Reconversión

El Rulero de Retiro tendrá parque público para ser un edificio de oficinas covid-friendly

Se eligió el anteproyecto ganador para la reconversión de la torre corporate, una de las más emblemáticas de la City. Habrá plazoletas en la planta baja y cambiarán los accesos al estacionamiento. Así, busca recuperar a las empresas perdidas por la pandemia

El edificio de oficinas Prourban, más conocido como "Rulero", no pasa desapercibido. Erigido en la esquina de Libertador y Carlos Pellegrini, a metros de la estación de Retiro, llama la atención por su particular diseño. Pero, como consecuencia de la pandemia y de la crisis del Microcentro, busca una transformación. Se potenciarán sus espacios al aire libre, con mayor presencia de verde para convertirse en un edificio covid-friendly.

Los principales cambios se centrarán en los accesos y su cerramiento perimetral. Lo que se busca es poner en valor los espacios exteriores de la planta baja, para que los oficinistas puedan usar estas áreas verdes.

"Hoy, en el Microcentro, hay muchas oficinas que no se modernizaron y se convirtieron en los grandes perdedores de la pandemia, producto del home-office. Lo que buscamos es continuar con la puesta en valor del famoso Rulero, generando espacios al aire libre y que se ajusten a las necesidades de hoy", dijo Marcos Villanueva, CEO de Waves, empresa gerenciadora de la torre, que, hace dos meses, lanzó la convocatoria para el proyecto de reconversión.

El edificio, de más de 37 años y 27 pisos de oficinas, contará con un cierre metálico, con hormigón blanco en sus caras visibles. Lo que hará es delimitar los espacios públicos de los privados con el objetivo de mejorar el uso y la seguridad de las áreas descubiertas. Esto generará una plaza pública por la calle Pellegrini.

Aunque desde la empresa gerenciadora sostuvieron que le darán más desarrollo al área verde privada para el uso de los oficinistas

La esquina funciona como ingreso principal, con dos rampas de distinta pendiente y una vereda adecuada a los niveles existentes del ingreso. Desde la Avenida del Libertador, se pondrá un portón para el ingreso a la playa subterránea y a las cocheras de cortesía.

El anteproyecto del arquitecto Leandro Sbarra

Previo al Covid, en el estacionamiento ya se habían hecho modificaciones. Allí, se instaló un sistema similar al de los peajes para que se pueda ingresar leyendo la patente de los vehículos, de forma automática. Además, se creó un estacionamiento para bicicletas.

Lo que se busca es potenciar los espacios verdes que rodean al edificio. "La idea radica en crear espacios flexibles y de permanencia para que los usuarios se apropien de ellos de diferente manera y den lugar a las nuevas dinámicas laborales", explicaron quienes estuvieron a cargo de los anteproyectos.

El misterio del chalet de la 9 de Julio: 40 años en desuso y sus dueños se niegan a venderlo

Los nuevos proyectos surgen del concurso organizado por la Sociedad Central de Arquitectos en conjunto con Waves como promotor, para readecuar el edificio en busca de mayores espacios al aire libre, una nueva necesidad que se instaló con la llegada de la pandemia.

La convocatoria a nuevos proyectos comenzó el pasado 26 de mayo y finalizó el 14 de junio. Se recibieron en total 22 trabajos, entre los cuales se otorgaron dos premios y tres menciones honoríficas.

"Estamos muy contentos con la calidad de los proyectos que se han presentados, también por el trabajo que ha realizado todo nuestro equipo, en los próximos meses seguramente comencemos a abordar el gerenciamiento del proyecto para su ejecución", detalló Villanueva.

"La pandemia ha cambiado permanentemente la apariencia y el funcionamiento de los edificios corporativos. Los espacios al aire libre seguros son fundamentales para mantener la salud mental y física, y ayudar a las personas a sentirse conectadas con el lugar de trabajo donde pasan su tiempo", remarcó.

Estos cambios se dan en un contexto un poco más alentador. Por primera vez desde el inicio de la pandemia, la caída del mercado de oficinas se detuvo. En el segundo trimestre del 2021, la superficie contratada superó levemente a la liberada, lo que dejó una absorción neta positiva, algo que no ocurría desde marzo de 2019.

Anteproyecto del arquitecto Leandro Sbarra

En números, según un informe elaborado por la inmobiliaria LJ Ramos, la tasa de vacancia se mantuvo estable en un 15,7% respecto del trimestre anterior. En parte, como resultado del marcado retroceso en la cantidad de superficie liberada durante el trimestre. En términos de metros cuadrados acumulados, la superficie liberada (227.200 m2) se redujo un 0,5% en el segundo trimestre del año, en comparación con el primero.

"El diseño de la experiencia de uso es lo que más nos motiva. Estamos trabajando en diferentes proyectos, creando terrazas, y patios, convirtiéndolas en espacios de trabajo funcionales equipados con Wi-Fi, suministros de oficina, mantas para los días más fríos y hasta pizarras para sesiones de brainstorming", agregó Villanueva.

Las responsables del edificio, hace más de 37 años, fueron las constructoras Eugenio Grassetto y Sideco Americana, del Grupo Macri. Se basaron en el proyecto que, en 1978, la desarrolladora Creaurban (también de Socma) le había encargado al estudio de Flora Manteola. Así surgió ese diseño tan particular de hacer un edificio redondo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios