Real Estate

Condominios: la opción en barrios cerrados para presupuestos bajos que revitaliza el mercado

Son los elegidos de quienes buscan alejarse de la Ciudad pero no quiere edificarse su propia casa. También son buscadas por los inversores, que obtienen tres veces mejor rentabilidad al alquilarlos que en un departamento en la Capital

La pandemia generó cambios de hábitos y la búsqueda de espacios al aire libre. El éxodo de la Ciudad hacia el conurbano bonaerense se evidenció con fuerza durante todo el año pasado. Y si bien el mercado de compra-venta de lotes fue el que más creció, los condominios en barrios cerrados de zona norte también tuvieron un boom de demanda con precios más que accesibles y una rentabilidad que llega a triplicar la de un edificio convencional en Capital.

"En Pilar estamos viviendo una fuerte ola migratoria de clientes que se están mudando de CABA a zona norte, buscan mayoritariamente los proyectos de departamentos llave en mano, con espacios para hacer vida al aire libre, cada departamento se entrega con su galería y parrilla propia, en barrios cerrados que tienen áreas verdes y también espacios comunes de esparcimiento y trabajo", explicó Daniela Pérez de Graffe, Directora Comercial del Grupo Coria.

Lo cierto es que este tipo de unidades son más accesibles que un inmueble de características similares en la Capital con un agregado hoy muy valorado, mayor espacio verde y la seguridad que garantiza un barrio cerrado.

Inmuebles en venta bajan hasta 25% en dólares y hay más oferta

"En los condominios de Cañada Village y Altos de la Cañada, los valores de referencia de las unidades van desde u$s 52.750 a u$s 99.400, siendo el más económico el de 2 ambientes sin jardín y el más costoso el de 3 ambientes con 2 baños completos, vestidor y jardín, dando un metro cuadrado compensado de aproximadamente u$s1.000", explicó Graffe.

Lo más habitual son los de 2 dormitorios. "Manejan más cantidad de cuartos que metros cuadrados. Van desde los 50 m2 para el 2 ambientes chico a los 160 m2 los más grandes de 3 cuartos", explicó Horacio Benvenuto, gerente general de Izrastzoff Compañía Inmobiliaria.

Ahora bien, en los condominios los estacionamientos son privados, "generalmente descubiertos, y lo habitual es una cochera para los de 1 dormitorio, 1 o 2 cocheras para los de 2 y 2 cocheras para los de 3 dormitorios", indicó la fuente.

Y al igual que en los edificios de la Capital los condo, tienen que pagar expensas, aunque rara vez superan los montos que se abonan en la Ciudad. 

"Las expensas varían mucho y dependen como en Capital de los amenities y seguridad. En algunos casos si el edificio está dentro de un barrio cerrado no son más baratas que las de las casas porque tienen que mantener el edificio y además tiene el disfrute y uso de todos los espacios abiertos del country y sus amenities", sostuvo Benvenuto.

Según los especialistas, la tendencia de inclinarse por la zona norte creció aún más como consecuencia de la pandemia. Los condominios más buscados son hoy los de Nortdelta y Pilar.

"La gente busca tranquilidad y verde a pocos kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, por lo que Pilar se ha convertido en una de las mejores opciones. El desarrollo comercial y habitacional que está llevando a cabo Grupo Coria en el km 56.5 de la Panamericana ofrece unidades de calidad, llave en mano y a un precio sin competencia en la zona", resalta Graffe.

Para Izrastzoff si bien durante la pandemia hubo una demanda sostenida de este tipo de desarrollos, "no vemos tanta gente que se vaya de Capital hacia estos condominios. Es decir, dejar un departamento en CABA para meterse en un departamento en el Conurbano", indicó Benvenuto.

"Estos condominios son bastante más baratos que propiedades similares en Capital Federal y por lo general quien se muda a estos lugares está conectado con conocidos, amigos o familiares que están muy cerca", resalta.

Pero si existe gran demanda de alquileres, quienes hoy alquilan en Capital buscan alejarse de la urbe y alquilar cerca de familiares que ya viven allí y más cerca de espacios verdes y amplios.

"La demanda es muy alta, sobre todo en alquiler. Hoy en la Argentina se sostiene muy fuerte la demanda porque muchos no pueden comprar o sucede que en el caso del divorciado, la primera reacción inmediata es salir a alquilar algo chico y accesible para luego repensar su situación", indicó.

Y hay un público de inversores que ven con buenos ojos estos negocios. "Actualmente los que compran para invertir ven en los proyectos del suburbano alternativas de mejor rentabilidad y mayor demanda de alquileres, principalmente temporarios", agregó Graffe.

Hoy el retorno estimado en la zona es de entre el 6% y 8% anual, el triple de lo que deja una locación tradicional en la Ciudad de Buenos Aires.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios