Mecado inmobiliario

El ocaso del Kavanagh: rebajan 57% su piso más caro, que está a la venta hace 14 años

Su dueño es un lord inglés que adquirió la propiedad en 2003. En 2007, la puso a la venta por u$s 7,9 millones. Hoy, lo ofrece a u$s 3,4 millones. En el edificio, uno de los más cotizados de Buenos Aires, ya hay al menos 15 unidades con cartel por el impacto de la pandemia.

El emblemático edificio Kavanagh ubicado en el corazón de Retiro a metros de la Plaza San Martín esconde una de las historias más apasionantes de amor y pasión de la Ciudad de Buenos Aires. El departamento más emblemático "14 A", ya acumula 14 años en venta, pero ni aun bajando su precio a la mitad, consigue comprador.

Ubicado en Florida 1065, fue inaugurado en enero de 1936. La obra se realizó en tiempo récord en menos de dos años y rápidamente se convirtió en el rascacielos más alto de Sudamérica y en la estructura de hormigón más alta del mundo.

Con 110 m de altura y 30 pisos posee cinco escaleras y doce ascensores diferenciados para cada columna de departamentos. En total alberga 105 departamentos. "No es apto profesional por lo que todas las unidades son viviendas, aunque muchos de ellos se alquilan bajo contratos temporarios", explicó Iuri Izrastzoff director de la inmobiliaria homónima.

La historia cuenta que Corina Kavanagh estaba enamorada de Aaron Anchorena, hijo de Mercedes Castellanos de Anchorena, que vivía en lo que hoy es la Cancillería y quien ordenó la construcción de la Basílica del Santísimo Sacramento. Pero como solía suceder, la madre del joven no aceptó el romance.

Corina, una mujer rencorosa, sabía que la familia Anchorena estaba por comprar un solar frente a la iglesia. Con el objetivo de impedirle la vista a la capilla, adquirió el terreno lindero y mando a construir bajo el sello de los arquitectos Gregorio Sánchez, Ernesto Lagos y Luis María de la Torre, el imponente Kavanagh con el único objetivo de impedirle a la familia Anchorena la vista a la iglesia.

Esta historia que pocos saben si es cierta o no forma parte de uno de los mitos más importantes de la Ciudad de Buenos Aires y le da un valor especial a este edificio que durante años se destacó por su estilo innovador para la época.

El piso 14 A, es el más emblemático. Allí vivió Corina Kavanagh, luego pasó a manos de la familia de banqueros Roberts para luego en 2003 llegar al inglés Lord Alain Levenfiche. 

"Se trata de un millonario inversor de bienes raíces. Por esos momentos compraba inmuebles en Tailandia, Costa de Marfil, España y Miami. Lo que hizo fue adquirir el departamento con la idea de refaccionarlo y ponerlo en valor para la venta", explica Izrastzoff quien comercializó la unidad en 2007.

Uno de los balcones del lujoso piso

"En un primer momento salió a la venta por un valor muy elevado de u$s 7.900.000. Luego se acomodó hacia abajo por un precio de u$s 6.000.000. Lo cierto es que al no conseguir comprador su propietario comenzó a ofrecerlo en alquiler temporario y generó un buen negocio", explicó la fuente.

El departamento tiene 740 m2 en total, 475 m2 cubiertos. Cuenta con un total de 8 ambientes, 5 dormitorios y 5 baños y una vista única en 360° de la Ciudad de Buenos Aires.

"La realidad es que al ser refaccionado perdió su impronta. El hall de recepción es un verdadero boliche de Ibiza. Cuenta con máquinas de humo y hasta luces en los pisos. Los baños son de categoría con mármoles blancos y detalles únicos", describe Izrastzoff.

En 1999, el edificio fue declarado por la UNESCO, Patrimonio Mundial de la Arquitectura de la Modernidad. Así todo paga $25.000 de ABL. Con expensas que superan los $100.000 por mes.

Si bien su dueño -un magnate y playboy-, que según fuentes del sector, ya no visita la Argentina, durante años alquiló la propiedad para extranjeros y polistas que venían a competir al país, la pandemia cambió todos sus planes y lo obligó a seguir bajando el precio de venta de la unidad; con un único objetivo: deshacerse de ella de inmediato.

Uno de los cinco dormitorios que tiene el famoso piso 14

Hoy el inmueble que lo comercializa Patagonia Synergia, tiene un precio de publicación de u$s 3.400.000, pero por ahora no hay interesados. "La zona ya no es lo que era, la cercanía de la Villa 31 y la falta de movimiento por el Home-office hace que para muchos no sea una zona atractiva", resume el inmobiliario.

"Se trata de un público de nicho el que está interesado por este tipo de unidades. Hay mucho movimiento interno y es un edificio que genera fanatismo. Lo cierto es que el interés se va perdiendo año tras año", agrega el especialista.

IRSA firma acuerdo con el GCBA y destraba megaproyecto en Costanera Sur después de 20 años

Récord de oferta

Pero ¿por qué el emblemático piso 14 A no consigue comprador? La principal razón es que quien quiere hacerse de una unidad en el edificio Kavanagh lo puede hacer por mucho menos dinero.

Hoy hay en oferta en promedio 15 departamentos en venta. Aquellas unidades de 4 ambientes tienen un valor de u$s 390.000 y los de 5 ambientes cuestan poco más de u$s 550.000. Con ofertas de u$s 300.000 en el caso de los departamentos con poco mantenimiento que necesitan ser refaccionados.

"Hoy es difícil vender estas unidades. Hay más vacancia de la habitual, pero esto pasa por el contexto que está atravesando el sector y por la pandemia que perjudicó de lleno la zona céntrica de la Capital", sostiene Izrastzoff.

Por el Kavanagh pasaron miembros de la familia Pérez Companc, de los Ezkenazi (los ex dueños de YPF), José Alfredo Martínez de Hoz y Carlos Corach. Pero, los altos costos de mantenimiento y la falta de amenities y cocheras hace que para muchos ya no resulte atractivo y solo se convierta en un monumento.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JG

    Javier Garcia

    13/07/21

    Si algo esta en venta hace 14 años es porque el precio es un delirio.

    1
    0
    Responder