BARRIO PARQUE

Así será el edificio más exclusivo de Buenos Aires: ya está vendido en un 50%

Es Line Ocampo, en Barrio Parque. El desarrollo, de u$s 130 millones de inversión, llegará a su fase final en 30 meses. Ya está vendido en un 50%. Las unidades tienen la impronta de una casa y van desde los 150 hasta los 750 m2. A qué precios se vende y qué amenities tienen

En el corazón de Barrio Parque, la zona más premium de la Ciudad de Buenos Aires, con una inversión de u$s 130 millones se levanta Line Ocampo. El emprendimiento que promete convertirse en el edificio más exclusivo de Capital. La obra, que arrancó en enero de este año, ya tiene el 50% del edificio vendido. Las unidades, de espacios amplios y diseños exclusivos, tiene un valor que arranca en los u$s 800.000 y llegan hasta los u$s 2 millones.

Se trata de una torre ubicada en Ortíz de Ocampo al 3100. Tendrá nueve pisos, tres subsuelos y un total de 117 unidades. "Son departamentos pero con la impronta de una casa. Van desde los 150 metros cuadrados, en el caso de las más chicas, que tienen dos dormitorios con dependencia, hasta los 750 m2", cuenta Juan Martín Santagada, socio del estudio Anchézar-Santagada, que lleva adelante la obra.

La fachada del edificio llama la atención. Pero tiene una lógica. "Tiene 30 tipologías distintas. Pero todas con punto en común: la orientación del sol de la mañana en los dormitorios y la del de la tarde en los espacios comunes, como comedores, living o cocina", cuenta el arquitecto, quien también es uno de los dueños de la cadena de materiales para la construcción y el hogar Barugel Azulay, .

Harán en Devoto un 'country urbano' de u$s 100 millones: se podrá pagar en pesos a 16 años

El edificio de Ocampo se situó en cuanto a las ubicaciones de la luz. "Eso hace que tenga una misma losa, que está desfasada en dos ejes. Eso va haciendo que todas las terrazas tengan sol de tarde", explica.

Sus balcones sobresalen en busca de la luz natural. La pileta descubierta frente al gimnasio

Santagada adquirió el terreno en julio de 2018, en plena crisis económica, por medio de una subasta de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe). "Había 17 intenciones de participantes. Pero, cerca de la fecha, muchos inversores decidieron no continuar comprando tierras y se bajaron. Era un momento económico difícil. Pero nosotros nos mantuvimos y obtuvimos la tierra", cuenta.

Se trata de 53.000 m2 en la zona más exclusiva de la Capital Federal, por los cuales se pagaron u$s 40,4 millones.

"Teníamos fecha de inicio de obra para el 20 de marzo de 2020. Por la pandemia, se atrasaron los planes y pudimos comenzar, recién, en enero de este año", narra este arquitecto, obsesivo por los detalles de categoría que, según él, hacen la diferencia a la hora de vender y entregar un producto terminado.

Son departamentos que van desde los u$s 800.000 y llegan hasta los u$s 2 millones y los comercializa la inmobiliaria Ocampo Propiedades. "No hay un precio estándar por m2, porque varían mucho las tipologías y la cantidad de espacios al aire libre según la unidad", explica. 

Lo cierto es que los valores se ubican como los más caros de la ciudad, incluso, por encima de los precios promedio de Puerto Madero: Line Ocampo tiene unidades que llegan hasta los u$s 10.000 por m2.

Los amenities son un capítulo aparte. Cuenta con pileta cubierta, descubierta, sala de microcines, dos salones que se pueden integrar de 700 m2 para eventos, gimnasio, spa, salones para chicos y carga eléctrica para los autos en cada estacionamiento.

Además de gran presencia de verde, dispone de parrilleros, una cava y la vedette entre los amenities: "Estamos desarrollando tres suites para el edificio. Son habitaciones tipo hotel, que se pueden reservar para cuando llega un familiar o un amigo del exterior", explica su creador.

Para el estudio Anchézar-Santagada, el éxito de la torre está en su diseño. Las alturas de los departamentos son de 2,85 metros.Todos los dormitorios tienen baño en suite y doble circulación. "Es un edificio, como todos nuestros desarrollos, concebido desde la arquitectura y no desde el modelo de negocio", asegura, con más de 40 edificios en su haber.

El edificio será 100% residencial. "En un inicio, cuándo compramos el terreno, se nos acercó un banco de primera línea y nos ofreció financiar la obra con la condición de que, después, se lo alquilemos a ellos. Pero, por la zona y la cantidad de gente que moviliza un edificio de oficinas, decidimos que lo mejor era apostar a lo residencial", cuenta Santagada.

Hoy, está finalizando el segundo subsuelo y estima que, sin percances, la obra estará finalizada en 30 meses.

Compradores

Los principales clientes que  apuestan a este tipo de desarrollos son inversores que quieren diversificar su cartera en real estate, apostando a una zona residencial y exclusiva, donde el retorno por alquiler siempre es alto.

"Quienes compraron en la etapa inicial son nuestros clientes fijos, los que nos acompañan en cada desarrollos. Hoy, vemos que muchos están mejorando sus activos inmobiliarios y se están relocalizando. Pasan de Palermo a invertir en esta zona", cuenta.

Todos los inversores son argentinos. "Ahora, que el proyecto ya está avanzando, muchos quieren comprar unidades más grandes porque quieren tener un departamento en un edificio exclusivo", afirma.

Tags relacionados

Comentarios

  • GV

    Gabriel Vilches

    Hace 7 días

    Hay algún dato erróneo. No coincide la inversión, con lo que cuestan los departamentos, teniendo en cuenta que son 117 unidades. No siquiera vendiendo el %60 porciento de las unidades a 2 millones de dólares, recupera la inversión inicial.

    1
    0
    Responder