El Cronista Comercial
SÁBADO 20/07/2019

La italiana BTS se instala en el país y apuesta al desarrollo del biogás

El año pasado proveyó los equipos para dos plantas eléctricas en la zona núcleo. Además de la generación de energía, apuntan al uso como combustible y fertilizante

La italiana BTS se instala en el país y apuesta al desarrollo del biogás

Tras haber abastecido de equipos para la construcción de dos plantas eléctricas de biogás en Venado Tuerto y Pergamino, la empresa italiana BTS se instala en el país con la mira puesta en el crecimiento de la energía renovable y el uso de de fertilizantes orgánicos. El desembarco se produjo en asociación con la argentina Seed Energy, responsable de la operación de ambas plantas.

“La Argentina en términos agropecuarios es de manera natural un mercado muy interesante para el biogás , por la disponibilidad de biomasas de cultivos energéticos, vinculada con la actividad pecuaria y como subproducto de la agroindustria. Hay una gran cantidad de biomasa”, explicó a El Cronista Riccardo Gefter, director Internacional de BTS Biogas, compañía con más de 25 años en el mercado de las renovables y Tenemos 25 años de trayectoria y 202 plantas construidas en Italia y otros países de Europa y Japón.

Según el ejecutivo italiano, el biogás es una solución a los pasivos ambientales de la actividad agropecuaria. Especialmente, destacó, los que se producen que la intensificación de la actividad ganadera, porque permite manejar los desechos y la recuperación de sustancia orgánica en el suelo.

“Con el plan RenovAr en la Argentina nos acercamos a este mercado y conocimos a Seed Energy, con quienes nos llevamos muy bien. Nos gustó mucho su proyecto, que está en la frontera en el panorama del biogás, por sus características y su ubicación en la zona núcleo”, agregó.

Por lo pronto BTS ya tiene un compromiso con Seed Energy para brindarle servicio de posventa y de mantenimiento de la planta durante cinco años. Además, está a la espera de qué hará el gobierno en materia de energía renovable y mira con atención las licitaciones que ya están haciendo las provincias: “Por el momento parece que no va a haber más rondas después de RenovAr 3. También tenemos en vista la de Santa Fe, que anunció que iba a licitar algunos megavatios para biogás”.

Gefter señaló que aunque el concepto del biogás está muy difundido en el país, todavía hay muy pocas plantas. Además, se lamentó de que los productores aún no pudieron ver los cambios que se generan con el uso del digestato –el residuo final de la biomasa, después de la generación de biometano– como fertilizante.

“En Italia hay quienes ya no usan fertilizantes químicos. Se puede utilizar en cultivos orgánicos. Este es un juego que está comenzando en la Argentina y que es muy interesante. Con dos o tres campañas ya se verían los resultados”, se entusiasmó. Para la comercialización como fertilizante, explicó, aún resta la autorización del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

En Europa, el biometano licuado (LNG) ya se empezó a usar como combustible para camiones, tractores, trenes y colectivos. El gas puede ser inyectado en la red de estaciones de servicio que despachan el metano de origen fósil. La experiencia del gas comprimido (GNC) en el parque automotor de la Argentina le permite a BTS pensar que el país será terreno fértil para estos desarrollos.

“Los autos van a ser eléctricos en el mediano plazo. Pero en el transporte pesado el metano y por ende el biometano ya es una realidad. Hoy en Europa no se subsidia más el biogás para generación eléctrica, sino que se subsidia el biometano para transporte y ahí entramos en otro escenario. La molécula del biometano es igual a la del metano proveniente de los hidrocarburos. Y hoy está tomando relevancia en el sector de transporte”, destacó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo