El Cronista Comercial

Nadal invierte en el turismo deportivo y otros negocios

Según YPF hay dos interesados en construir planta de GNL

Hay vida después del deporte para Rafa Nadal. Bien asesorado, el tenista español está sabiendo administrar su patrimonio. Con unas ganancias en premios que superan los 75 millones de euros a lo largo de su carrera, el de Manacor ha invertido gran parte de lo recaudado en la Rafa Nadal Academy y en otros negocios. El centro, inaugurado en 2016, tiene habilitada una reforma cercana a los 10 millones de euros y que sumarían a los 25 de la primera fase, con el reto de consolidarse dentro del turismo deportivo.

Mallorca ya no será únicamente sol y playa para el mercado alemán. Un nuevo turismo, el deportivo, desembarcará con más regularidad en la isla gracias a la ampliación presupuestada en 10 millones para la Rafa Nadal Academy. Aunque el centro deportivo nació en 2016 como un centro deportivo para reclutar talento tenístico, ahora, con una ampliación residencial de un 54%, el centro abrirá las puertas también al turismo deportivo. Tras la aprobación por parte del Parlament de Mallorca de una nueva Ley de Vivienda el pasado mes de mayo, las instalaciones duplicarán su tamaño y llegarán aproximadamente hasta los 73.507 metros cuadrados. Y en breve se pondrá en marcha otra en Cancún (México).

De esta forma, la residencia de Manacor aumentará considerablemente en número de camas. Además, está previsto también que crezca en cuanto a instalaciones deportivas. Actualmente, el centro dispone de 27 pistas de tenis, de las cuales la mayoría son de superficie rápida. No obstante, la idea de Nadal y su equipo es la de abrirse al turismo deportivo en general y no limitar al tenis. Ya de por sí, dispone de pistas de squash, pádel e incluso campo de fútbol, una de las pasiones del español. Con el futuro ‘look’, la Rafa Nadal Academy quiere consolidarse como un referente turístico de Mallorca y en el plano nacional en los próximos años, aunque todavía no hay fecha fijada para la reforma. Para entonces, Nadal puede estar ya al mando de las operaciones. Su calendario deportivo le mantiene ahora en un segundo plano, pero todo podría cambiar el día que retire.

Al menos en 2019 seguirá en activo, una temporada en la que pretende llegar en forma al Open de Australia, aunque su principal reto será sumar el que sería su duodécimo título en el Open de Francia. Sin rival en la tierra y siendo el tenista más laureado en este tapete de la historia, se postula como el principal aspirante en las cuotas de tenis y las diferentes apuestas al torneo francés un año más.

Tiene un restaurante en Miami

De París provienen la mayor parte de sus ganancias, que le convierten en el cuarto tenista de la historia con más ingresos, un total de 75.430.424,98 millones de euros hasta la victoria en su último Open de Francia en 2018. Gran parte de esos millones los ha invertido en su centro turístico, aunque no es su único negocio. Junto a Enrique Iglesias, Nadal está detrás del Restaurante Español TATEL, situado dentro del Hotel Ritz-Carlton de Miami, y junto a otros asociados compró, no hace mucho, suelo primario en Madrid para la construcción de un edificio totalmente moderno.

Por lo tanto, a Nadal no le faltará trabajo cuando deje el tenis profesional. La Rafa Nadal Academy, en proceso de reforma centrará presumiblemente su día a día en el futuro, aunque tiene otros negocios abiertos como para tener su agenda tan ocupada como actualmente.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo