El Cronista Comercial

El cofundador de Bumeran que busca empresas locales en las que invertir

Con más de dos décadas en el universo emprendedor, Santiago Pinto Escalier (52) fue cofundador de Bumeran y de Motormax. Cuál es su estrategia de inversión.

Tiene más de dos décadas en el ecosistema emprendedor. Licenciado en Marketing y con un máster en Comunicaciones Corporativas por la UCES, antes de ser inversor fue uno de los cofundadores y también CEO de Bumeran.com, luego comprada por Tiger Global. Más cerca en el tiempo –en 2012–, cofundó Motormax, compañía de e-commerce enfocada en el financiamiento de autos.  

“Invierto a título personal”, dice, y agrega que le gusta involucrarse con los emprendedores. “Busco a aquellos seriales, que tengan alguna razón por la cual deban torcer una historia de frustración, quienes estén dispuestos a romperse el alma”, caracteriza. En ocasiones se encuentra con emprendedores que hicieron el camino correcto, pero se pregunta si aguantarán lo que viene. “Si van a poder bancarse hacer lo que no les gusta hacer durante mucho tiempo. Esa transición es difícil y angustiante. Ahí muchos que estaban en el camino pavimentado piensan que es insoportable”, apunta. “La Argentina a veces termina sacando a los emprendedores del negocio. Salvo que encuentren a un director de operaciones impecable”, dice.

Argentino, primero

Ha invertido en alguna empresa extranjera, pero prefiere la Argentina. “Una de las mejores maneras de que el país no sea irrelevante es que tenga empresas potentes en el mundo”. Y agrega que no solo se trata de brindar ayuda, sino de recibir algo a cambio. “Estar con los emprendedores es una ganancia enorme, más allá de lo económico. Si no lo hiciera, me perdería lo más rico, que es conocer gente fantástica”, opina. Está interesado en distintas industrias. “Invierto en blockchain, mucho. En empresas de tecnología de agro. Sí busco compañías que sean internacionalizables, para independizar el riesgo de la Argentina”, explica.

Pinto Escalier busca tener no menos de 10 compañías en su portfolio. “Básicamente, porque al tener muchas una puede cambiar la dinámica de inversión: que en cuatro pierdas; en tres, más o menos; y en dos tengas retornos”, dice. Sabe que un buen caso puede cambiar la ecuación. “Que una compañía pague cinco o 10 veces paga las demás”, informa. Aunque aclara: “De cualquier manera, en estadíos tempranos es muy difícil darte cuenta de cuál será a la que le irá bien”.

Pinto Escalier comenzó a estudiar en 2006 el mercado de inversores ángeles, algo que no existía en la Argentina. “El ciclo de inversión, en promedio, daba siete años. Estructuré mis inversiones para que el promedio diera eso”, recuerda. Luego se dio cuenta de que no estaba en Silicon Valley. “El promedio se alargó a los 10, 11 años”, afirma. De todas maneras, aguarda ver prontas cosechas: “Espero tener algunos más en los próximos años”.

La serie más común en la que invierte es la seed, aunque también prueba con angels. “Muy pocas veces, en una A”, diferencia. Su piso de inversión fue de u$s 25.000, aunque llegó a desembolsar, “en un caso muy grande”, u$s 500.000. Realiza, en algunos casos, continuaciones en las inversiones y recuerda que también terminó como socio de alguna empresa, como Smowtion –con foco en el negocio de las adnetworks–, por la que fue seleccionado emprendedor Endeavor, en 2010. “Pero eso no lo hago más”, actualiza.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo