Alquileres: lo que tengo que mirar sí o sí a la hora de firmar el contrato

Para mayor seguridad siempre conviene revisar detenidamente las condiciones del contrato de locación

Una vez que se encontró la casa perfecta para alquilar llega el momento de los papeles. Hacer la reserva, ponerse de acuerdo en el precio, esperar la respuesta del propietario y, finalmente, firmar el contrato. Pero antes de dar el último paso siempre hay que mirar con cuidado lo que se va a firmar.

Estos son algunos puntos a tener en cuenta antes de "poner el gancho" en el contrato de alquiler.

1. Leer detenidamente cada cláusula

Parece lógico y algo que casi nadie haría. Sin embargo, al estar tan estandarizados los contratos de alquiler, es muy común que el inquilino se pase por alto algo. "Hay que chequear que el contrato cumpla con la ley de alquileres y que no haya ninguna cláusula abusiva", dice Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt negocios inmobiliarios.

2. Revisar que refleje lo pactado en el momento de la reserva

Cuando se reserva un inmueble se suelen negociar algunas condiciones, como la fecha de entrega, si hay días de gracia, etc. Es importante fijarse que se hayan incorporado tal y como fueron conversadas. En caso de alguna omisión, pedir la corrección antes de firmar.

3. Que el contrato explicite el estado del inmueble.

Si hay algún desperfecto, si está pintado o no, las condiciones de aparatos como cocina y calefón o termotanque, si hay mejoras a realizar. Todo eso debe figurar en el contrato de manera taxativa. Se evitarán dolores de cabeza en el momento de devolver la propiedad.

4. Verificar la escritura

Es posible que la casa sea un condominio y que no todos los dueños estén de acuerdo en alquilarlo. Por eso hay que verificar que quienes firman como propietarios son los únicos que tienen derechos sobre el inmueble.

5. Pedir el informe de dominio

Así se podrá saber si hay embargo o hipoteca sobre esa propiedad. En caso de que así sea, alquilarlo puede ser un riesgo para el inquilino.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios