Vacaciones

Verano 2021: casas de lujo superan los u$s 10.000 y escasean

En contramano de la crisis que atraviesa el sector, las propiedades de alta gama frente al mar, en el bosque o en countries superan el 90% de ocupación en playas como Pinamar y Cariló. Donde se concentra la oferta que aún queda disponible y a qué valores

Los alquileres de propiedades de lujo en la Costa Atlántica viven el mejor verano del último tiempo y "salvan" la temporada en los balnearios más exclusivos, en un contexto atípico para los operadores turísticos, con un nivel de reservas que, aún, no despega por fuera de este segmento.

Aunque el partido de Pinamar que abarca también a las localidades de Valeria del Mar, Ostende y Cariló cuadruplicó el número de contagios en menos de un mes, con un promedio de 200 casos diarios, según los datos oficiales, la pandemia no frenó a los veraneantes a elegir el destino para sus vacaciones.

Las casas de alta gama frente al mar, en el bosque o en countries superan el 90% de ocupación en estas playas, en contramano de la crisis que atraviesa el sector, en la que los hoteles le piden desesperadamente al Estado que les prorroge el ATP para continuar recibiendo huéspedes y los comerciantes gastronómicos iniciaron amparos contra el Gobierno por las restricciones nocturnas a su funcionamiento.

Vacaciones 2021: las aerolíneas suman vuelos a más destinos con ofertas para el verano

Prácticamente, ya no quedan inmuebles de categoría disponibles en estos puntos turísticos. Los alquileres cotizan en dólares y los valores rondan entre los u$s 8000 y u$s 12.000 el mes en chalets de cuatro ambientes, con parque, parrilla y piscina, con espacio para seis o siete personas. 

Comparado al año pasado, los precios registran una suba de alrededor del 40%. Usualmente, la estadía mínima es de 15 días y muchos propietarios no aceptan grupos de jóvenes ni mascotas.

Desde Balmoral Propiedades, inmobiliaria de Pinamar, aseguran que "lo primero en alquilarse fue lo más caro". "La temporada se perfilaba más tranquila que otros años, hasta que el anuncio de cierre de fronteras con Uruguay disparó abruptamente la demanda. Para febrero, tenemos una ocupación cercana al 85% ya", sostienen.

Según Joaquín Bustillo, titular de Celtis Cariló, "lo más grande y lo más premium es lo más buscado en Carilo". "Las ubicaciones de mayor calidad frente al mar fueron las primeras en reservarse", afirma.

En Costa Esmeralda, La Herradura y Villa Robles la ocupación es similar a la de los countries del conurbano

De acuerdo a las fuentes consultadas del mercado inmobiliario, aún se encuentran inmuebles en la zona cercana al golf y La Frontera en Pinamar, así como también casonas en las afueras del centro, como en el camino a Valeria del Mar. En la segunda quincena de febrero, hay más disponibilidad, teniendo en cuenta que muchos inquilinos eligen vacacionar durante los primeros 15 días del mes, dado que se espera que el ciclo lectivo inicie el 17

Al igual que en los countries del conurbano bonaerense, donde la demanda supera a la oferta, en barrios privados como Costa Esmeralda, La Herradura y Villa Robles, que implementaron protocolos de prevención e higiene en las áreas comunes y los club house, el nivel de ocupación es similar.

"Hay que calcular entre u$s 200 y u$s 400 por día. Los alquileres son quincenales o mensuales, mayoritariamente. El nivel de ocupación este verano en esta categoría es récord comparado a los últimos años. La vedette de la temporada solían ser los edificios con amenities. Ahora, la gente busca hospedajes en contacto con la naturaleza y múltiples comodidades en el mismo lugar", explica Iván Renkine, martillero y corredor público de la zona, titular de Ivan Renkine Dinamismo Inmobiliario.

Vacaciones 2021: precios de carpas y sombrillas subieron 30%

Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, el pago total es por anticipado y los importes no incluyen conceptos como la comisión que cobra la inmobiliaria por la transacción (aproximadamente, el 10% más IVA), el depósito en garantía (se pide alrededor del 30% del precio de alquiler en efectivo), gastos asociados a limpieza y logística (en torno a los u$s 100) y servicios prepagos, como cable por DirecTV. Estos cargos se abonan, generalmente, al momento de la firma del contrato de locación.  

En buena medida, la alta demanda se explica por la cantidad de argentinos que antes de la pandemia vacacionaban en el exterior, como en Punta del Este (Uruguay), que este verano cerró sus puertas al turismo extranjero, y en Miami (los Estados Unidos), que acaba de decretar una cuarentena estricta para quienes llegan al país. 

Se suma el hecho de que la oferta de propiedades disponibles es menor a la de otros años, dado que propietarios que dejaban sus viviendas en esta época del año, este verano pasan sus vacaciones en ellas, aunque muchos colgaron el cartel de alquiler, aprovechando el elevado interés. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios