En medio de la batalla judicial para operar en el país, Remax planea abrir 14 oficinas en 2021

Mientras se cuestiona la operatoria irregular de su red de franquicias inmobiliarias, la empresa apuesta a consolidar su crecimiento con nuevas sucursales en más localidades del país. A qué plazas llegará el año próximo

Pese a la disputa judicial que enfrenta por la legalidad de su operatoria, la red de franquicias Re/Max prevé consolidar su crecimiento en la Argentina.

Con la esperanza puesta en la reactivación inmobiliaria, Remax Argentina, la empresa que tiene el derecho de uso de la marca estadounidense en el mercado nacional y que la Justicia ordenó desbaratar en septiembreproyecta abrir 14 oficinas y llegar a más plazas del país en 2021.

Así lo anunciaron Sebastián Sosa, presidente de la compañía para la Argentina y Uruguay, y su esposa, Dotti Peñate, Chief Operating y Marketing Officer de la firma,quienes trajeron Re/Max al país hace 15 años, en el marco de una presentación que realizaron sobre la performance 2020 y las perspectivas del sector para el año entrante.

Las nuevas locaciones estarán ubicadas en plazas donde la red tiene escasa o nula presencia. "El foco estará puesto en sitios donde observamos una demanda creciente, que consideramos estratégicos por cubrir para conectar zonas", detalló Sosa. 

En concreto, tienen bajo la mira a Corrientes, Entre Ríos, Tucumán, San Luis, Comodoro Rivadavia, Ushuaia y otras localidades del interior, especialmente, de la Patagonia, donde todavía tienen mucho territorio por ganar. "El sur es una región importante", reconoció el CEO. En la provincia de Buenos Aires, les interesa llegar a la zona sur y oeste del conurbano. En Uruguay, tienen pensado, en un futuro, arribar a Colonia.

Este año, pese a la cuarentena, Remax abrió 10 nuevas oficinas, varias de ellas después de la resolución judicial. "Los emprendedores que se adhirieron a la red encontraron un acompañamiento que promueve su desarrollo. Crecen y logran cumplir sus sueños. Eso es lo que nos motiva a seguir. Al mercado inmobiliario le queda mucho por delante", explicó Sosa.

Según él, Remax duplicó su participación en el último tiempo. En la Ciudad de Buenos Aires y otras ciudades del interior, ya tiene por encima del 20% del mercado, mientras que en el Gran Buenos Aires domina el 10%.

En este sentido, de cara al 2021, el ejecutivo indicó que, de no haber sobresaltos, debería registrarse un incremento de entre el 50% y el 100% de las operaciones de compraventa.  "Aunque el nivel de escrituras sigue siendo el más bajo desde que se tiene registro, el volumen de transacciones en el último cuatrimestre ya se encuentra a la par de fines de 2019", detalló.

"La Argentina tiene el cóctel perfecto para ser misión imposible. El 2021 no será un año fácil, pero las expectativas pueden ser positivas, si no ocurren eventos imprevistos, con una paulatina reactivación", pronosticó, y resumió el desempeño de los últimos meses.

"Los tres años anteriores fueron difíciles y 2020 fue complejo. Las perspectivas de crecimiento en el arranque de año, en parte por las expectativas que generó el cambio de Gobierno, se vieron truncadas por la pandemia, lo que derrumbó los precios de las propiedades, sumado a que, al menos por 90 días, no se pudo trabajar presencialmente", describió. 

Sebastián Sosa y Dotti Peñate

En este sentido, su esposa enumeró las innovaciones que la compañía implementó para sobrellevar el desafiante contexto. "Incorporamos tours virtuales y fuimos la primera empresa en utilizar la firma electrónica", precisó.

"En 2005, Re/Max llegó a la Argentina para fomentar el espíritu emprendedor e innovador latente en el país. Retamos al mercado inmobiliario y los métodos tradicionales de la industria. Hoy, el sector está abierto a aplicar tecnología. El servicio al cliente se optimizó desde que empezamos", añadió Peñate. 

Hace más de tres meses, la Inspección General de Justicia (IGJ) declaró ilícita "la compra, la venta y el alquiler de propiedades a través de las franquicias Remax" y ordenó "su inmediata disolución y liquidación".

El organismo dictaminó que es ilegal, para las inmobiliarias, operar bajo el régimen de franquicias. Así, hizo lugar a una denuncia que el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cuciba) y su presidente, Armando Pepe, iniciaron contra la firma.

Para Remax, la decisión es una "embestida infundada" de los operadores inmobiliarios, una "oposición ideológica a esta forma de trabajo y organización". 

Consultados sobre cómo avanza el proceso judicial, los directivos señalaron que las oficinas adheridas a la marca siguen abiertas y aseguraron que la continuidad de la red no corre peligro. 

En línea con las declaraciones que dio en una entrevista concedida a El Cronista en octubre, Sosa afirmó: "Llevamos el tema a la Justicia, quien tomará cartas en el asunto. Es llamativo que, en estos 15 años, nunca antes existió ninguna observación"

"Estuvimos y estamos en regla. Esto no implica el cese de las actividades. Tomaremos las acciones que correspondan. En definitiva, es el cliente quien elige qué consumir", enfatizó Peñate.

Con 15 años de operación ininterrumpida en el país, la compañía posee 150 oficinas en 42 ciudades, una red de 4921 personas y una cartera de 39.446 propiedades a la venta y 2646 en alquiler. Su crecimiento en la Argentina se aceleró desde que en 2004 Sosa retornó de los Estados Unidos con la intención de montar a nivel local oficinas de la mayor franquicia inmobiliaria del mundo.

Durante el primer año de operaciones, en 2005, Sosa y Peñate otorgaron ocho franquicias. En 2015, la red local alcanzó las 100. A nivel global, la marca está presente en más de 100 países de los cinco continentes.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios