal", remarcó Spina.

Si bien algunas desarrolladoras están presentados amparos judiciales para pedir la apertura del sector, desde las cámaras, prefieren el camino del diálogo. "Celebramos que nos reciban las autoridades porteñas pero creemos que esto debería haber pasado antes de dictaminar la medida", resaltó Ginevra.

"Estar 15 días sin funcionar no es sencillo. No es tan fácil volver a poner la obra activa; eso implica mucho dinero. Por eso, siempre buscamos el diálogo", finalizó, por su parte, Spina.

Desde la Unión Obreros de la Construcción de la República Argentina (Uocra), remarcaron que es imprescindible que las obras se mantengan activas para conservar los puestos de trabajo. Hoy, el sector de la construcción emplea a 315.000 personas. Antes de la pandemia, eran 360.000 y, a mediados de 2018, se registraban 435.000.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios